¿Cuántas personas tienen una lesión de la médula espinal (SCI por sus siglas en inglés)?

Según el Centro Nacional de Estadística sobre Lesiones de la Médula Espinal, anualmente aparecen alrededor de 12.000 casos nuevos de SCI en los Estados Unidos,1 lo que corresponde a aproximadamente 40 casos por cada millón de personas. Sin embargo, los últimos estudios sobre la incidencia de las SCI se realizaron en la década del 90, por lo que se desconoce si la incidencia ha cambiado en los últimos años. En 2010, alrededor de 250.000 personas en los Estados Unidos vivían con una SCI.

La mayoría de las SCI se observa en adultos jóvenes o de mediana edad. Entre 1973 y 1979, la edad promedio al sufrir estas lesiones era de 28,7 años, y la mayoría ocurría entre los 16 y 30 años.  Sin embargo, los cambios demográficos desde mediados de la década de 1970 han provocado un aumento de 9 años en la media de edad de la población estadounidense. De igual modo, la edad promedio de una SCI ha aumentado con el tiempo. De 2005 a 2010, la edad promedio era de 40,7.2

¿Quién corre riesgo de sufrir una SCI?

Las SCI suelen ser el resultado de accidentes y, por lo tanto, pueden ocurrirle a cualquiera.

Los factores que aumentan el riesgo de una SCI son:

  • Conducir o viajar en automóvil. Usar el cinturón de seguridad puede reducir la posibilidad de sufrir una SCI en un 60%; usar el cinturón de seguridad y tener un airbag en funcionamiento puede reducir las probabilidades de esta lesión en hasta un 80%.3,4
  • Ser hombre. El 80% de los pacientes con lesión de la médula espinal son hombres.5
  • Operar maquinaria sin usar equipos de seguridad6
  • Uso inadecuado o inseguro de una escalera, que podría resultar en una caída7
  • Consumir drogas o alcohol al conducir, operar maquinaria o hacer deportes8
  • Tener artritis, osteoporosis u otro trastorno de los huesos o las articulaciones9

  1. Centro Nacional de Estadística sobre Lesiones de la Médula Espinal. (2011). Spinal cord injury facts and figures at a glance. Obtenido el 22 de mayo de 2012 de https://www.nscisc.uab.edu/PublicDocuments/nscisc_home/pdf/Facts%202011%20Feb%20Final.pdf en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida (PDF - 197 KB) 
  2. Centro Nacional de Estadística sobre Lesiones de la Médula Espinal. (2011). Spinal cord injury facts and figures at a glance. Obtenido el 22 de mayo de 2012 de https://www.nscisc.uab.edu/PublicDocuments/nscisc_home/pdf/Facts%202011%20Feb%20Final.pdf en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida (PDF - 197 KB) 
  3. Clayton, B., MacLennan, P. A., McGwinn, G., Jr. Rue, L. W., III, Kirkpatrick, J. S. Cervical spine injury and restraint system use in motor vehicle collisions. Spine 2004 February;29(4):386-389. 
  4. Thompson, W. L., Steill, I. G., Clement, C. M., Brison, R. J. (2009). Association of injury mechanism with the risk of cervical spine fractures. Canadian Journal of Emergency Medicine, 11(1):14-22. 
  5. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). (2010). Spinal Cord Injury (SCI): Fact Sheet. Obtenido el 21 de junio de 2012 de http://www.cdc.gov/TraumaticBrainInjury/scifacts.html en el contenido de Inglés 
  6. Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés). (2011). Machine safety. Obtenido el 26 de junio de 2012 de http://www.cdc.gov/niosh/topics/machine/default.html en el contenido de Inglés 
  7. Hasler, R. M., Exadaktylos, A. K., Bouamra, O., Benneker, L. M., Clancy, M., Sieber, R. et al. (2011). Epidemiology and predictors of spinal injury in adult major trauma patients: European cohort study. European Spine Journal, 20(12):2174-2180. 
  8. Beers, M. H., & Kaplan, J. L. (Eds.). (2006). The Merck manual of diagnosis and therapy. 18th ed. Whitehouse Station, NJ: Merck Sharp & Dohme Corp. 
  9. PubMed Health. (2010). Spinal cord trauma. Obtenido el 26 de junio de 2012 de https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001066.htm 

« ¿Cuáles son los 
síntomas comunes?
¿Qué la causa/cómo
afecta al cuerpo?
 »

arriba de paginaARRIBA