¿Cuáles son los síntomas de la endometriosis?

Los principales síntomas de la endometriosis son el dolor y la infertilidad.1

Otros síntomas comunes de la endometriosis incluyen:1

  • Calambres menstruales dolorosos o incluso debilitantes, que pueden empeorar con el tiempo
  • Dolor durante las relaciones sexuales
  • Dolor en el intestino o la parte baja del abdomen
  • Movimientos intestinales dolorosos o micción dolorosa durante los períodos menstruales
  • Períodos menstruales abundantes
  • Manchado premenstrual o sangrado entre períodos2
  • Problemas para quedar embarazada3

Además, las mujeres con endometriosis pueden tener el síndrome de vejiga dolorosa, síntomas digestivos o gastrointestinales similares a un trastorno intestinal, así como fatiga o falta de energía.4,5

Para algunas mujeres, el dolor asociado con la endometriosis se vuelve más leve después de la menopausia. Sin embargo, la terapia hormonal, como el estrógeno o las píldoras anticonceptivas administradas para reducir los síntomas de la menopausia, puede causar que el dolor y otros síntomas continúen.

Dolor relacionado con la endometriosis

Los investigadores saben que el dolor es un síntoma primario de la endometriosis, pero no saben qué causa el dolor con exactitud.

La gravedad del dolor no se corresponde con el número, la ubicación o la extensión de las lesiones de endometriosis. Algunas mujeres con solo unas pocas lesiones pequeñas experimentan un dolor intenso; otras mujeres pueden tener zonas muy grandes de endometriosis, pero experimentan poco dolor.1,6

La evidencia actual sugiere varias explicaciones posibles para el dolor asociado con la endometriosis, incluidas las siguientes:1,6

  • Las zonas de endometriosis responden a las hormonas de manera similar que el revestimiento del útero. Estos tejidos pueden sangrar o inflamarse cada mes, como un período menstrual regular. Sin embargo, la sangre y el tejido desprendido de las zonas de endometriosis permanecen en el cuerpo y son irritantes, lo que puede causar dolor.
  • En algunos casos, la inflamación y los químicos producidos por las áreas de endometriosis pueden causar que los órganos pélvicos se peguen entre sí, lo que genera tejido cicatricial. Esto hace que el útero, los ovarios, las trompas de Falopio, la vejiga y el recto aparezcan como un solo órgano grande.
  • Las hormonas y los químicos liberados por el tejido de la endometriosis pueden irritar el tejido cercano y hacer que libere otros químicos que causan dolor.
  • Con el tiempo, algunas áreas de endometriosis pueden formar nódulos o bultos en la superficie de los órganos pélvicos o convertirse en quistes (sacos llenos de líquido) en los ovarios.
  • Algunas lesiones de endometriosis tienen nervios y unen de forma directa las zonas al sistema nervioso central. Estos nervios pueden ser más sensibles a los químicos que causan dolor y se liberan en las lesiones y las áreas circundantes. Con el tiempo, pueden activarse con más facilidad por los químicos que las células nerviosas normales.
  • Las zonas de la endometriosis también pueden presionar las células nerviosas cercanas para causar dolor.
  • Algunas mujeres informan menos dolor de endometriosis después del embarazo, pero la razón de esto no está clara. Los investigadores están tratando de determinar si la reducción del dolor es consecuencia de las hormonas que el cuerpo libera durante el embarazo o de los cambios en el cuello uterino, el útero o el endometrio que ocurren durante el embarazo y el parto.

El dolor de la endometriosis puede ser severo e interferir con las actividades cotidianas. Comprender cómo se relaciona la endometriosis con el dolor es un área de investigación muy activa porque podría permitir tratamientos más efectivos para este tipo de dolor.

Citas

Cerrar Citas
  1. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2019). Endometriosis. Retrieved October 11, 2019, from https://www.acog.org/Patients/FAQs/Endometriosis en el contenido de Inglés Notificacion de salida
  2. Heitmann, R. J., Langan, K. L., Huang, R. R., Chow, G. E., & Burney, R. O. (2014). Premenstrual spotting of ≥2 days is strongly associated with histologically confirmed endometriosis in women with infertility. American Journal of Obstetrics and Gynecology, 211(4), 358.e1–358.e3586. Retrieved January 23, 2020, from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/?term=24799313 en el contenido de Inglés
  3. NICHD. (2018). Spotlight: What to know about endometriosis. Retrieved January 23, 2020, from https://www.nichd.nih.gov/newsroom/resources/spotlight/031218-spotlight-endometriosis en el contenido de Inglés
  4. Surrey, E. S., Soliman, A. M., Johnson, S. J., Davis, M., Castelli-Haley, J., & Snabes, M. C. (2018). Risk of developing comorbidities among women with endometriosis: A retrospective matched cohort study. Journal of Women’s Health, 27(9), 1114–1123. Retrieved November 1, 2019, from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/30070938 en el contenido de Inglés
  5. Ramin-Wright, A., Kohl Schwartz, A. S., Geraedts, K., Rauchfuss, M., Wölfler, M. M., Haeberlin, F., et al. (2018). Fatigue - a symptom in endometriosis. Human Reproduction, 33(8), 1459–1465. Retrieved November 1, 2019, from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/29947766 en el contenido de Inglés
  6. Stratton, P., & Berkley, K. J. (2011). Chronic pelvic pain and endometriosis: Translational evidence of the relationship and implications. Human Reproduction Update, 17(3), 327–346. Retrieved February 11, 2020, from https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC3072022/ en el contenido de Inglés
arriba de paginaARRIBA