¿Cuáles son algunas soluciones conocidas para evitar la conducción arriesgada?

La seguridad vial depende del buen juicio de los conductores y el menor deseo de asumir riesgos, lo que, al igual que la mayoría de los hábitos, se desarrolla con el tiempo. Cualquier cosa que mejore la seguridad vial para todos los conductores mejora la seguridad de los conductores jóvenes. Algunas estrategias fueron diseñadas específicamente para los jóvenes conductores, a fin de limitar su exposición al riesgo en tanto desarrollan un buen juicio y hábitos de conducción segura.

Estrategias de seguridad vial específicas para conductores adolescentes

Estrategias de seguridad vial para todos los conductores

Leyes sobre licencias escalonadas

En los 50 estados y el Distrito de Columbia hay leyes que establecen sistemas de licencias escalonadas con requerimientos determinados para los nuevos conductores. Los requerimientos específicos varían de un estado a otro, pero cada programa de otorgamiento de licencias tiene tres etapas:1

  • Etapa de aprendizaje. En la mayoría de los estados, los conductores que se encuentran en esta etapa siempre deben ser supervisados por un adulto. Al finalizar la etapa de aprendizaje, el conductor debe aprobar un examen para pasar a la siguiente etapa.
  • Etapa intermedia. Para esta etapa, las leyes establecen una edad mínima requerida y restricciones sobre la conducción nocturna y la cantidad de pasajeros.
  • Etapa con todos los privilegios. Las leyes exigen una edad mínima, en general 18 años, para conducir sin restricciones.

La cantidad de accidentes automovilísticos disminuyó en los estados con programas de otorgamiento de licencias más exigentes, en particular en los que imponen más restricciones.2

La legislación más efectiva tiene al menos cinco de los siguientes siete elementos:

  • Una edad mínima de 16 años para obtener el permiso de aprendizaje (también llamado permiso de principiante)
  • Una restricción que requiera que un conductor joven tenga un permiso de aprendizaje durante al menos seis meses antes de poder solicitar una licencia provisoria
  • Un requerimiento de 50 a 100 horas de conducción supervisada
  • Una edad mínima de 17 años para obtener la licencia intermedia
  • Restricciones que impidan conducir de noche
  • Un límite en la cantidad de pasajeros adolescentes permitidos en el vehículo
  • Una edad mínima de 18 años para obtener una licencia con todos los privilegios3

Los padres cumplen un papel muy importante en el éxito de las licencias escalonadas. Pueden determinar cuándo los adolescentes pueden rendir el examen para obtener un permiso de aprendizaje o una licencia. También pueden supervisar al conductor provisorio cuando practica la conducción. Además, pueden ayudar a hacer cumplir determinadas condiciones, como la restricción de no conducir por la noche. Las investigaciones muestran que en las familias en las que los padres imponen límites más estrictos, es menos probable que los adolescentes exhiban conductas de riesgo al conducir.4

Programa de Puntos de Control

Investigadores del NICHD desarrollaron el Programa de Puntos de Control en el contenido de Inglés — un programa nacional de educación para conductores que alienta a los padres a supervisar a sus hijos adolescentes con nuevas licencias y a ser modelos de buenas conductas al conducir.

Un elemento importante del Programa de Puntos de Control es un acuerdo escrito firmado tanto por los padres como por los adolescentes. En este acuerdo, padres y adolescentes se comprometen a cumplir con determinadas condiciones que ayudarán a que el nuevo conductor desarrolle un buen juicio a la hora de conducir. Estas incluyen no conducir en condiciones que hagan que los conductores corran más riesgo de tener un accidente . Aprender a conducir es un proceso que requiere desarrollar buen juicio detrás del volante; los primero seis meses luego de que los nuevos conductores reciben sus licencias se consideran los más peligrosos.5

Con un acuerdo de conducción, el padre y el adolescente establecen un "punto de control" en un mes. En ese momento, evaluarán el grado de comodidad del nuevo conductor para conducir en las calles locales en diferentes situaciones. En el primer punto de control, estas incluyen situaciones durante el día, cuando las calles están secas y sin otro pasajero en el vehículo. Luego de cada punto de control adicional, el padre acuerda retirar restricciones en la medida en que el adolescente demuestre tener buen juicio al conducir. Además, el padre se compromete a llevar al adolescente a los lugares que necesite hasta que pase por todos los puntos de control.

