Artículo destacado: Reflexiones sobre los últimos avances en la investigación del VIH

Viernes, Diciembre 1, 2023
Imagen de un globo terráqueo. 35.º Día Mundial del SIDA. Imagen de un lazo rojo. Recuerde y comprométase.
Crédito: Oficina de Políticas contra Enfermedades Infecciosas y VIH/SIDA del HHS

En los 35 años transcurridos desde la primera conmemoración del Día Mundial del SIDA (WAD), la comunidad científica mundial ha avanzado enormemente en el desarrollo de estrategias seguras y muy eficaces para prevenir y tratar el VIH. Sin embargo, aún queda mucho por hacer, incluidos los esfuerzos para aplicar estas poderosas herramientas a nivel mundial y reducir el estigma y otras barreras a la atención. Aunque el NICHD es uno de los varios institutos de los NIH que respaldan y llevan a cabo investigaciones del VIH/SIDA, se centra exclusivamente en bebés, niños, adolescentes y mujeres, incluidas las que están embarazadas.

El tema del WAD2023 —Recuerde y comprométase— invita a reflexionar sobre algunos de los progresos recientes del NICHD en el fomento de la investigación del VIH y los esfuerzos en curso del instituto para garantizar una vida sana y óptima a las personas afectadas por el VIH/SIDA.

Optimización de los resultados para bebés y niños

Desde mediados de la década de 1990, la investigación del NICHD ha conducido a la aplicación de pruebas de VIH y medidas de prevención que han contribuido a reducir la tasa de transmisión perinatal del VIH en Estados Unidos a menos de 1 %. Animar a las personas embarazadas con VIH a tomar terapia antirretroviral (ART) durante todo el embarazo es extremadamente eficaz para reducir el número de niños nacidos con VIH, pero los posibles efectos de los fármacos antirretrovirales en el neurodesarrollo del niño siguen estando poco claros. Una investigación reciente financiada por el NICHD descubrió que el riesgo de retraso en el desarrollo a la edad de 5 años era menor entre los niños VIH negativos cuyas madres iniciaron la ART antes del embarazo, en comparación con aquellos cuyas madres iniciaron el tratamiento durante el embarazo. Los resultados resaltan la importancia de iniciar pronto la ART para ayudar a proteger la salud del feto.

Optimizar los resultados de los niños con exposición perinatal al VIH y a la ART es el tema de un número especial de la revista Journal of the International AIDS Society publicado recientemente. El suplemento incluye un comentario de científicos de los NIH en el contenido de Inglés en el que se destacan las formas de abordar las lagunas en la investigación para prevenir y tratar los resultados negativos para la salud de estos niños a medida que crecen hacia la adolescencia y la adultez temprana.

Momentos de transición: adaptación de la atención para adolescentes y adultos jóvenes

Las personas jóvenes de 13 a 24 años representan uno de cada cinco nuevos diagnósticos de VIH en Estados Unidos. Las últimas estimaciones de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades indican que las tasas de VIH están disminuyendo en este grupo de edad, lo que sugiere que los esfuerzos por mejorar el alcance de las pruebas, el tratamiento y las estrategias de prevención del VIH están dando resultados.

Sin embargo, los jóvenes siguen siendo el grupo de edad estadounidense con menos probabilidades de conocer su estado serológico respecto al VIH. El diagnóstico temprano de VIH permite comenzar pronto el tratamiento, lo que mejora la salud de la persona que vive con el virus y previene la transmisión a otras personas. El NICHD financió el desarrollo y la evaluación de una herramienta digital que puede aumentar las pruebas de VIH entre los jóvenes que acuden a los servicios de urgencias de hospitales. Una herramienta de este tipo podría ofrecer a los hospitales una forma conveniente de promover las pruebas de VIH y permitir a los profesionales de la salud recopilar datos más precisos sobre comportamientos de riesgo, incluido el consumo de sustancias antes o durante las relaciones sexuales.

Los jóvenes también son menos propensos que los adultos a utilizar la profilaxis preexposición (PrEP), un medicamento que se toma para evitar contraer VIH. La reciente disponibilidad de versiones genéricas de una píldora diaria de PrEP ha reducido sustancialmente los costos en comparación con los precios de los medicamentos de marca. La investigación respaldada por el NICHD predijo que, en comparación con el cribado anual de VIH por sí solo, la PrEP genérica junto con el cribado del VIH cada tres meses tendría como resultado menos contagios del VIH, una mayor esperanza de vida y menos costos asociados al VIH entre los hombres jóvenes estadounidenses que tienen relaciones sexuales con hombres.

