Sobre las lesiones pediátricas

Las lesiones pediátricas son una categoría amplia que se refiere al daño físico a un niño, generalmente definido como una persona de entre uno y 18 años de edad.

Las lesiones pediátricas tienen muchas causas, severidades y efectos diferentes.1,2

  • Algunas, como las picaduras de insectos, pueden ser relativamente leves y no requieren atención médica. Otras, como los accidentes automovilísticos, pueden ser graves, con peligro de muerte o que cambien la vida.
  • Las lesiones pueden ser no intencionales o accidentales, como las que resultan de una caída de una bicicleta. También pueden ser intencionales o hechas a propósito, como los homicidios y suicidios o el maltrato y la violencia.
  • En algunos casos, las lesiones son tan graves que son mortales. Cuando no son mortales, pueden provocar problemas de salud física o mental de por vida, y discapacidades que requieren una atención intensiva o especializada.

El NICHD estudia diferentes factores relacionados con las lesiones y traumas pediátricos, sus causas y los diferentes tipos de atención necesarias para el tratamiento y la recuperación. El instituto no recopila estadísticas sobre las lesiones pediátricas, pero sí financia estudios que utilizan estadísticas para desarrollar programas de prevención.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention, CDC) lideran los esfuerzos para contar las lesiones pediátricas, sus causas comunes, su gravedad y otros detalles. Para obtener más información sobre los tipos más comunes de lesiones pediátricas y sobre las formas de prevenir ciertos tipos de lesiones, visite la página web del Centro de seguridad infantil y prevención de lesiones de los CDC en el contenido de Inglés.

¿Qué es la medicina de emergencia pediátrica?3,4

La medicina de emergencia pediátrica se centra en la atención inmediata de bebés, niños y adolescentes con enfermedades o lesiones agudas que requieren atención médica urgente. El tratamiento y la atención brindados en los departamentos de emergencias de los hospitales generalmente no son a largo plazo o continuos. Los médicos de medicina de emergencia pediátrica consultan con médicos de otras especialidades para resucitar y estabilizar a los niños que están gravemente enfermos o heridos.

¿Qué son los servicios médicos de emergencia para niños (EMSC)?

Los servicios médicos de emergencia para niños (emergency medical services for children, EMSC) son cuidados que tienen como objetivo reducir la discapacidad y la muerte de los niños por enfermedades o lesiones graves mediante el aumento de la conciencia y la mejora de las capacidades de los prehospitalarios, los sistemas de salud, los proveedores de servicios de atención médica y el público en general sobre las necesidades especiales (fisiológicas y psicológicas) de los niños que reciben atención en emergencias médicas.

¿Qué son los cuidados pediátricos críticos?

Los niños con lesiones graves o que ponen en peligro su vida necesitan cuidados intensivos, que incluyen monitoreo constante y tratamientos especializados. Los cuidados intensivos se practican en las unidades de cuidados intensivos pediátricos (UCIP). Las UCIP cuentan con médicos con formación especializada para atender a niños con lesiones traumáticas; estos especialistas suelen llamarse intensivistas pediátricos.

Debido a que las lesiones pueden afectar muchas partes del cuerpo a la vez, las UCIP tienen acceso a gran cantidad de proveedores de servicios de atención médica que se especializan en muchos tipos de medicina. Estos especialistas pueden incluir médicos de emergencia, cirujanos, anestesiólogos, cardiólogos, neurólogos y otros. Las UCIP también pueden tener acceso a pediatras, enfermeras, trabajadores sociales, psicólogos, terapeutas físicos y ocupacionales, terapeutas del habla, farmacéuticos y otros que ayudan a los niños con lesiones y a sus familias a sanar y recuperarse.2

Citas

Cerrar Citas
  1. Centers for Disease Control and Prevention (CDC), National Center for Injury Prevention and Control, Division of Unintentional Injury Prevention. (2019). Protect the ones you love: Child injuries are preventable. Retrieved January 13, 2020, from http://www.cdc.gov/safechild en el contenido de Inglés
  2. CDC, National Center for Injury Prevention and Control, Division of Unintentional Injury Prevention. (2012). Vital Signs: Child injury. Retrieved January 13, 2020, from http://www.cdc.gov/vitalsigns/ChildInjury/index.html en el contenido de Inglés
  3. McDermott, K. W., Stocks, C., & Freeman, W. J. (2018). Overview of pediatric emergency department visits, 2015 (HCUP Statistical Brief #242) (PDF-171 KB). Rockville, MD: Agency for Healthcare Research and Quality. Retrieved February 19, 2020, from http://www.hcup-us.ahrq.gov/reports/statbriefs/sb242-Pediatric-ED-Visits-2015.pdf en el contenido de Inglés (PDF 171 KB)
  4. Albert, M., & McCraig, L. F. (2014). Injury-related emergency department visits by children and adolescents: United States, 2009–2010 (NCHS Data Brief No. 150). Hyattsville, MD: National Center for Health Statistics. Retrieved February 19, 2020, from https://www.cdc.gov/nchs/products/databriefs/db150.htm en el contenido de Inglés
arriba de paginaARRIBA