Lesión pediátrica: Actividades de investigación y avances científicos

Avances y actividades del Instituto

La cartera de investigaciones del NICHD abarca temas que incluyen los cuidados intensivos pediátricos, el traumatismo cerebral (TBI por sus siglas en inglés), la rehabilitación de un TBI y la prevención de las lesiones pediátricas.

El NICHD apoya las investigaciones sobre cuidados intensivos pediátricos. A medida que los niños discapacitados y frágiles en términos médicos viven más después de la aparición de la enfermedad o lesión, se hacen cada vez más necesarias investigaciones que evalúen los resultados a largo plazo después de la administración de cuidados intensivos pediátricos. Actividades de investigación pertinentes buscan responder a preguntas sobre la relación entre las prácticas de los cuidados intensivos pediátricos y la salud y la discapacidad infantil. Estudios de investigación se centran en establecer un vínculo entre la ciencia y la medicina intensiva pediátrica y la epidemiología, la prevención y el tratamiento de las discapacidades en los niños. Por ejemplo, la elección de técnicas de apoyo cardiovascular y respiración artificial; la elección de agentes farmacológicos de sedación y analgesia y sus efectos a más largo plazo en la salud; y el desarrollo del niño son todos temas que surgen dentro de las investigaciones sobre cuidados intensivos pediátricos. Dado que el uso de recursos es un tema tan central en la mayoría de los servicios de cuidados intensivos pediátricos, las comparaciones en cuanto a la cantidad de horas de enfermería y otras mediciones del uso de servicios son interesantes para sopesar los eventuales beneficios para los niños y las familias.

El Instituto también apoya investigaciones para entender todos los aspectos del traumatismo cerebral y el accidente cerebrovascular, incluidos los mecanismos subyacentes, así como para desarrollar y evaluar terapias de rehabilitación  médica e intervenciones relacionadas que permitan mejorar las funciones, la calidad de vida y los resultados de los pacientes que sufren un traumatismo cerebral o accidente cerebrovascular. Además, el programa apoya iniciativas relacionadas con los trastornos secundarios del traumatismo cerebral y el accidente cerebrovascular, como la atrofia muscular, los problemas del habla y el lenguaje, el dolor y los efectos psicológicos y psicosociales de estos trastornos.

En la División de Investigación Intramuros sobre la Salud de la Población (DIPHR por sus siglas en inglés) en el contenido de Inglés, el Departamento de Conductas de Salud (HBB por sus siglas en inglés) en el contenido de Inglés realiza investigaciones relacionadas con la prevención de lesiones. Investigadores del HBB crearon un programa de investigación integral sobre las causas y la prevención de los accidentes automovilísticos. Esta investigación incluye estudios naturalistas con vehículos instrumentados, estudios experimentales con simuladores de conducción y pistas de prueba, y estudios de evaluación de los efectos del Programa de Puntos de Control Parental. Además, investigadores del HBB estudiaron la integración de las comunicaciones sobre salud adaptadas individualmente en el entorno de atención primaria pediátrica, la cual podría ofrecer una manera innovadora y efectiva de reducir las lesiones en los niños pequeños. El Departamento de Enfermedades Críticas y Traumatismos Pediátricos (PTCIB por sus siglas en inglés) en el contenido de Inglés de la División de Investigación Extramuros en el contenido de Inglés también apoya las investigaciones en estas áreas.

Algunos hallazgos recientes del NICHD y de investigadores apoyados por el NICHD incluyen:

  • Nutrición suplementaria y tasas de infección en niños en estado de salud crítico
    Hasta el 40% de los niños que requieren cuidados intensivos de largo plazo desarrolla infecciones en el torrente sanguíneo, con frecuencia relacionadas con la necesidad de catéteres y respiradores artificiales. Para ayudar a prevenir estas infecciones, los niños en las unidades de cuidados intensivos pediátricas con frecuencia reciben suplementos nutricionales que incluye zinc, selenio y proteínas. Sin embargo, estudios de investigación realizados en algunos adultos y grupos de niños específicos en estado de salud crítico indican que los suplementos adicionales también podrían ser útiles para reducir el riesgo de infección.

    Los científicos realizaron un ensayo clínico aleatorizado en el que compararon dos tipos diferentes de suplementos nutricionales en unidades de cuidados intensivos pediátricas. La mitad de los niños recibió un suplemento llamado ZSGM, que incluía zinc, selenio, glutamina y metoclopramida adicionales, además de lo que los niños recibirían usualmente como parte de los cuidados de rutina. La otra mitad de los niños recibió suplementos con proteína de suero, que incluye aminoácidos esenciales que podrían ayudar a reforzar el sistema inmunitario, y así ayudar a los niños a combatir las infecciones. Los investigadores compararon las tasas de infección tras la aplicación de estos dos enfoques en casi 300 niños en estado de salud crítico. También compararon los resultados de ambos tratamientos en los 25 niños que tenían enfermedades que afectaban la efectividad de sus sistemas inmunitarios.