Recibir atención médica y mantenerla puede ser un reto para los adultos jóvenes en general, pero especialmente para las personas que contraen VIH o reciben el diagnóstico durante la adultez temprana. Recientemente, el NICHD anunció un nuevo programa para prevenir y tratar el VIH en adolescentes y adultos jóvenes de países de ingresos bajos y medios. Los investigadores evaluarán las intervenciones de prevención, tratamiento y atención del VIH adaptadas a la infraestructura de atención de la salud local en ocho países africanos. El esfuerzo se centrará en lugares con capacidad de investigación limitada y poblaciones infrarrepresentadas en la investigación del VIH, como las minorías sexuales y de género, las personas dedicadas al comercio sexual y las personas que consumen drogas.

La transición de los programas de atención del VIH pediátricos a los de adultos es otro obstáculo para mejorar los resultados de salud entre los jóvenes con VIH. Un reciente estudio respaldado por el NICHD destacó la importancia del apoyo social justo antes de esta transición. Los adultos jóvenes nacidos con VIH que declararon niveles promedio o altos de apoyo social tenían más probabilidades de mantener la supresión viral —cuando la ART reduce la cantidad de VIH en la sangre a un nivel indetectable— que sus pares con un bajo apoyo social.

Vinculación del VIH y la salud reproductiva

En todo el mundo, la mayoría de los nuevos contagios de VIH se producen por vía sexual. Muchas mujeres corren simultáneamente el riesgo de sufrir embarazos no deseados e infecciones de transmisión sexual (ITS), incluido el VIH. El NICHD respalda el desarrollo y las pruebas de tecnologías de prevención polivalentes, es decir, productos anticonceptivos que también protegen contra las ITS. Por ejemplo, investigadores de la Boston University [Universidad de Boston] y sus colaboradores están desarrollando una película vaginal que puede administrar un anticuerpo antiesperma, así como anticuerpos contra el VIH y el virus del herpes simple 2. Otro proyecto respaldado por el NICHD está evaluando el potencial de un anillo vaginal anticonceptivo que también previene el contagio del VIH.

El NICHD también respalda trabajos para optimizar anticonceptivos para personas con VIH. Algunos fármacos antirretrovirales interactúan con los anticonceptivos hormonales, lo que significa que una mujer que toma ART puede tener más probabilidades de quedar embarazada a pesar de utilizar anticonceptivos. Por ejemplo, una investigación respaldada por el NICHD reveló que las mujeres con implantes anticonceptivos que tomaban ART con efavirenz tenían niveles sustancialmente más bajos de hormonas anticonceptivas en el contenido de Inglés que las mujeres que no tomaban ART. Comprender mejor estas interacciones farmacológicas es esencial para avanzar en las opciones anticonceptivas para las mujeres con VIH.

Respaldo al embarazo y la maternidad

Conocer el propio estado serológico respecto al VIH también es fundamental para planificar un embarazo saludable. Tomar ART durante todo el embarazo no solo reduce el riesgo de transmisión perinatal, sino que también es beneficioso para la salud de la persona embarazada. Un estudio financiado por el NICHD descubrió que las personas con recuentos bajos de células C4+ —indicio de que el VIH ha debilitado el sistema inmunitario— al principio del embarazo y las que iniciaron la ART más tarde corrían un mayor riesgo de sufrir trastornos hipertensivos de nueva aparición durante el embarazo. Otro estudio descubrió que las personas con una mayor carga viral durante el embarazo presentaban una mayor proporción de ácidos grasos omega-6 frente a omega-3 en el contenido de Inglés, lo que indica una respuesta inflamatoria y posiblemente un entorno menos saludable para el feto en desarrollo. Los resultados de estos estudios destacan la importancia de recibir un tratamiento integral contra el VIH durante todo el embarazo.

Otras investigaciones respaldadas por el NICHD se centran en las experiencias de las madres que viven con VIH. Un estudio reciente demostró que las madres viudas y las que habían sido diagnosticadas recientemente con VIH tenían más sentimientos o pensamientos negativos sobre su estado serológico respecto al VIH en el contenido de Inglés, lo que se conoce como estigma interiorizado. Un análisis relacionado descubrió que las mujeres con mayores niveles de estigma interiorizado tenían menos probabilidades de revelar su estado serológico respecto al VIH en el contenido de Inglés a sus hijos. Comprender mejor el estigma interiorizado y sus repercusiones puede contribuir a los esfuerzos para reducir el estigma de forma más amplia y respaldar a las madres que viven con VIH.

Recursos adicionales

Estos resúmenes de estudios ofrecen solo un vistazo a algunos de los progresos recientes del NICHD en la prevención y el tratamiento del VIH entre sus poblaciones de interés. Los siguientes recursos proporcionan información adicional:

arriba de paginaARRIBA