Aviso de prensa: Un estudio financiado por los NIH sugiere que altos niveles de plomo durante el embarazo están relacionados con la obesidad infantil

El ácido fólico puede reducir el riesgo de ser obeso o tener sobrepeso

Jueves, Octubre 3, 2019
Los pies de un niño en una balanza de baño.
Crédito: Imagen de archivo

QUÉ:

Los niños nacidos de mujeres que tienen altos niveles de plomo en la sangre tienen más probabilidades de tener sobrepeso u obesidad, en comparación con aquellos cuyas madres tienen bajos niveles de plomo en la sangre, según un estudio financiado por los Institutos Nacionales de la Salud y Administración de Recursos y Servicios de Salud (HRSA, por sus siglas en inglés). El estudio fue realizado por Xiaobin Wang, M.D., de la Escuela de Salud Pública Bloomberg de Johns Hopkins en Baltimore, Maryland, y sus colegas. Aparece en JAMA Network Open.

Los investigadores analizaron datos de 1442 parejas de madres e hijos de Boston Birth Cohort en el contenido de Inglés, un gran estudio observacional que tiene como objetivo determinar las causas del parto prematuro. Las muestras de sangre de las madres fueron analizadas para detectar la exposición al plomo 24 a 72 horas después de dar a luz. A los niños se les evaluó el peso periódicamente durante la infancia. A una edad promedio de 8,1 años, los niños nacidos de madres con niveles altos de plomo tenían cuatro veces más probabilidades de tener sobrepeso u obesidad que los niños nacidos de madres con niveles bajos de plomo.

Entre las mujeres que tenían niveles altos de plomo, el riesgo de que sus hijos fueran obesos o con sobrepeso disminuía si las mujeres tenían niveles adecuados de ácido fólico 24 a 72 horas después del parto. El Grupo de Trabajo de Servicios Preventivos de EE. UU. (USPSTF, por sus siglas en inglés) Recomienda en el contenido de Inglés que todas las mujeres en edad reproductiva consuman 400 microgramos de ácido fólico (la forma sintética de folato) cada día para ayudar a prevenir defectos del tubo neural, una clase de defectos de nacimiento que afectan el cerebro y la columna vertebral. Las mujeres en el estudio respondieron anteriormente a un cuestionario que indicaba si habían tomado un suplemento que contenía ácido fólico en el segundo y el tercer trimestre del embarazo. Los autores señalan que si se confirman sus resultados, evaluar a las mujeres embarazadas para la exposición al plomo y luego ofrecer ácido fólico a las que presentan niveles altos podría reducir el riesgo de sobrepeso u obesidad de sus hijos.

Los fondos del NIH fueron provistos por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver y el Instituto Nacional de Ciencias de Salud Ambiental (NIEHS, por sus siglas en inglés).

La exposición al plomo durante el embarazo también puede tener efectos nocivos en la madre y el bebé. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE. UU. (CDC, por sus siglas en inglés) ofrecen consejos en el contenido de Inglés sobre cómo las mujeres embarazadas pueden reducir su exposición al plomo.

ARTÍCULO:

Wang, G. Association between maternal exposure to lead, maternal folate status, and intergenerational risk of childhood overweight and obesity. JAMA Network Open. 2019. doi:10.1001/jamanetworkopen.2019.12343.

###

Acerca del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver (NICHD): El NICHD realiza y apoya investigaciones en los Estados Unidos y en todo el mundo sobre desarrollo fetal, infantil y de bebés, salud materna, infantil y familiar, cuestiones de población y biología reproductiva, y rehabilitación médica. Para obtener más información, visite el sitio web del NICHD.

Acerca de los Institutos Nacionales de la Salud (NIH): Los NIH, la agencia de investigación médica de los EE. UU., incluye 27 institutos y centros y es un componente del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. Los NIH conforman la principal agencia federal que realiza y apoya investigaciones médicas básicas, clínicas y traslacionales, y que investiga las causas, los tratamientos y las curas para enfermedades comunes y raras. Para obtener más información sobre los NIH y sus programas, visite http://www.nih.gov.

arriba de paginaARRIBA