Rincón de la directora: Prevención de infecciones de transmisión sexual

Miércoles, Febrero 14, 2024
Bacterias en forma de espiral resaltadas en verde azulado sobre un fondo morado.
Micrografía electrónica coloreada de treponema pallidum, la bacteria que causa la sífilis.
Crédito: NIAID

El Día de San Valentín, aunque se centra en celebrar el amor y el romance, también es un momento oportuno para reflexionar sobre las iniciativas para mejorar la salud sexual y reproductiva mediante la prevención de infecciones de transmisión sexual (ITS). En 2022, el año más reciente del que hay datos disponibles, en los Estados Unidos se informaron más de 2.5 millones de casos de ITS, sífilis, gonorrea y clamidia en el contenido de Inglés. Las crecientes tasas de sífilis y sífilis congénita son particularmente preocupantes y se están abordando a través de una variedad de iniciativas dentro del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE. UU. en el contenido de Inglés

El NICHD apoya y lleva a cabo una amplia investigación científica sobre ITS, que se centra en las mujeres, incluidas las embarazadas, así como en los bebés, niños y adolescentes. Los proyectos en curso incluyen evaluar una intervención basada en la web para reducir las ITS y el uso de sustancias durante el embarazo en el contenido de Inglés y comparar la seguridad de diferentes antibióticos para tratar infecciones bacterianas, incluidas las ITS, durante el embarazo . También financiamos el desarrollo y la prueba de tecnologías de prevención multipropósito (productos anticonceptivos que también protegen contra las ITS) y apoyamos una amplia gama de estudios científicos sobre el VIH, cuyos aspectos más destacados se resumen en un artículo destacado reciente sobre la 35.ª conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra el SIDA.

Abordar las necesidades de prevención de ITS de las mujeres cisgénero

Las mujeres cisgénero tienen opciones biomédicas limitadas de prevención de ITS en comparación con otras poblaciones, como los hombres homosexuales, bisexuales y otros que tienen relaciones sexuales con hombres y mujeres transgénero. Una razón para esto es que los estudios de muchos enfoques de prevención de ITS excluyeron a las mujeres cisgénero. Por ejemplo, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los EE. UU. aprobó dos píldoras diarias para la prevención del VIH para hombres y mujeres transgénero. Sin embargo, solo uno de estos medicamentos ha sido aprobado para mujeres cisgénero, debido a la falta de datos sobre la seguridad y eficacia de la segunda píldora para personas que practican sexo vaginal receptivo.

Otros estudios sugirieron que es posible que los enfoques de prevención de ITS que funcionan bien para los hombres no se apliquen a las mujeres. Por ejemplo, se recomienda la doxiciclina para profilaxis posexposición (DoxyPEP) para prevenir la sífilis, la clamidia y la gonorrea entre hombres que tienen relaciones sexuales con hombres y mujeres transgénero. Pero un estudio publicado recientemente que evalúa la DoxyPEP entre mujeres cisgénero en Kenia en el contenido de Inglés, financiado por el Instituto Nacional de Alergias y Enfermedades Infecciosas (NIAID) de los NIH, descubrió que la intervención no redujo las ITS bacterianas en esta población.

En un editorial adjunto en el contenido de Inglés, la directora del NIAID, Jeanne Marrazzo, M.D., M.P.H., analiza la necesidad de considerar los factores biológicos y conductuales que influyen en la adquisición de ITS en mujeres cisgénero al diseñar estudios de prevención biomédica. Señala que necesitamos comprender mejor la ciencia de la administración de fármacos y la manera en que varía entre los tejidos rectales y vaginales. Los diseños de los estudios también deben tener en cuenta las preferencias de actividad sexual de las mujeres y las dinámicas de poder comunes con sus parejas sexuales.

Además, los investigadores deberían considerar las motivaciones y los contextos de las mujeres para el uso de un producto en particular. Por ejemplo, el trabajo apoyado por el NIAID, el NICHD y otros institutos de los NIH condujo a la aprobación de la FDA de una forma inyectable segura y eficaz de acción prolongada para la prevención del VIH en el contenido de Inglés, lo que brinda una opción discreta que puede ser más fácil y deseable que una pastilla diaria para algunas mujeres. En última instancia, necesitamos una variedad de herramientas para prevenir el VIH y otras ITS para que las mujeres tengan varias opciones entre las cuales elegir.

Frenar el aumento de la sífilis congénita

Una ITS sin tratar durante el embarazo se puede transmitir al feto o al recién nacido. En los Estados Unidos, las tasas de algunas ITS adquiridas perinatalmente, como el VIH, disminuyeron sustancialmente en las últimos decenios. Desafortunadamente, las tasas de sífilis, causada por una infección con la bacteria Treponema pallidum, están en aumento. La tasa de sífilis entre las personas que dan a luz en los Estados Unidos aumentó más del triple entre 2016 y 2022 en el contenido de Inglés. La sífilis durante el embarazo aumenta el riesgo de aborto espontáneo, muerte fetal, parto prematuro y bajo peso al nacer. Los bebés que nacen con sífilis congénita pueden tener una variedad de problemas de salud, entre ellos, anemia grave, ictericia y problemas cerebrales y nerviosos.

Hubo 3,755 casos reportados de sífilis congénita en los Estados Unidos en 2022 en el contenido de Inglés, lo que refleja un aumento de más del 900% en los últimos 10 años. Como se destaca en un artículo de revisión reciente de la Dra. Irene Stafford, M.D., beneficiaria del NICHD, y sus colegas en el contenido de Inglés, el diagnóstico y el tratamiento oportunos podrían prevenir muchos de estos casos y reducir los resultados graves para los bebés. Los autores señalan que el acceso inadecuado a la atención prenatal a menudo produce la falta de pruebas y tratamiento oportunos entre las personas embarazadas con sífilis.

Además, algunos bebés con sífilis congénita no presentan síntomas al nacer y los métodos de diagnóstico actuales para detectar la sífilis en estos recién nacidos pueden no ser concluyentes. Nuevas herramientas que pueden detectar directamente la infección por T. pallidum puede conducir a un tratamiento más rápido para los recién nacidos con sífilis congénita y evitar complicaciones graves de la enfermedad. Un proyecto actual financiado por el NICHD y dirigido por la Dra. Stafford es la evaluación de nuevas técnicas moleculares para diagnosticar la sífilis congénita en el contenido de Inglés.

Para frenar el aumento de las ITS en todo el país, necesitamos nuevas innovaciones clínicas y estrategias para implementar de manera óptima las herramientas existentes de prevención y tratamiento de las ITS. Este día de San Valentín, animo a todos a aprender más sobre las ITS y la investigación del NICHD en esta área y considerar hablar con su proveedor de atención médica sobre la posibilidad de hacerse pruebas de detección de ITS. La detección de ITS es fundamental para la prevención y el tratamiento de estas infecciones. HIV.gov ofrece un servicio en línea en el contenido de Inglés para encontrar un lugar para realizarse pruebas de VIH y otras ITS cerca de usted.

arriba de paginaARRIBA