Novedades de la ciencia: El consumo de cannabis durante el embarazo puede afectar la función placentaria, sugiere un estudio financiado por los NIH

Cannabis asociado a trastornos hipertensivos y otras afecciones vinculadas a la salud placentaria

Jueves, Enero 4, 2024
Alguien sosteniendo una licencia de marihuana en cuatro dedos de su mano hacia arriba.
Crédito: Imagen de archivo

En comparación con las personas embarazadas que dieron negativo en el consumo de cannabis durante el embarazo, las personas embarazadas que dieron positivo tenían un riesgo 27% mayor de sufrir trastornos asociados con el mal funcionamiento de la placenta, incluidos los trastornos hipertensivos del embarazo o tener un bebé pequeño para la edad gestacional, sugiere un estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud.

Para aumentar las posibilidades de un embarazo y un recién nacido sanos, los autores advirtieron contra el consumo de cannabis durante el embarazo.

El estudio fue realizado por Torri Metz, M.D., de la University of Utah Health [Universidad de Salud de Utah], y sus colegas. Aparece en el Journal of the American Medical Association [Revista de la Asociación Médica Americana]. El financiamiento provino del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver de los NIH.

Antecedentes

Un informe anterior encontró que el consumo de cannabis durante el embarazo está relacionado con un menor peso al nacer de los hijos. Un estudio con macacos rhesus indicó que los animales expuestos al cannabis tenían placentas con menor flujo sanguíneo y menos oxígeno que las placentas de animales no expuestos.

Estudios anteriores sugieren que es posible que el consumo de cannabis entre personas embarazadas no se informe lo suficiente. Las respuestas al cuestionario sobre el consumo de cannabis durante el embarazo suelen subestimar el uso real entre dos y tres veces en comparación con los exámenes hospitalarios de muestras de orina y tejido en el momento del ingreso hospitalario. Esta falta de informe, afirmaron los autores, dificulta la comprensión de los efectos potenciales del cannabis durante el embarazo.

Para el estudio actual, los investigadores compararon los niveles de un subproducto del cannabis en muestras de orina que los participantes proporcionaron en un estudio en el contenido de Inglés anterior. Las muestras se recolectaron en tres intervalos: de 6 a 13 semanas (el primer trimestre), de 16 a 21 semanas y de 22 a 29 semanas. Los investigadores compararon un resultado positivo de la prueba con las probabilidades de complicaciones que se cree que están relacionadas con el funcionamiento deficiente de la placenta: parto pequeño para la edad gestacional, parto prematuro por indicación médica, muerte fetal o trastornos hipertensivos del embarazo.

Resultados

De los 9257 participantes en el análisis, 610 (6,6%) dieron positivo en cannabis, 197 (32,4%) dieron positivo solo durante el primer trimestre y 413 (67,6%) dieron positivo más allá del primer trimestre.

De los que dieron positivo en cualquier momento del estudio, el 25,9% tuvo una o más de las complicaciones relacionadas con el deterioro placentario, en comparación con el 17,4% de los que dieron negativo, un riesgo mayor del 27%. El consumo de cannabis solo durante el primer trimestre se asoció con un riesgo 18% mayor de sufrir una afección relacionada con la placenta. El consumo de cannabis durante el embarazo se asoció con un riesgo un 32% mayor.

Datos relevantes

Los autores dijeron que sus hallazgos sugieren que se debe evitar el consumo de cannabis durante el embarazo para optimizar los resultados maternos y neonatales.

Referencia

Metz, T.D., et al. Cannabis exposure and adverse pregnancy outcomes related to placental function. Journal of the American Medical Association. 2023.

arriba de paginaARRIBA