El consumo de cafeína de una pareja antes del embarazo está vinculado al riesgo de aborto espontáneo

Un estudio de los NIH encuentra que una multivitamina diaria antes y después de la concepción reduce en gran medida el riesgo de un aborto espontáneo

Martes, Abril 5, 2016
Mujer embarazada en cocina
Foto-Stock

Es más probable que una mujer tenga un aborto espontáneo (es decir, una pérdida del embarazo), si ella y su pareja toman más de dos bebidas diarias con cafeína durante las semanas previas a la concepción, según un nuevo estudio realizado por investigadores de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés) y la Universidad de Ohio State en Columbus. Del mismo modo, las mujeres que tomaban más de dos bebidas diarias con cafeína durante las primeras siete semanas de embarazo también tenían más probabilidad de tener un aborto espontáneo.

Sin embargo, las mujeres que tomaron una multivitamina diaria antes de la concepción y durante el embarazo temprano tenían menos probabilidad de tener un aborto espontáneo que las mujeres que no lo hicieron. El estudio se publicó en la revista profesional en línea sobre fertilidad y esterilidad Fertility and Sterility.

"Nuestros resultados ofrecen información útil para las parejas que están planeando un embarazo y quieren reducir al mínimo el riesgo de una pérdida durante el embarazo temprano", dijo la autora principal del estudio, Germaine Buck Louis, Ph.D., directora de la División de Investigación Intramuros de la Salud de la Población (DIPHR, por sus siglas en inglés) del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver, parte de los NIH.

Los investigadores analizaron los datos del estudio longitudinal de la fertilidad y el medio ambiente (Longitudinal Investigation of Fertility and the Environment [LIFE en el contenido de Inglés* Study), que fue establecido para estudiar la relación entre la fertilidad, el estilo de vida y la exposición a sustancias químicas ambientales. Del 2005 al 2009, el estudio LIFE inscribió a 501 parejas de cuatro condados de Michigan y 12 condados de Texas.

Para el estudio actual, los investigadores compararon factores de estilo de vida como fumar cigarrillos, tomar bebidas con cafeína y consumir multivitaminas por parte de 344 parejas con un embarazo único (con un solo feto), desde unas semanas antes de que concibieran hasta la séptima semana de embarazo.

Los investigadores reportaron sus resultados utilizando un concepto estadístico conocido como cociente de riesgo instantáneo, que calcula la posibilidad de que un resultado particular de la salud ocurra durante el marco de tiempo del estudio. Por ejemplo, los investigadores evaluaron el consumo de bebidas con cafeína en relación a su probabilidad diaria de un aborto espontáneo durante un período de tiempo dado. Una puntuación de más de 1 indica un mayor riesgo de pérdida del embarazo cada día después de la concepción, y una puntuación de menos de 1 indica un menor riesgo diario.

De los 344 embarazos, 98, es decir, el 28 por ciento, terminaron en abortos espontáneos. Durante el período antes de la concepción, el aborto espontáneo estaba asociado con las mujeres de 35 años edad o mayores, con un cociente de riesgo instantáneo de 1.96 (casi el doble de riesgo de aborto espontáneo que las mujeres más jóvenes). El estudio no fue diseñado para demostrar causa y efecto de manera concluyente. Los autores del estudio citan posibles explicaciones para el mayor riesgo, como edad avanzada del esperma y el óvulo en las parejas mayores o la exposición acumulativa a sustancias en el medio ambiente, la que podría esperarse que aumente con la edad.

El consumo, tanto de los hombres como de las mujeres, de más de dos bebidas diarias con cafeína también se asoció con un aumento en el cociente de riesgo instantáneo: 1.74 para las mujeres y 1.73 para los hombres. Los autores señalaron que hay estudios anteriores que han documentado un aumento en la pérdida del embarazo asociado con el consumo de cafeína durante el embarazo temprano. Sin embargo, estos estudios no pudieron descartar si el consumo de cafeína contribuyó a la pérdida del embarazo o era una señal de un embarazo poco saludable. Según los autores, es posible que estos resultados anteriores podrían haber sido el resultado de un embarazo saludable, en lugar de que el consumo de cafeína hubiera sido lo que interfirió con el embarazo. Por ejemplo, el aumento en la aversión a la comida y los vómitos asociados con un embarazo saludable llevan a las mujeres a dejar de tomar las bebidas con cafeína.

Debido a que el estudio encontró que el consumo de cafeína antes del embarazo estaba asociado con un mayor riesgo de aborto espontáneo, es más probable que sea el consumo de bebidas con cafeína durante este tiempo lo que contribuya directamente a la pérdida del embarazo.

"Nuestros resultados indican que el consumo del hombre también importa", dijo la Dra. Buck Louis. "El consumo masculino de bebidas con cafeína antes de la concepción fue tan fuertemente asociado con la pérdida del embarazo como el de las mujeres”.

Por último, los investigadores observaron una reducción en el riesgo de aborto espontáneo en las mujeres que tomaron una multivitamina diaria. Durante el período antes de la concepción, los investigadores encontraron un cociente de riesgo instantáneo del 0.45, es decir, una reducción del 55 por ciento del riesgo de pérdida del embarazo. Las mujeres que continuaron tomando las vitaminas durante el embarazo temprano tenían un cociente de riesgo instantáneo del 0.21, es decir, una reducción del 79 por ciento en el riesgo. Los autores citan otros estudios que encontraron que la vitamina B6  y el ácido fólico , que vienen incluidos en las multivitaminas recomendadas para el período antes de la concepción y durante el embarazo, pueden reducir el riesgo de aborto espontáneo. Se recomiendan suplementos de ácido fólico para las mujeres en edad de procrear, ya que su uso en las semanas previas y posteriores a la concepción reduce el riesgo de tener un hijo con un defecto del tubo neural.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) ofrecen información sobre las medidas que los hombres y las mujeres en edad reproductiva pueden tomar para ayudar a asegurarse de tener un bebé sanoNotificaciόn de salida, ya sea que estén planeando o no un embarazo.

 

Artículo:

Buck Louis, GM, et al. Lifestyle and pregnancy loss in a contemporary cohort of women recruited before conception: The LIFE Study. Fertility and Sterility. En prensa. DOI: http://dx.doi.org/10.1016/j.fertnstert.2016.03.009 en el contenido de Inglés  Notificaciόn de salida *

*Enlace con información en inglés.

###

Sobre el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD, por sus siglas en inglés): El NICHD apoya las investigaciones sobre el desarrollo antes y después del nacimiento; la salud materna, infantil y familiar; la biología de la reproducción y asuntos poblacionales; y la rehabilitación médica. Para obtener más información, visite el sitio web del Instituto: https://espanol.nichd.nih.gov/.

Sobre los Institutos Nacionales de la Salud (NIH, por sus siglas en inglés): Los NIH, la agencia de investigación médica de la nación, incluyen 27 institutos y centros y forman parte del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos. Son la principal agencia federal encargada de realizar y apoyar la investigación médica básica, clínica y translacional e investigan las causas, los tratamientos y las curas para enfermedades comunes y raras. Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite http://salud.nih.gov/.

arriba de paginaARRIBA