Artículo destacado: Decodificado: Soluciones basadas en datos para optimizar la salud y los resultados de las madres primerizas

Miércoles, Marzo 23, 2022
Una mujer de raza negra embarazada sonríe mientras se reclina en la cama con las manos sobre el vientre.
Crédito: Imagen de archivo

El embarazo puede sentirse como una montaña rusa de emociones, cambios corporales y preguntas. El viaje puede ser aun más difícil en las madres primerizas, ya que las futuras madres no tienen ninguna experiencia personal que les sirva de punto de apoyo. Si bien los avances en la atención sanitaria y la obstetricia sin duda han mejorado los resultados del embarazo a lo largo de las décadas, sigue habiendo algunas verdades inquietantes en el contenido de Inglés:

  • Solo en los Estados Unidos, casi 700 mujeres mueren cada año por complicaciones del embarazo o del parto.
  • Otras 50,000 mujeres de los EE. UU. tienen complicaciones en el embarazo que ponen en peligro su vida, lo que se denomina morbilidad materna grave, que puede dar lugar a "casi" la muerte de la madre o a problemas de salud a largo plazo.
  • Las mujeres de raza negra y otras mujeres de color en los Estados Unidos se enfrentan a riesgos mucho mayores que las mujeres de raza blanca.
  • También existen disparidades por edad y geografía.

Para ayudar a estimular la innovación contra la creciente crisis de la salud materna, el año pasado, el NICHD lanzó el Desafío de Decodificación de Datos de Morbilidad Materna en el contenido de Inglés. El desafío buscaba propuestas que utilizaran los datos existentes sobre embarazos primerizos para hacer nuevos descubrimientos, centrándose en abordar las disparidades raciales y étnicas y de otro tipo. Los solicitantes no estaban limitados a los proveedores de atención sanitaria o a los investigadores, lo que abría la posibilidad de aportar ideas nuevas procedentes de distintos sectores de la ciencia y los servicios.

El NICHD concedió 12 premios por un total de 400,000 dólares y los ganadores presentaron sus soluciones en un seminario web en el contenido de Inglés a principios de este mes.

Comprensión de los embarazos primerizos

Hace casi 12 años, el NICHD presentó un estudio sobre las mujeres embarazadas que iban a dar a luz por primera vez: Estudio de los resultados de embarazo de nulíparas: Seguimiento de futuras madres (nuMoM2b) en el contenido de Inglés. Los embarazos primerizos corren un mayor riesgo de presentar problemas, ya que el historial de estos es escaso o inexistente y los proveedores no disponen de registros del historial médico como referencia. El estudio ayudaría a orientar el tratamiento y a mejorar las posibilidades de obtener resultados saludables en el embarazo.

En nuMoM2b se inscribieron mujeres embarazadas de distintas razas, etnias y zonas geográficas en 8 centros de investigación clínica y 12 subsedes de todo el país. Las participantes se sometieron a diversas pruebas para identificar posibles mecanismos de resultados adversos y posibles factores predictivos en cuatro momentos del embarazo. Los investigadores recopilaron datos adicionales mediante estudios auxiliares en subconjuntos de las mujeres inscritas.

Los numerosos conjuntos de datos de este estudio están disponibles en el Centro de Datos y Especímenes (DASH) en el contenido de Inglés del NICHD para futuras investigaciones.

Evaluar la función de la discriminación

Una mujer sonriente de pie sobre un fondo neutro.
Britnee Johnston, M.P.P.
Crédito: Britnee Johnston, M.P.P.

Britnee Johnston, M.P.P. en el contenido de Inglés Notificacion de salida, una profesional de la comunicación y aficionada a los datos que trabajó en el desafío en su tiempo libre, fue la única ganadora individual del desafío de datos. "Me encontré el desafío mientras trabajaba en un informe sobre la pobreza intergeneracional en Utah. Las disparidades sanitarias y los grupos de población desatendidos eran lo primero que tenía en mente, ya que en ese momento estaba escribiendo sobre ellos para mi trabajo, y el desafío de los datos tenía un enfoque similar", dijo la Sra. Johnston.

En su propuesta ganadora, identificó los vínculos entre los comportamientos de marginación, como la discriminación, y las complicaciones posparto. "Entre las mujeres que deseaban un parto vaginal, pero que en su lugar recibieron una cesárea, descubrí que las probabilidades de tener una complicación posparto eran mayores si la mujer había sufrido de discriminación en un entorno sanitario. Además, las mujeres de raza negra presentaban el mayor índice de discriminación de todos los grupos raciales/étnicos", explicó Johnston. "Si se aplicara este descubrimiento, un centro sanitario podría ofrecer capacitación sobre la discriminación al personal médico para determinar si hay diferencias en los resultados de los pacientes entre los hospitales que ofrecen capacitación y los que no".

En la investigación de la Sra. Johnston, también se descubrió que las probabilidades de complicaciones posparto eran menores para las mujeres casadas, pero se observó que solo una cuarta parte de las mujeres de raza negra que participaron en el estudio estaban casadas. "Es probable que la pareja aporte una voz adicional y defienda a la persona que da a luz", dijo. "Quizás los hospitales puedan considerar programas que ayuden específicamente a las mujeres solteras durante el parto".

Su propuesta ofrecía otras sugerencias, como mejorar la recolección de datos sobre las mujeres indígenas americanas, un grupo que no pudo analizar por falta de datos. "Yo soy en parte india americana y en parte vietnamita", dijo la Sra. Johnston. "Las mujeres indígenas americanas y nativas de Alaska tienen entre dos y tres veces más probabilidades de morir por una complicación del embarazo en comparación con las mujeres de raza blanca, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades, y estas disparidades no han mejorado con el tiempo. Disponer de datos más completos sobre estas poblaciones nos ayudaría a comprender y abordar mejor el problema".