Evitar la conducción distraída

La falta de atención es la principal causa de accidentes. Cualquier cosa que impida que el conductor preste total atención a la vía pública, incluido marcar un número en el teléfono, utilizar mensajes de texto y ajustar los teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos, aumenta el riesgo de tener un accidente automovilístico. Además, las tareas que requieren pensar reducen la capacidad del conductor para identificar y reaccionar ante los posibles peligros en la calle. Actualmente, 32 estados prohíben el uso de cualquier teléfono celular a los conductores novatos. Solo 10 estados, el Distrito de Columbia, Guam y las Islas Vírgenes prohíben el uso de teléfonos celulares sin manos libres a los conductores de todas las edades. En todos estos estados excepto dos, el uso del teléfono celular es causa suficiente para que un oficial de policía haga detenerse a un conductor. Enviar mensajes de texto mientras se conduce actualmente está prohibido en 37 estados, el Distrito de Columbia y Guam.6

Además de las leyes que regulan el uso de teléfonos celulares y otros dispositivos electrónicos, las mejoras generales en el entorno de conducción pueden reducir los accidentes automovilísticos. Estas incluyen7:

  • "Bandas sonoras" (bandas de pavimento estriado que provocan un sonido similar al trueno cuando un vehículo pasa por encima) tanto en la línea central como en los bordes de la calle
  • Líneas de los bordes anchas y visibles
  • Señales de tránsito fácilmente visibles
  • Mejor iluminación por la noche

Contrarrestar el exceso de velocidad y la conducción arriesgada

Más de la mitad de los accidentes mortales tuvieron como elemento conductas de riesgo al conducir, siendo el exceso de velocidad el factor más común.6 Las estrategias para combatir estos problemas se clasifican en cuatro categorías:

  • Leyes. Las leyes sobre límites de velocidad son efectivas cuando se hacen cumplir. Las leyes dirigidas a la conducción agresiva o arriesgada no se consideran efectivas y no se utilizan con frecuencia.
  • Aplicación de la ley. La aplicación automática de la ley, como las cámaras para detectar la velocidad, pueden reducir de manera efectiva la prevalencia del exceso de velocidad y los accidentes. Otros tipos de técnicas para hacer cumplir las leyes, incluso la presencia policial de alta visibilidad, solo tienen una efectividad moderada.
  • Sanciones y pronunciamientos judiciales. En el mejor de los casos, estas estrategias solo funcionan moderadamente bien.
  • Comunicación y actividades de extensión. Las campañas para informar al público sobre el cumplimiento de las leyes son efectivas, pero los costos pueden ser altos.

Usar los cinturones de seguridad

Los cinturones de seguridad protegen a los conductores y a los pasajeros de sufrir lesiones y morir. Para las personas en el asiento delantero, los cinturones de seguridad pueden reducir el riesgo de tener una lesión mortal en hasta un 60%.8En los vehículos con cinturones de seguridad y bolsas de aire, ambas características de seguridad son más efectivas cuando se usan juntas.9 Gracias a estas y otras características de seguridad, los pasajeros de los vehículos ahora están más seguros que nunca, y las lesiones debido a accidentes automovilísticos graves son menos serias de lo que solían ser.10

Alrededor del 87% de las personas usa el cinturón de seguridad,9 un récord histórico. Sin embargo, los conductores adolescentes son menos propensos a usarlos que los conductores adultos.11

Desde septiembre de 2013, 33 estados y el distrito de Columbia permiten a los oficiales de policía obligar a un conductor a detenerse únicamente por violar la ley sobre el uso del cinturón de seguridad. En 16 estados, los oficiales de policía solo pueden citar a los infractores cuando se les detiene por otra infracción a las normas de tránsito. Un solo estado no exige el uso de cinturón de seguridad.8

Además de hacer cumplir las leyes sobre el uso del cinturón de seguridad, la campaña Click It or Ticket (Abróchalo o paga la multa) en el contenido de Inglés concientiza a la población sobre la importancia de usar los cinturones de seguridad y ha logrado aumentar su uso. El uso del cinturón de seguridad es más alto en los estados que permiten a los oficiales de policía obligar a un conductor a detenerse solo por el hecho de infringir las leyes de uso del cinturón de seguridad y que publicitan el hecho de que hacen cumplir estas leyes.8

Evitar beber alcohol y conducir

El hecho de beber y conducir ha bajado mucho en la última década. Junto con los enfoques que figuran abajo, las normas sociales sobre la aceptabilidad de beber y conducir han cambiado debido a las campañas de información pública. Sin embargo, beber y conducir (automóviles o motos) continúa siendo una práctica frecuente en los adolescentes.12 Los siguientes tres enfoques ayudan a evitar que las personas beban y conduzcan:

  • Puntos de control de la sobriedad. Estos puntos de control brindan a los oficiales de policía la posibilidad de determinar si un conductor está bajo los efectos del alcohol y verificar los niveles de alcohol en la sangre de un individuo, si presentara signos de intoxicación. Utilizar de manera amplia estos puntos de control podría salvar entre 1.500 y 3.000 vidas cada año.
  • Leyes de edad mínima legal para beber. Estas leyes han disminuido dramáticamente la tasa de adolescentes que conduce bajo los efectos del alcohol. Mantener la edad legal para beber en los 21 años y hacer cumplir esta ley ayuda a evitar que los conductores jóvenes e inexpertos beban y conduzcan.13
  • Dispositivos que impiden conducir. Se pueden instalar en los vehículos dispositivos llamados "traba de encendido", que impiden arrancar el vehículo cuando los niveles de alcohol en la sangre del conductor exceden el límite establecido. Estos dispositivos se usan para evitar que los conductores que ya fueron condenados por conducir bajo los efectos del alcohol beban y conduzcan. Los estudios muestran que estos dispositivos pueden reducir las tasas de un nuevo arresto por beber y conducir en aproximadamente dos tercios.14

