Técnicas de reproducción asistida (ART)

Las técnicas de reproducción asistida (ART, por sus siglas en inglés) se refieren a tratamientos y procedimientos para lograr el embarazo.

Estos procedimientos complejos pueden ser una opción para personas que ya pasaron por diversos tratamientos para la infertilidad pero todavía no lograron el embarazo. Las personas interesadas en las ART deben consultar las opciones a un profesional de la salud y tal vez deban consultar a un especialista en fertilidad.

A continuación figuran algunas de las opciones de ART.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) compilan informes anuales sobre las tasas de éxito de las ART en el contenido de Inglés.

La inseminación intrauterina (IUI, por sus siglas en inglés) consiste en la colocación de los espermatozoides de un hombre en el útero de una mujer mediante un tubo largo y angosto, similar a una pajilla delgada.1

Más información sobre la IUI:1

  • La IUI es más efectiva para tratar la infertilidad en:
    • mujeres que tienen cicatrices o defectos en el cuello del útero
    • hombres que tienen un recuento bajo de espermatozoides
    • hombres con espermatozoides de baja movilidad
    • hombres que no pueden tener erecciones
    • hombres que tienen eyaculación retrógrada, una enfermedad en la que el esperma se eyacula hacia la vejiga en lugar de por el pene
    • parejas que tienen dificultades para mantener relaciones sexuales
  • La IUI puede utilizarse en combinación con medicamentos que estimulan la ovulación. Esta combinación puede aumentar las probabilidades de embarazo en algunos casos.
  • El éxito de la IUI depende de la causa de infertilidad de la pareja. Si la inseminación se realiza mensualmente, con esperma fresco o congelado, las tasas de éxito pueden ser de hasta 20% por ciclo. Esos resultados dependen de si se utilizan medicamentos para la fertilidad, la edad de la mujer y el diagnóstico de infertilidad, así como de otros factores que pueden afectar el éxito del ciclo.

Durante la fecundación in vitro (IVF, por sus siglas en inglés), los óvulos y los espermatozoides de la pareja se incuban juntos en un laboratorio para producir un embrión. Luego, un profesional de la salud coloca el embrión dentro del útero de la mujer, donde éste podría implantarse y dar como resultado un embarazo exitoso.

Los pasos para la IVF son:2

Superovulación

En este proceso, también llamado estimulación ovárica, inducción de la ovulación o estimulación de la maduración de los óvulos, la mujer toma medicamentos para estimular los ovarios y producir muchos óvulos maduros a la vez.

Estos medicamentos se administran mediante inyección durante 8 a 14 días. Un proveedor de atención médica controla de cerca el desarrollo de los óvulos mediante ecografías transvaginales y análisis de sangre para evaluar el crecimiento folicular y la producción de estrógeno de los ovarios. Cuando los óvulos están maduros —según lo determinado por el tamaño de los folículos ováricos y el nivel de estrógeno— una inyección de la hormona hCG inicia el proceso de ovulación. Un proveedor de atención médica saca los óvulos (extracción de óvulos) entre 34 y 36 horas después de la inyección de hCG.

Extracción de óvulos

Este es el proceso utilizado para extraer los óvulos de los ovarios para que puedan ser fecundados. Este procedimiento se realiza en el consultorio de un médico como procedimiento ambulatorio. Por lo general, se administran un sedante suave y un analgésico durante el procedimiento, que suele durar alrededor de 30 minutos. Los pasos para la extracción de óvulos son:

  • Se inserta una sonda de ecografía por la vagina para ver los ovarios y los folículos, que contienen los óvulos.
  • Se inserta una aguja a través de la pared de la vagina hasta los ovarios. Generalmente, se recurre a la ecografía para guiar la colocación de la aguja.
  • Se realiza una succión para extraer los óvulos de los ovarios a través de la aguja.

Fecundación

El hombre provee una muestra de semen. Si los espermatozoides son sanos, se los centrifuga para concentrarlos y reducir el volumen, se colocan en una cubeta junto con el óvulo y se dejan toda la noche en una incubadora. La fecundación generalmente ocurre sola. Sin embargo, a veces el espermatozoide no logra fecundar el óvulo por sí mismo. Cuando esto ocurre, se inyecta un espermatozoide dentro del óvulo utilizando una aguja. A este procedimiento se le llama inyección intracitoplasmática de espermatozoides (ICSI, por sus siglas en inglés). Alrededor del 60 % de las IVF en los Estados Unidos se realizan mediante la ICSI.3 La tasa de embarazos por IVF que resultan de una fecundación natural es aproximadamente la misma que la que resulta de una ICSI.

Se aconseja a las parejas hacerse una prueba genética si los espermatozoides no fecundan el óvulo sin asistencia. Esta prueba puede determinar si el esperma tiene problemas cromosómicos que podrían provocar problemas de desarrollo en los embriones resultantes.

Los embriones que se desarrollan a partir de la IVF se colocan en el útero entre 1 y 6 días después de la extracción.

Transferencia del embrión

Este procedimiento se realiza en el consultorio del médico. El procedimiento suele ser indoloro, pero algunas mujeres pueden sentir espasmos.

Un proveedor de atención médica inserta un tubo largo y fino a través de la vagina hasta el útero e inyecta el embrión en el útero. El embrión debe implantarse en la membrana que recubre el útero entre 6 y 10 días después de la extracción.

