¿Cómo puedo lidiar con el dolor de larga duración?

Puede ser difícil vivir con dolor pélvico. No solo "duele" sino que también genera limitaciones en las tareas cotidianas y en la forma de desenvolverse de una mujer. Encontrar un tratamiento o varios tratamientos que la ayuden y obtener un diagnóstico también puede ser agotador emocionalmente. Por estas razones, es importante encontrar estrategias para sobrellevar el dolor de manera saludable. Las siguientes estrategias podrían ayudarle a sobrellevar el dolor1:

  • Terapia psicológica o "conversacional". Un profesional de la salud mental puede ayudarle a identificar pensamientos, sentimientos y conductas que pueden contribuir al dolor y ayudarle a darse cuenta de cómo sobrellevarlo. Un terapeuta puede ayudarle a fijarse metas y aprender nuevas formas de pensar y reaccionar frente al dolor. Estas estrategias pueden mejorar su pronóstico y cómo se siente frente al dolor.2 Las mujeres con dolor parecen tener mejores resultados cuando se suma la terapia al tratamiento médico.3
  • Grupos de apoyo para el dolor. Hablar con otras personas que tienen dolor puede darle ideas de cómo sobrellevarlo o cómo enfrentar otros problemas que le causa el dolor.
  • Actividad física. El dolor puede llevarlo a estar inactivo y esta falta de actividad puede provocar otros problemas de salud y la pérdida de funciones. La actividad física regular puede mantenerlo en forma y también evitar el aumento de peso, disminuir el riesgo de sufrir depresión y ayudarle a dormir mejor.4 Consulte a su médico sobre qué actividades físicas puede probar, ya que algunos tipos de actividad pueden contribuir al dolor.

Recuerde que las estrategias para sobrellevar el dolor poco saludables, como comer en exceso y fumar, pueden agravar el dolor.


  1. Institutos Nacionales de la Salud (NIH por sus siglas en inglés). (2012). Halt the hurt! Dealing with chronic pain. NIH News in Health. Obtenido el 19 de abril de 2012 de http://newsinhealth.nih.gov/issue/Mar2012 en el contenido de Inglés
  2. Keefe, F. J., Somers, T. J., & Kothadia, S. M. (2009). Coping with pain. Pain Clinical Updates, XVII, 1–5. Obtenido el 19 de abril de 2012 de https://s3.amazonaws.com/rdcms-iasp/files/production/public/Content/ContentFolders/Publications2/PainClinicalUpdates/Archives/Oct_09_PCU_Final_090209_1390261596365_10.pdf en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida (PDF - 650 KB)
  3. Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés) (2004). ACOG practice bulletin no. 51. Chronic pelvic pain. Obstetrics & Gynecology, 103, 589–605.
  4. Oficina para la Prevención de Enfermedades y Promoción de la Salud del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS por sus siglas en inglés) (2009). 2008 physical activity guidelines for Americans. Obtenido el 11 de mayo de 2012 de http://www.health.gov/paguidelines/guidelines/default.aspx#toc en el contenido de Inglés

« ¿Puede afectar mi bienestar emocional?

arriba de paginaARRIBA