¿Qué causa una lesión de la médula espinal (SCI por sus siglas en inglés) y cómo afecta al cuerpo?

Una SCI es el resultado de un daño en las vértebras, los ligamentos o los discos de la columna vertebral o en la médula espinal misma.

Una SCI traumática puede surgir a partir un golpe abrupto en la columna que fractura, disloca, aplasta o comprime una o más vértebras. Los accidentes automovilísticos son la causa principal de las SCI en los menores de 65 años.  Las caídas son la causa más frecuente de las SCI en las personas de 65 años o más.

Desde 2005, las SCI han sido causadas por1:

  • Accidentes automovilísticos (40,4%)
  • Caídas (27,9%)
  • Violencia, incluidas heridas de bala (15%)
  • Accidentes vinculados al deporte  (8%)
  • Otros/se desconoce (8,5%)

¿Qué sucede en el cuerpo cuando la médula espinal sufre una lesión?

Cuando se sufre una lesión en la médula espinal, esta comienza a hincharse en el área dañada, lo que interrumpe el flujo vital de sangre al tejido nervioso e impide la llegada del oxígeno al mismo. Esto da inicio a una cascada de consecuencias negativas que afectan al cuerpo entero: el tejido medular lesionado muere, queda desprovisto de aislación y se daña aún más debido a una respuesta masiva del sistema inmunitario.2

  • Flujo de sangre. El flujo lento de sangre al lugar de la lesión comienza a reducir el flujo de sangre a las zonas adyacentes, lo que pronto afecta todas las partes del cuerpo. El cuerpo comienza a perder su habilidad para autoregularse, lo que genera una caída drástica de la presión arterial y el ritmo cardíaco.
  • Inundación de neurotransmisores. La SCI produce una liberación excesiva de neurotransmisores, o sustancias bioquímicas, que permiten que las células nerviosas se comuniquen entre sí. Estos químicos, especialmente el glutamato, sobreexcita las células nerviosas y las mata mediante un proceso conocido como excitotoxicidad. El proceso también mata los oligodendrocitos esenciales que rodean y protegen los axones medulares gracias al aislamiento de la mielina, la cual permite que los nervios medulares transmitan la información desde y hacia el cerebro.
  • Invasión de células inmunitarias. Un ejército de células del sistema inmunitario acude al área de la médula dañada. Si bien ayudan a prevenir una infección y limpian los deshechos de las células muertas, también provocan inflamación. Estas células inmunitarias estimulan la liberación de ciertas citocinas que, en concentraciones altas, pueden ser tóxicas para las células nerviosas, especialmente para aquellas necesarias para mantener la capa de mielina alrededor de los axones.3
  • Ataque de radicales libres. La inflamación causada por las células del sistema inmunitario desencadena oleadas de radicales libres, formas altamente reactivas de moléculas de oxígeno. Estos radicales libres reaccionan de manera destructiva ante muchos tipos de moléculas celulares, y, en el proceso, dañan gravemente las células nerviosas sanas.
  • Autodestrucción de las células nerviosas. El proceso natural de muerte celular programada (conocido como apoptosis) se activa de manera descontrolada en el lugar de la lesión. Se desconocen las razones por las que esto sucede. Días o semanas después de la lesión, los oligodendrocitos mueren sin causa aparente, lo que reduce la integridad de la médula espinal.

Días o semanas después de la lesión inicial, por lo general se produce daño adicional debido al sangrado, la hinchazón, la inflamación y la acumulación de fluido en y alrededor de la médula espinal.


  1. Centro Nacional de Estadística sobre Lesiones de la Médula Espinal. (2011). Spinal cord injury facts and figures at a glance. Obtenido el lunes, 21 de mayo de 2012 de https://www.nscisc.uab.edu/PublicDocuments/nscisc_home/pdf/Facts%202011%20Feb%20Final.pdf en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida (PDF - 197 KB) 
  2. Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2012). Spinal cord injury: Hope through research. Obtenido el 22 de mayo de 2012 de https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Hope-Through-Research/Spinal-Cord-Injury-Hope-Through-Research en el contenido de Inglés 
  3. Maier, S.F., & Watkins, L.R. (2012). Consequences of the Inflamed Brain (Dana Foundation). https://www.dana.org/article/consequences-of-the-inflamed-brain/ en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida 

« ¿Cuántas personas tienen la 
enfermedad o corren riesgo de tenerla?
¿Cómo se diagnostica? »

arriba de paginaARRIBA