Calcio y salud ósea en los niños: Otras preguntas frecuentes

En la sección Información sobre el tema encontrará información básica sobre temas como "¿Qué es?" y "¿Cuántas personas se ven afectadas?". Además, en esta sección se responde a preguntas frecuentes específicas sobre un tema determinado.

¿Cómo ayuda la dieta a mantener la salud ósea?

Su cuerpo utiliza los nutrientes de su dieta para formar los huesos. El nutriente más importante de su dieta para la formación de los huesos es el calcio. El calcio es fundamental para formar masa ósea que permita realizar actividad física y reducir el riesgo de fracturas. Al ayudar a que su hijo lleve una dieta rica en calcio, puede ayudarle a que tenga huesos fuertes toda la vida. Muchos alimentos contienen calcio, como la leche y los productos lácteos, las verduras y el pescado. Además, se puede agregar calcio a los alimentos o a la leche y los jugos para aumentar la cantidad de ingesta total diaria.

¿Cómo se relaciona la vitamina D con los huesos saludables?

La vitamina D es importante para la formación de huesos fuertes porque ayuda a que el organismo absorba el calcio que hay en la leche y otros alimentos. Los niños que no reciben suficiente vitamina D pueden desarrollar raquitismo, una enfermedad en la que los huesos se vuelven frágiles, finos y quebradizos.

En una encuesta de salud de gran alcance se determinó que el 9% de los niños, adolescentes y adultos estadounidenses de 1 a 21 años tenía niveles de vitamina D lo suficientemente bajos como para correr riesgo de desarrollar raquitismo. En los adolescentes, el 61% tenía una deficiencia grave de vitamina D. Los niños que no bebían leche con frecuencia tenían un riesgo más alto de tener deficiencia de vitamina D.1

La luz solar estimula al organismo a producir vitamina D en la piel. Sin embargo, cuando pasan tiempo al aire libre, los niños deben usar ropa de protección y pantalla solar para evitar las quemaduras solares, que pueden provocar cáncer de piel más adelante.2 (Para más información sobre la seguridad al sol, visite el sitio web de la Academia Americana de Pediatría en el contenido de InglésNotificaciόn de salida.)

Hay pocos alimentos que contengan vitamina D naturalmente. La mayor parte de la vitamina D en nuestras dietas proviene de alimentos fortificados, como la leche, el jugo de naranja, el yogur y algunos cereales para el desayuno.

En la siguiente tabla encontrará fuentes de alimentos seleccionados ordenados según la cantidad aproximada de vitamina D en una porción estándar:

Alimento Tamaño de la porción Vitamina D (IU)
Aceite de hígado de bacalao 1 cucharada 1.360
Pez espada cocido 3 oz 566
Salmón rojo cocido 3 oz 447
Atún enlatado en agua, escurrido 3 oz 154
Jugo de naranja fortificado con vitamina D 8 oz 137
Leche (descremada, semidescremada o entera) fortificada con vitamina D 8 oz 115-124
Yogur fortificado con vitamina D 6 oz 80
Margarina fortificada con vitamina D 1 cucharada 60
Sardinas enlatadas en aceite, escurridas 2 sardinas 46
Hígado de vaca cocido 3 oz 42
Huevo (la vitamina D está en la yema) 1 grande 41
Cereales prontos para comer fortificados con vitamina D 6-8 oz 40

Adaptado de: Oficina de Suplementos Dietéticos (ODS por sus siglas en inglés), Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés) (2011). Dietary supplement fact sheet: Vitamin D. Obtenido el 21 de abril de 2012 de http://ods.od.nih.gov/factsheets/VitaminD-HealthProfessional/ en el contenido de Inglés

Al igual que con el calcio, los niños y los adolescentes necesitan cantidades diferentes de vitamina D. en su dieta según su edad:3

Según la edad Los niños y los adolescentes deben consumir esta cantidad de vitamina D por día:
Menores de 1 año 400 unidades internacionales (IU por sus siglas en inglés)
Entre 1 y 18 años 600 IU

La Academia Americana de Pediatría recomienda que los bebés amamantados reciban un suplemento de 400 IU de vitamina D por día, comenzando pocos días después de nacer y durante toda la infancia.4 Esto se debe a que la leche materna, si bien se considera el mejor alimento para los bebés por muchas otras razones, no es una buena fuente de vitamina D. Los bebés que toman fórmula en forma total o parcial, pero beben menos de 32 onzas de fórmula fortificada con vitamina D por día, también necesitan el suplemento diario de 400 IU de vitamina D.5

¿Qué es el pico de masa ósea?

El pico de masa ósea es la cantidad de hueso que una persona tiene en los primeros años de la adultez. El cuerpo produce la mayor parte de los huesos antes de cumplir los 19 años en las mujeres y los 22 años en los varones.1 En otras palabras, entre los 19 y los 22 años aproximadamente, los huesos de la mayoría de las personas son lo más densos y fuertes que llegarán a ser. Maximizar el pico de masa ósea durante la adolescencia reduce el riesgo de osteoporosis (huesos finos y débiles que se quiebran con facilidad) más adelante.

¿Qué puedo hacer para que mi hijo consuma más calcio?

Coloque calcio en la mesa en cada comida. Sea un buen ejemplo para sus hijos y beba leche frente a ellos. Incluya leche semidescremada en cada comida y otros alimentos ricos en calcio y fortificados con calcio en el correr del día.

Algunas personas podrían tener dificultad para digerir los productos lácteos debido a la intolerancia a la lactosa. La lactosa es el azúcar que se encuentra en la leche y los productos lácteos. Cuando no se digiere la lactosa, podría causar malestar estomacal, hinchazón, diarrea y gases.

La intolerancia a la lactosa no es común en los niños pequeños. Es menos problemática si la leche o los productos lácteos se consumen con las comidas. Consulte al pediatra si cree que su hijo podría tener problema para digerir la leche y los productos lácteos.


  1. Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). (Febrero de 2010).Keeping bones strong and healthy: Let's talk about osteoporosis. NIH News in Health. Obtenido el 8 de mayo de 2012 de http://newsinhealth.nih.gov/2010/February/feature1.htm en el contenido de Inglés
  2. Kumar, J., Muntner, P., Kaskel, F. J., Hailpern, S. M., & Melamed, M. L. (2009). Prevalence and associations of 25-hydroxyvitamin D deficiency in US children: NHANES 2001–2004. Pediatrics, 124(3), e362–370.
  3. Wagner, C. L., & Greer, F. R. (2008). Prevention of rickets and vitamin D deficiency in infants, children, and adolescents. Pediatrics, 122(5), 1142-1152. 
  4. Instituto de Medicina (IoM por sus siglas en inglés). (Noviembre de 2010). Dietary reference intakes for calcium and vitamin D. Report brief. Obtenido el 21 de abril de 2012 de  http://nationalacademies.org/hmd/reports/2010/dietary-reference-intakes-for-calcium-and-vitamin-d.aspx en el contenido de Inglés
  5. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). (2009). Amamantamiento Vitamin D supplementation. Obtenido el 8 de mayo de 2012 de  http://www.cdc.gov/breastfeeding/recommendations/vitamin_D.htm en el contenido de Inglés
  6. Academia Americana de Pediatría (AAP por sus siglas en inglés) (2012). Vitamin D and your baby. Obtenido el 22 de mayo de 2012 de http://www.healthychildren.org/English/healthy-living/nutrition/Pages/Vitamin-D-And-Your-Baby.aspx?nfstatus=401 en el contenido de Inglés

« ¿Cómo ayuda la actividad física a la salud de los huesos?

arriba de paginaARRIBA