Exposición de los efectos de los factores sociales y económicos

Una mujer sonríe desde el interior de una casa.
Dra. Elise Erickson
Crédito: Dra. Elise Erickson
Una mujer sonríe en un ambiente exterior con árboles y césped.
Dra. Nicole Carlson
Crédito: Dra. Nicole Carlson

Un equipo de investigadores académicos especializados en enfermería y obstetricia elaboró otra propuesta ganadora. Nicole Carlson, doctora, C.N.M., FACNM en el contenido de Inglés Notificacion de salida, profesora adjunta de Emory University, y Elise Erickson, doctora, C.N.M. en el contenido de Inglés Notificacion de salida, profesora adjunta de Oregon Health & Science University, cuentan con fondos de investigación del Instituto Nacional de Investigaciones de Enfermería de los NIH. La pareja se conoció en una reunión e hicieron planes para colaborar en un análisis de los datos de nuMoM2b antes de que se lanzara el desafío de datos del NICHD.

"El anuncio del desafío fue en el momento perfecto y supuso una gran oportunidad para lanzarnos a trabajar", compartió la Dra. Erickson. "Cuando se solicita una subvención tradicional de los NIH, está claro que queremos trabajar, pero primero tenemos que pasar por un periodo de espera antes de empezar realmente el proyecto".

Su propuesta exploraba los determinantes sociales de la salud, que la Organización Mundial de la Salud define en el contenido de Inglés Notificacion de salida como "las condiciones en las que las personas nacen, crecen, trabajan, viven y envejecen, y el conjunto más amplio de fuerzas y sistemas que conforman las condiciones de la vida cotidiana". Según el equipo de investigación, estos factores no se han evaluado a fondo en el contexto de la morbilidad materna. Crearon un modelo conceptual en el que los determinantes sociales de la salud influían en las circunstancias que rodeaban a las variables de salud tradicionales (es decir, la dieta, el índice de masa corporal y los comportamientos). Luego, estas variables y circunstancias repercuten en las complicaciones del embarazo, que en última instancia conducen a un riesgo de morbilidad materna o a un acontecimiento adverso. Incluso después de tener en cuenta las variables tradicionales, la pareja descubrió que los determinantes sociales de la salud eran los que más predecían un resultado materno adverso.

"Podemos visualizar esto como un río", dijo la Dra. Carlson. "Los determinantes sociales de la salud están al principio del río y, aguas abajo, al final, está el resultado de la salud de la madre y el bebé". La Dra. Erickson añadió: "Somos muy buenos en tratar las emergencias en nuestro modelo actual de atención obstétrica, pero no hemos invertido en la investigación y las estructuras que previenen las emergencias en primer lugar. Tenemos que adoptar una visión más amplia de la morbilidad materna, ya que la raíz de esta se encuentra mucho antes de la sala de partos".

Las Dras. Erickson y Carlson presentaron su propuesta de desafío como un manuscrito de investigación, y el trabajo se publicará pronto. Su trabajo identificó dos grupos distintos de mujeres embarazadas que tenían más probabilidades de sufrir un acontecimiento materno adverso: las inmigrantes recientes en Estados Unidos que no hablan bien el inglés y las personas muy jóvenes con niveles educativos y de ingresos más bajos.

"Todas las comunidades tienen vulnerabilidades. Pero en nuestro trabajo identificamos oportunidades para abordar disparidades que son más específicas para un individuo. Cuando examinamos las complicaciones del embarazo desde un nivel poblacional muy amplio, pasamos por alto estos aspectos, ya que se reducen las asociaciones a una sola variable. Sin embargo, son las combinaciones más sutiles de vulnerabilidades y fortalezas las que probablemente influyan más y necesiten una mayor comprensión", dijo la Dra. Erickson.

Marcando el camino a seguir

La importancia de estos y otros hallazgos del desafío de los datos ayudará a dar forma a la atención sanitaria materna y a los resultados a través de las generaciones; y las mejoras en la atención podrían tener un impacto rápido y significativo para todos los embarazos.

"Al principio de mi carrera clínica, tuve una mentora que era una matrona con formación de doctorado", dijo la Dra. Carlson. "Me sugirió que también hiciera un doctorado, y al principio desestimé la idea. Pero cuanto más ejercía, más me daba cuenta de que los cambios en la atención clínica tienen que basarse en la evidencia. Sin embargo, las enfermeras-parteras apenas investigan sobre el parto. Queremos ofrecer otra voz para mejorar la práctica clínica y los cuidados".

Para saber más sobre las propuestas ganadoras, la grabación del seminario web está disponible en https://videocast.nih.gov/watch=45018 en el contenido de Inglés

###

Acerca del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD): El NICHD lidera la investigación y la capacitación para comprender el desarrollo humano, mejorar la salud reproductiva, mejorar la vida de niños y adolescentes, y optimizar las habilidades para todos. Si desea más información, visite https://espanol.nichd.nih.gov.

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): NIH, la agencia de investigación médica de los EE. UU., incluye 27 institutos y centros, y es un componente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. NIH es la principal agencia federal que realiza y apoya investigaciones médicas básicas, clínicas y traslacionales, y que investiga las causas, los tratamientos y las curas para enfermedades comunes y raras. Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite https://salud.nih.gov.

arriba de paginaARRIBA