    Los investigadores descubrieron que las tasas de infección eran idénticas en los dos grupos. Sin embargo, para la pequeña cantidad de pacientes con sistemas inmunitarios comprometidos, el grupo que recibió ZSGM tenía tasas de infección más bajas. Este resultado sugiere que los suplementos de ZSGM podrían ser útiles para los niños con un estado de salud crítico y sistemas inmunitarios comprometidos. (PMID: 22079954 en el contenido de Inglés)
  • Medicamento esteroide ayuda a los jóvenes pacientes quemados a recobrar el crecimiento y la masa muscular 
    La oxandrolona, un medicamento esteroide, se ha usado para ayudar a los jóvenes pacientes quemados. En el corto plazo, el medicamento ayudó a los jóvenes pacientes quemados a mantener la masa corporal y acortó su estadía en la unidad de cuidados intensivos. Sin embargo, no hay datos disponibles para evaluar los efectos a largo plazo del medicamento.

    Investigadores realizaron un ensayo controlado y aleatorizado de la oxandrolona e hicieron un seguimiento de los pacientes durante 5 años para evaluar los resultados a largo plazo. Los jóvenes pacientes quemados fueron asignados al azar a dos grupos. Un grupo recibió oxandrolona durante 1 año luego de recibir las quemaduras y el otro grupo recibió un placebo. Dentro de cada grupo, algunos niños fueron elegidos al azar para participar en un programa de ejercicios adicional. Los investigadores descubrieron que los niños gravemente quemados que recibieron oxandrolona tuvieron una recuperación a largo plazo mucho más importante en altura, contenido mineral óseo y fuerza muscular, en comparación con los niños que recibieron el placebo. Los niños que recibieron tanto oxandrolona como el programa de ejercicios adicional tuvieron mejoras aún más importantes en la fuerza muscular. Estos beneficios se mantuvieron durante los 5 años posteriores a las quemaduras sin efectos secundarios adversos. (PMID: 22463890 en el contenido de Inglés)
  • Patrones de consumo de sustancias en los adolescentes estadounidenses
    Según varios estudios nacionales, la mayoría de los adolescentes estadounidenses consumirá algún tipo de sustancia antes de graduarse de la secundaria. Sin embargo, es necesario realizar más investigaciones para identificar los patrones de consumo y abuso de sustancias. Los científicos usaron el estudio NEXT, una muestra nacional representativa de más de 2.500 adolescentes estadounidenses de 10º grado, para evaluar los patrones de consumo de sustancias. Alrededor del 29% de estos adolescentes informó haber consumido alguna droga ilícita el año anterior. El 26% consumió marihuana, el 9% consumió de manera indebida medicamentos y el 8% consumió otras drogas ilegales (p. ej. éxtasis, anfetaminas, cocaína, esteroides anabólicos o goma/solventes). En el último mes, el 35% de los adolescentes informó consumir alcohol; el 27% tuvo un consumo compulsivo ocasional (borrachera) y el 19% fumó cigarrillos.  

