¿Se puede prevenir la morbilidad y la mortalidad maternas?

Es difícil responder esta pregunta porque las causas y las situaciones que rodean a la morbilidad y mortalidad maternas son complejas. Debido a que muchos factores juegan un papel en la morbilidad y la mortalidad maternas, no existe una forma única de prevenir problemas de salud y muertes maternas.

Mejorar la salud materna podría prevenir muchas muertes maternas.1 Conocer los factores de riesgo permite que los proveedores de atención médica y las mujeres embarazadas trabajen juntos para realizar un control antes, durante y después del embarazo y el parto; identificar problemas; y tomar medidas para solucionar los problemas antes de que se agraven. De esta manera, se puede reducir el riesgo de problemas a largo plazo y evitar la muerte. Algunas investigaciones sugieren que la mayoría de las muertes maternas se pueden prevenir.1

Por ejemplo, el NICHD lanzó su iniciativa Embarazo para todas las tallas, que educa a las mujeres embarazadas de talla grande sobre cómo trabajar con su proveedor de atención médica para aumentar sus posibilidades de tener un embarazo y un parto saludables. El cuidado antes del embarazo y el cuidado prenatal también puede ayudar a reducir los riesgos.

Sin embargo, no todos los problemas se pueden detectar antes de que se agraven. Algunos problemas y riesgos no están relacionados con comportamientos específicos o afecciones crónicas y no se pueden detectar, prevenir o tratar. En algunos casos, pueden ocurrir problemas graves de salud y muertes sin signos de advertencia, lo que significa que no hay nada que una mujer o su proveedor de atención médica puedan hacer para prevenirlos.

La investigación que nos ayuda a comprender el embarazo y el parto eventualmente ayudará a mejorar la atención médica materna, informará sobre los tratamientos y, posiblemente, permitirá que los proveedores de atención médica identifiquen y aborden las complicaciones antes de que se agraven. Obtenga más información en Información de la investigación sobre la morbilidad y mortalidad maternas del NICHD.

Al mismo tiempo, los proveedores de atención médica, hospitales y sistemas de salud, familias y mujeres embarazadas trabajan para reducir la morbilidad y mortalidad maternas. Algunas de estas actividades incluyen lo siguiente:

  • crear comités de revisión para examinar las causas de muerte materna;
  • compartir listas de verificación de seguridad en hospitales, clínicas y oficinas de proveedores;
  • mejorar del acceso a servicios de salud de alta calidad;
  • alertar a las mujeres sobre los signos y los síntomas de las complicaciones que podrían agravarse.

En todo el mundo, la mayoría de las muertes maternas ocurren en países en desarrollo, donde las mujeres tienen poco o ningún acceso a los servicios de salud.1 La reducción de la mortalidad y la morbilidad maternas es una prioridad para muchos departamentos nacionales de salud y para organizaciones internacionales, incluida la Organización Mundial de la Salud (OMS). Lea más sobre los esfuerzos de la OMS para reducir la mortalidad y la morbilidad maternas Notificacion de salida.

Citas

Cerrar Citas
  1. Petersen, E. E., Davis, N. L., Goodman, D., Cox, S., Mayes, N., E., Syverson, C., & Barfield, W. (2019). Vital signs: Pregnancy-related deaths, United States, 2011–2015, and strategies for prevention, 13 states, 2013–2017. Morbidity and Mortality Weekly Report, 68(18), 423–429. Retrieved April 29, 2020, from https://doi.org/10.15585/mmwr.mm6818e1 en el contenido de Inglés
arriba de paginaARRIBA