  1. Asociación de Gobernadores para la Seguridad en las Carreteras (GHSA por sus siglas en inglés). (Mayo de 2012). Graduated driver licensing (GDL) laws. Obtenido el 6 de mayo de 2012 de  http://www.ghsa.org/html/stateinfo/laws/license_laws.html en el contenido de InglésNotificaciόn de salida Vea también la página del Instituto de Seguros para la Seguridad en las Carreteras (IIHS por sus siglas en inglés). (s/f). Young driver licensing systems in the U.S. Obtenido el 6 de mayo de 2012 de https://www.iihs.org/topics/teenagers#graduated-licensing en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  2. Shope, J. T., Molnar, & L. J. (2003, January). Graduated driver licensing in the United States; evaluation results from the early programs. Journal of Safety Research; 34(1),63-69. Obtenido el 29 de junio de 2012 de http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/12535907 en el contenido de Inglés
  3. Simons-Morton, B. (2007). Parent involvement in novice teen driving: Rationale, evidence of effects, and potential for enhancing graduated driver licensing effectiveness. Journal of Safety Research, 38, 193–202. Obtenido el 29 de junio de 2012 de http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2563441/ en el contenido de Inglés
  4. NICHD. (4 de noviembre de 2011). Graduated drivers licensing programs reduce fatal teen crashes [NIH News release]. Obtenido el 6 de mayo de 2012 de http://www.nichd.nih.gov/news/releases/Pages/110411-graduated-licensing.aspx en el contenido de Inglés
  5. State Farm Insurance. (2007). Teen drivers. Honest talk. Real solutions: A handbook for parents. Obtenido el 19 de junio de 2012 de  https://www.statefarm.com/simple-insights/auto-and-vehicles/teen-driving-101-a-stepbystep-test-of-essential-skills en el contenido de InglésNotificaciόn de salida .
  6. Kelley-Baker, T., & Romano, E. (2010). Female involvement in U.S. nonfatal crashes under a three-level hierarchical crash model. Accident Analysis & Prevention, 42(6), 2007–2012.
  7. GHSA. (2012). Cell phone and texting laws. Obtenido el 7 de mayo de 2012 de http://www.ghsa.org/html/stateinfo/laws/cellphone_laws.html en el contenido de InglésNotificaciόn de salida
  8. Administración Nacional de Seguridad del Tráfico en Carreteras  (NHTSA). (2011).Countermeasures that work: A highway safety countermeasure guide for state highway safety offices (6th ed.) (NHTSA Publication No. DOT HS 811 620). Obtenido el 7 de mayo de 2012 de http://www.nhtsa.gov/staticfiles/nti/pdf/811444.pdf en el contenido de Inglés (PDF - 3,47 MB)
  9. IIHS. (2012). Safety belt and child restraint laws. Obtenido el 19 de septiembre de 2013 de https://www.iihs.org/topics/child-safety#restraint-use en el contenido de InglésNotificaciόn de salida
  10. NHTSA. (2013). Occupant protection. Traffic Safety Facts: 2011 Data (NHTSA Publication No. DOT HS 811 729). Obtenido el 19 de septiembre de 2013 de  http://www-nrd.nhtsa.dot.gov/Pubs/811729.pdf en el contenido de Inglés (PDF - 843 KB)
  11. IIHS. (2006). Bad statistics lead to misinformation. Status Report, 41(4). Obtenido el 19 de septiembre de 2013 de  http://trid.trb.org/view.aspx?id=782456 en el contenido de InglésNotificaciόn de salida (PDF - 851 KB).
  12. García-España, J. F., Winston, F. K., & Durbin, D. R. (2012). Safety belt laws and disparities in safety belt use among US high-school drivers. American Journal of Public Health 102(6), 1128–1134. PMID:  22515851 en el contenido de Inglés
  13. Li, K. -G., Simons-Morton, B. G., & Hingson, R. (in press). Impaired driving prevalence among US high school students: associations with substance use and risky driving behaviors. American Journal of Public Health.
  14. Instituto Nacional de Abuso de Alcohol y Alcoholismo (NIAAA por sus siglas en inglés). (s/f). Underage drinking: A growing health care concern. Obtenido el 29 de junio de 2012 de  https://www.niaaa.nih.gov/publications/brochures-and-fact-sheets/underage-drinking en el contenido de Inglés
  15. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés) (2011). Drinking and driving: A threat to everyone. Obtenido el 4 de mayo de 2012 de http://www.cdc.gov/vitalsigns/drinkinganddriving/ en el contenido de Inglés

« ¿Quién corre riesgo?

arriba de paginaARRIBA