¿Cómo se diagnostica una lesión de la médula espinal (SCI por sus siglas en inglés)?

Las SCI no siempre se reconocen de inmediato. Las siguientes lesiones deben evaluarse para descartar una posible lesión en la médula espinal1:

  • Lesiones en la cabeza, particularmente en las que hubiera traumatismo facial
  • Fracturas de pelvis
  • Lesiones penetrantes en el área de la columna vertebral
  • Lesiones por caídas desde altura

Si cualquiera de estas lesiones ocurriera junto con cualquiera de los síntomas mencionados arriba (dolor de cabeza, cuello o espalda agudos; disminución de sensibilidad en las extremidades; pérdida de control de alguna parte del cuerpo; problemas urinarios o intestinales; dificultad para caminar; dolor o presión en el área del pecho; dificultad para respirar; bultos en la cabeza o la columna), podríamos estar frente a una SCI.

Una persona que se sospecha tiene una SCI debe ser transportada con cuidado —para evitar daño adicional, la columna debe mantenerse inmóvil— a una sala de emergencia o un centro de trauma. Un médico le hará preguntas a la persona para determinar la naturaleza del accidente, y el equipo médico podría hacerle algunas pruebas para evaluar la función sensorial y el movimiento. Si la persona lesionada se quejara de dolor en el cuello, no estuviera despierta por completo o tuviera signos evidentes de debilidad o de lesión neurológica, se realizarán pruebas de diagnóstico.

Estas pruebas pueden incluir2:

  • Exploración por tomografía computada (CT por sus siglas en inglés). Este método utiliza computadoras para formar una serie de imágenes transversales que podrían mostrar la ubicación y el alcance del daño y revelar problemas como coágulos sanguíneos (hematomas).
  • Exploración por imágenes de resonancia magnética (MRI por sus siglas en inglés). Un equipo de MRI toma "fotos" del área lesionada utilizando un campo magnético fuerte y ondas de radio. Una computadora crea una imagen de la columna para revelar posibles hernias de disco y otras anomalías.
  • Mielograma. Se trata de una radiografía de la columna tras inyectar una tinta de contraste.
  • Estudios de potenciales evocados somatosensoriales (SSEP por sus siglas en inglés) o estimulación magnética. Realizar estas pruebas podría mostrar si las señales nerviosas pueden pasar a través de la médula espinal.
  • Radiografías de columna. Estas pueden mostrar fracturas o daño en los huesos de la columna.

Alrededor del tercer día después de la lesión, los médicos hacen a los pacientes un examen neurológico completo para diagnosticar la gravedad de la lesión y predecir el grado de recuperación potencial. Esto implica realizar al paciente pruebas de fuerza muscular y de sensibilidad a la luz y al contacto con un pequeño pinchazo. Para realizar el diagnóstico, los médicos usan la Escala de Discapacidad ASIA (de la Asociación Americana de Lesión de la Médula Espinal). Las radiografías, las MRI o las técnicas de imagenología más avanzadas también se utilizan para visualizar la columna entera.

La Escala de Discapacidad ASIA tiene cinco niveles de clasificación, desde la pérdida total de la función neural en el área afectada hasta completamente normal3:

  • A: La discapacidad es total. No hay función motora o sensorial por debajo del nivel de la lesión.
  • B: La discapacidad es incompleta. Se mantiene la función sensorial, aunque no la función motora, debajo del nivel neurológico (el primer nivel normal por encima del nivel de la lesión) y se mantiene algo de sensibilidad en los segmentos sacros S4 a S5.
  • C: La discapacidad es incompleta. Se mantiene la función motora debajo del nivel neurológico, pero más de la mitad de los músculos principales debajo del nivel neurológico tiene una lesión muscular grado 3 (p. ej. no tienen fuerza suficiente para moverse en contra de la gravedad).
  • D: La discapacidad es incompleta. Se mantiene la función motora debajo del nivel neurológico, y en al menos la mitad de los músculos principales debajo del nivel neurológico tiene una lesión muscular grado 3 o mayor (p. ej. las articulaciones pueden moverse en contra de la gravedad).
  • E: Las funciones del paciente son normales. Ninguna función motora y sensorial se encuentra afectada.

A modo de ilustración, una persona clasificada como nivel C en la escala ASIA funciona mejor que una persona en el nivel B. En otra época, un paciente podía clasificarse como cuadripléjico C4. Hoy, sin embargo, utilizando la escala ASIA, la clasificación podría ser tetrapléjico ASIA A nivel C4. En lo que respecta a los grados de la fuerza muscular, cero es el más bajo, que corresponde a la ausencia de movimiento muscular. Cinco es el más alto y representa una fuerza normal y completa.4,5


  1. Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2012). Spinal cord injury: Hope through research. Obtenido el 26 de junio de 2012 de https://www.ninds.nih.gov/Disorders/Patient-Caregiver-Education/Hope-Through-Research/Spinal-Cord-Injury-Hope-Through-Research en el contenido de Inglés
  2. PubMed Health. (2010). Spinal cord trauma. Obtenido el 26 de junio de 2012 de https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001066.htm en el contenido de Inglés 
  3. The Spinal Cord Injury Zone. (2009). What is ASIA impairment scale. Obtenido el 26 de junio de 2012 de http://www.spinalcordinjuryzone.com/answers/9243/what-is-asia-impairment-scale 
  4. Shepherd Center. (n.d.) Diagnosing the severity of a SCI. ​https://www.shepherd.org/patient-programs/spinal-cord-injury/diagnosing-the-severity-of-a-spinal-cord-injury en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  5. Radiopaedia. (s/f). ASIA impairment scale. Obtenida el 26 de junio de 2012 de http://radiopaedia.org/articles/asia-impairment-scale en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida

« ¿Qué la causa/
cómo afecta el cuerpo?
¿Cuáles son los
tratamientos para una SCI?
 »

arriba de paginaARRIBA