Novedades científicas: De acuerdo con un estudio del NICHD, el alto nivel de estrés puede retrasar el embarazo en mujeres con una pérdida del embarazo previa

Miércoles, Octubre 23, 2019
Profesional médico con pluma y portapapeles hablando con una mujer que parece preocupada.

Según un análisis realizado por los investigadores del Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano (NICHD) Eunice Kennedy Shriver, el sentimiento de estrés se relaciona con menores posibilidades de ovulación, concepción y embarazo entre las mujeres que anteriormente han experimentado una pérdida del embarazo. El estudio, dirigido por Enrique Schisterman, Ph.D., de la rama de Epidemiología del NICHD y sus colegas, aparece en Epidemiology.

Se descubrió que las mujeres que mostraron los niveles más altos de estrés tenían niveles más bajos de hormonas reproductivas que desencadenan la ovulación, lo que llevó a los investigadores a concluir que el estrés en el tiempo previo a la concepción podría obstaculizar la producción de estas hormonas y, posteriormente, reducir la ovulación y las posibilidades de lograr el embarazo.

Antecedentes

Estudios previos han documentado que el estrés extremo reduce las posibilidades de embarazo. Sin embargo, los estudios sobre el estrés de la vida diaria y el logro del embarazo han producido resultados contradictorios, algunos sugieren que el estrés puede interferir con la concepción y el embarazo, y otros sugieren que puede no tener ningún efecto. Los autores del estudio señalaron que estos estudios se realizaron en mujeres sanas. Para el estudio actual, los investigadores evaluaron el estrés en mujeres que habían experimentado una pérdida de embarazo previa y su probabilidad de lograr un embarazo posterior.

Resultados

Los investigadores analizaron datos del ensayo Efectos de la aspirina en la gestación y la reproducción (EAGeR), que evaluaba si una dosis baja diaria de aspirina podría mejorar los resultados de embarazo en mujeres que tuvieron una o dos pérdidas de embarazo. Las mujeres que participaron en el estudio calificaron sus niveles de estrés diario en una escala de cuatro puntos, siendo la calificación más baja el hecho de no sentirse estresadas. Los niveles de hormonas reproductivas de las mujeres se evaluaron cuatro veces durante sus ciclos menstruales.

Las mujeres también evaluaron la ovulación con una prueba casera de ovulación y comprobaron la concepción con una prueba de embarazo casera.

Las mujeres que mostraron los niveles más altos de estrés tenían niveles más bajos de dos hormonas que inician la ovulación, estrona-1-glucurónido y pregnanediol-3-glucurónido. También tenían un 28% menos de posibilidades de ovular por cada ciclo menstrual y un 71% menos de probabilidades de lograr un embarazo.

Importancia

Los investigadores concluyeron que los altos niveles de estrés diarios pueden interferir con la producción de las hormonas necesarias para la ovulación y reducir la probabilidad de lograr un embarazo. Los autores advirtieron que su estudio se basó únicamente en los sentimientos de estrés informados por las mujeres, lo que podría haber afectado la precisión de los resultados. También agregaron que combinar las calificaciones de estrés de las mujeres con pruebas objetivas, como medir sus niveles de hormonas en situaciones de estrés, podría haber producido resultados diferentes.

Referencia

Schliep, KC, et al. El estrés percibido antes de la concepción se asocia con los niveles de hormonas reproductivas y un mayor tiempo para lograr el embarazo. Epidemiology.2019. doi: 10.1097/EDE.0000000000001079.

arriba de paginaARRIBA