    A partir de estos datos se identificaron cuatro grupos de adolescentes. 
    • Casi el 60% de los adolescentes se clasificó en el grupo de "no consumidor". Estos adolescentes tenían probabilidad muy baja de consumir cualquier sustancia. 
    • Aproximadamente el 23% de los adolescentes se consideró predominantemente como consumidor de alcohol. Estos  adolescentes tenían alta probabilidad de beber y una probabilidad moderadamente alta de tener borracheras, moderada probabilidad de fumar marihuana y cigarrillos, y baja probabilidad de consumo indebido de medicamentos o de otras drogas ilegales. 
    • Aproximadamente el 10% de los adolescentes se consideró predominantemente como consumidor de marihuana. Estos adolescentes tenían alta probabilidad de consumir marihuana, baja probabilidad de consumir otras sustancias y casi ningún consumo de alcohol o borracheras. 
    • El grupo final, formado por aproximadamente el 7% de los adolescentes, se clasificó como "consumidor de sustancias múltiples". Los adolescentes en este grupo tenían alta probabilidad de consumir cada una de las sustancias. El grupo de sustancias múltiples fue el único grupo con alta probabilidad de consumir medicamentos de venta bajo receta de forma indebida. Además, estos adolescentes eran mucho más propensos a tener problemas de salud mental. Los adolescentes en el grupo de sustancias múltiples informó tener niveles más altos de síntomas de depresión, más dolores de cabeza, de estómago y de espalda, que con frecuencia son subyacentes en la depresión. (PMID: 23465320 en el contenido de Inglés)
  • La conducción arriesgada y el riesgo de accidentes es más alta en los conductores adolescentes novatos que en los conductores adultos
    En un estudio con vehículos instrumentados, investigadores del NICHD descubrieron lo siguiente:
    • Los conductores adolescentes novatos tenían un riesgo de accidente 4 veces más alto que sus padres; el riesgo de accidente disminuía con el tiempo, pero luego de tener la licencia durante 18 meses, todavía continuaba siendo significativamente más alto que el de los padres.
    • Los conductores adolescentes novatos conducían de manera más arriesgada, con frenadas bruscas frecuentes, curvas muy cerradas y volantazos. Las tasas de hechos vinculados a la elevada fuerza de gravedad resultante, evaluada por acelerómetros, fueron 4 a 5 veces más altas en los adolescentes que en sus padres.
    • Los adolescentes también excedían el límite de velocidad con frecuencia.
    • Las normas sociales eran los mejores indicadores de conducción arriesgada en los adolescentes. Los conductores adolescentes que percibían que sus amigos conducían de manera arriesgada, también conducían de manera arriesgada.
    • En un ensayo aleatorizado, los adolescentes que recibieron comentarios sobre su conducción arriesgada no cambiaron su conducta de conducción arriesgada cinemática, pero aquellos cuyos padres también recibieron información sobre los hechos vinculados a la fuerza de gravedad elevada redujeron significativamente la conducción arriesgada. 
  • Los padres importan
    En una investigación sobre el Programa de Puntos de Control en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida , que incluye comunicaciones persuasivas y un novedoso acuerdo de conducción entre los padres y los adolescentes, los investigadores descubrieron lo siguiente :
    • Los límites parentales sobre los conductores adolescentes no fueron muy estrictos y no duraron mucho tiempo.
    • Los adolescentes cuyos padres establecieron límites más estrictos tuvieron menos casos de conducción arriesgada y menos citaciones y accidentes.
    • Las familias que participaron en el Programa Puntos de Control, en comparación con el grupo de control, fijaron límites más estrictos y los adolescentes tuvieron menos casos de conducción arriesgada y menos citaciones.

Otros avances y actividades

El NICHD apoya una cantidad de redes de investigación y capacitación, que incluyen:

  • La Red de Investigación Colaborativa sobre Cuidados Intensivos Pediátricos  (CPCCRN por sus siglas  en inglés) en el contenido de Inglés. Esta red sirve como un recurso nacional para estudiar las bases científicas de la medicina intensiva pediátrica. La CPCCRN brinda la infraestructura necesaria para realizar ensayos clínicos rigurosos y estudios descriptivos de medicina intensiva pediátrica. La Red busca reducir la mortalidad y la morbilidad a causa de enfermedades y lesiones pediátricas críticas al mejorar los conocimientos sobre la base científica de la práctica de la medicina intensiva pediátrica. Actualmente incluye ocho centros clínicos colaborativos con grandes unidad de cuidados intensivos pediátricas. Un centro de coordinación de datos en el Centro de Ciencias de la Salud de la Universidad de Utah apoya a la red mediante sistemas informáticos de vanguardia para manejar las complejidades de la investigación colaborativa emergente.
  • Red de Infraestructura para la Investigación de la Rehabilitación Médica (MRRIN por sus siglas en inglés) en el contenido de Inglés. Esta red, financiada a través del  Centro Nacional para la Investigación de la Rehabilitación Médica (NCMRR por sus siglas en inglés) con apoyo adicional del Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) y el Instituto Nacional de Imágenes Biomédicas y Bioingeniería (NIBIB por sus siglas en inglés), crea infraestructura para la investigación de la rehabilitación médica. Para ello, brindar a los investigadores acceso a expertos, cursos y talleres, tecnología y otras oportunidades de colaboración con disciplinas afines como la neurociencia, la ingeniería, la conducta aplicada y las ciencias sociales.
  • El NICHD también apoya al Programa de Desarrollo de Científicos de Cuidados Intensivos Pediátricos (PCCSDP por sus sigls en inglés) en el contenido de InglésNotificaciόn de salida , un programa nacional de desarrollo profesional y capacitación docente que desarrolla médicos científicos exitosos especializados en cuidados intensivos pediátricos que realizan investigaciones para mejorar la comprensión científica, el manejo clínico y la rehabilitación de las enfermedades pediátricas críticas.
arriba de paginaARRIBA