¿Qué causa un accidente cerebrovascular?

Accidente cerebrovascular isquémico

El accidente cerebrovascular isquémico se debe a una obstrucción en una arteria que transporta sangre al cerebro. La arteria obstruida corta el suministro de sangre a parte del cerebro. En general, la obstrucción es provocada por un coágulo sanguíneo. A veces, la obstrucción ocurre cuando una arteria se vuelve demasiado estrecha para que pase suficiente sangre. Este estrechamiento se llama estenosis. La estenosis es provocada por la acumulación de coágulos sanguíneos y placa—una mezcla de sustancias grasas, incluido el colesterol—en las paredes internas de la arteria.

Los problemas de coagulación sanguínea son más frecuentes a medida que las personas envejecen. Algunos medicamentos, como las píldoras anticonceptivas hormonales, también pueden aumentar el riesgo de formación de coágulos sanguíneos. La estenosis suele ser causada por una enfermedad de los vasos sanguíneos llamada arteriosclerosis. En la arteriosclerosis se acumula placa en las paredes internas de las arterias. Esto hace que las paredes arteriales se vuelvan gruesas, duras y menos flexibles, lo que disminuye el flujo de sangre. La presencia de placa también provoca la formación de coágulos sanguíneos. Ingerir alimentos ricos en grasas saturadas y colesterol puede hacer que la cantidad de colesterol en el organismo sea demasiado alta. Tener colesterol alto puede provocar esta acumulación de placa en las paredes de las arterias. La presión arterial alta también contribuye a la arteriosclerosis.

Accidente cerebrovascular hemorrágico

El accidente cerebrovascular hemorrágico se debe a la rotura de una arteria que derrama sangre en parte del cerebro. En un cerebro saludable, la sangre permanece en las arterias y no tiene contacto con las neuronas. Cuando durante un accidente cerebrovascular hemorrágico la sangre irrumpe en el cerebro, se altera el flujo normal de sangre al cerebro y la sangre interfiere con el equilibrio químico normal que las neuronas necesitan para funcionar.

La presión arterial alta puede debilitar las paredes arteriales y hacerlas más propensas a romperse o estallar. Los problemas de coagulación sanguínea también pueden aumentar el riesgo de sangrado en un accidente cerebrovascular hemorrágico. Estos problemas pueden ser causados por trastornos sanguíneos o medicamentos que disminuyen la coagulación. Otra causa del accidente cerebrovascular hemorrágico son las anormalidades en la estructura de los vasos sanguíneos que se forman durante el desarrollo del cerebro.1,2

  1. Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2012). Stroke: Hope through research. Obtenido el 7 de agosto de 2012 de http://www.ninds.nih.gov/disorders/stroke/detail_stroke.htm en el contenido de Inglés 
  2. Instituto Nacional de Enfermedades Neurológicas y Accidentes Cerebrovasculares (NINDS por sus siglas en inglés) (2009). Stroke: Challenges, progress, and promise. Obtenido el 7 de agosto de 2012 de http://stroke.nih.gov/materials/strokechallenges.htm en el contenido de Inglés 

«¿Cuántas personas tienen 
la enfermedad o corren riesgo?
Cuáles son los resultados y los tratamientos? »

arriba de paginaARRIBA