A veces los embriones se congelan y se los descongela en una fecha posterior para hacer la transferencia del embrión. Esto suele hacerse cuando los embriones frescos no se implantan o cuando una mujer quiere conservar sus óvulos para quedar embarazada en el futuro. Las mujeres programan la implantación según su ciclo de ovulación o bien reciben medicamentos con estrógeno y progesterona para preparar la membrana que recubre el útero para la implantación.

Cuando las parejas no logran un embarazo mediante los tratamientos de infertilidad o mediante las ART tradicionales, pueden optar por un método de ART con intervención de terceros para lograr el embarazo.2 La intervención de terceros puede consistir en:

Donación de esperma

Las parejas pueden usar esperma donado cuando el hombre no produce esperma, produce una cantidad muy baja de espermatozoides o tiene una enfermedad genética. El esperma donado puede utilizarse para IUI o para IVF.

Donación de óvulos

Este proceso puede utilizarse cuando una mujer no produce óvulos sanos que puedan ser fecundados. La donante de óvulos se somete a las etapas de superovulación y extracción de óvulos de la IVF. El óvulo donado puede luego fecundarse con el espermatozoide de la pareja de la mujer. El embrión resultante se implanta en el útero de la mujer, que está acondicionado para la implantación con tratamientos hormonales.

La donación de óvulos puede ser particularmente útil2 para mujeres que tienen alguna de las siguientes características:

  • Tienen insuficiencia ovárica primaria.
  • Han recibido quimioterapia o radioterapia.
  • Fueron sometidas a una extracción quirúrgica de los ovarios.
  • Nacieron sin ovarios.
  • Son portadoras de una enfermedad genética conocida.
  • Son infértiles debido a óvulos de baja calidad.
  • Son menopáusicas.

Subrogación tradicional o gestacional

Si una mujer no puede llevar un embarazo a término, ella y su pareja pueden optar por la gestación subrogada (tradicional o gestacional).

En la gestación subrogada tradicional, se insemina con el esperma del hombre de la pareja a una portadora sustituta. El bebé resultante estará biológicamente vinculado con la portadora sustituta y el hombre de la pareja. La subrogación tradicional puede utilizarse cuando la mujer de la pareja no produce óvulos sanos que puedan ser fecundados.

Por el contrario, en la gestación subrogada gestacional, se implanta en una portadora gestacional un embrión que no está biológicamente vinculado con ella (subrogación gestacional o plena). Esta alternativa puede utilizarse cuando la mujer de la pareja produce óvulos sanos pero no puede llevar un embarazo a término. De ser necesario, en estos casos podría utilizarse la donación de óvulos o de esperma.

Donación de embriones

La donación de embriones, a veces denominada adopción de embriones, permite a la madre receptora experimentar el embarazo y dar a luz al niño adoptado. Las parejas que se someten a IVF y forman su familia a veces eligen donar los embriones restantes. Una agencia de donación de embriones, como el Centro Nacional de Donación de Embriones en el contenido de InglésNotificacion de salida, almacena estos embriones congelados y actúa como mediador en la adopción con la mujer o la pareja que recibe la donación. La comunicación entre la pareja donadora y la pareja adoptiva puede ir del anonimato a una relación totalmente abierta.

Los siguientes son algunos de los motivos por los que una mujer puede elegir la adopción de embriones:

  • Ella o su pareja sufren infertilidad y buscan alternativas a otras ART.
  • Fracasos repetidos de la IVF.
  • A ella o a su pareja le preocupa la transmisión de un trastorno genético o existe un riesgo alto de esto.

El embrión donado se transfiere al útero de la receptora. Según los CDC, el 50 % de las transferencias con embriones congelados donados llegan a un embarazo, y en el 40 % de los casos se produce un nacimiento vivo.4

Citas

Citas Abiertas
  1. American Society for Reproductive Medicine. (2012). Inseminación intrauterina. Obtenido el 31 de mayo de 2016 en https://www.reproductivefacts.org/globalassets/rf/news-and-publications/bookletsfact-sheets/spanish-fact-sheets-and-info-booklets/inseminacion_intrauterina_iui-spanish.pdf Notificacion de salida (PDF 252 KB)
  2. American Society for Reproductive Medicine. (2012). Reproducción con Donante (Donación de espermatozoides, óvulos, embriones y vientre de alquiler): Guía para pacientes. Obtenido el 31 de mayo de 2016 en  https://www.reproductivefacts.org/globalassets/rf/news-and-publications/bookletsfact-sheets/spanish-fact-sheets-and-info-booklets/reproduccion_con_donante-spanish.pdf Notificacion de salida (PDF 902 KB)
  3. American Society for Reproductive Medicine. (2015). Assisted reproductive technologies: A guide for patients. Obtenido el 31 de mayo de 2016 en  http://www.fertilityanswers.com/wp-content/uploads/2016/04/assisted-reproductive-technologies-booklet.pdf en el contenido de InglésNotificacion de salida (PDF 1.7 MB)
  4. Centers for Disease Control and Prevention. (2013). Percentages of transfers using frozen or fresh donor embryos that resulted in pregnancies, live births, and single-infant live births, 2013. Obtenido el 26 de octubre de 2016 en http://www.cdc.gov/art/pdf/2013-national-summary-slides/art_2013_graphs_and_charts_final_figure42.pdf en el contenido de Inglés (PDF 238 KB)

 

arriba de paginaARRIBA