¿Qué es un embarazo de alto riesgo?

Un embarazo de alto riesgo es un embarazo que pone en riesgo la salud o la vida de la madre o del feto. A menudo requiere atención especializada de proveedores especialmente capacitados.

Algunos embarazos se vuelven de alto riesgo a medida que progresan, mientras que algunas mujeres tienen mayor riesgo de tener complicaciones incluso antes de quedar embarazadas, por diversas razones.

Los cuidados prenatales regulares desde el inicio del embarazo ayudan a muchas mujeres a tener embarazos saludables y partos sin complicaciones.

Los factores de riesgo para los embarazos de alto riesgo pueden incluir los siguientes:

  • Afecciones de salud existentes, como presión arterial alta, diabetes o ser VIH positivo1
  • Sobrepeso y obesidad. La obesidad aumenta el riesgo de tener presión arterial alta, preeclampsia, diabetes gestacional, mortinatalidad, defectos del tubo neural y parto por cesárea. Los investigadores del NICHD hallaron que la obesidad puede aumentar en un 15 % el riesgo de problemas cardíacos de los bebés al nacer3
  • Nacimientos múltiples. El riesgo de complicaciones es mayor en las mujeres embarazadas con más de un feto (mellizos y otros embarazos múltiples). Las complicaciones comunes incluyen preeclampsia, trabajo de parto prematuro y nacimiento prematuro. Más de la mitad de los mellizos y hasta el 93 % de los trillizos nacen con menos de 37 semanas de gestación.4
  • Madres jóvenes o de edad avanzada. El embarazo en adolescentes o mujeres de 35 años de edad o más aumenta el riesgo de preeclampsia y presión arterial alta gestacional.5,6

Las mujeres con embarazos de alto riesgo deben recibir atención de un equipo especializado de proveedores de atención médica para garantizar los mejores resultados posibles.

Para obtener más información, consulte el tema Embarazo de alto riesgo.

Citas

Citas Abiertas
  1. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2012). HIV and pregnancy. FAQ113. Obtenido el 31 de mayo de 2016 en http://www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq113.pdf?dmc=1&ts=20120730T1640322605 en el contenido de InglésNotificacion de salida (PDF 78.7 KB)
  2. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2015). ACOG Practice Bulletin n.° 156: Obesity in pregnancy. Obstetrics and Gynecology, 126(6), e112–126. PMID: 26595582 en el contenido de Inglés
  3. NIH. (2010). Risk of newborn heart defects increases with maternal obesity [news release]. Obtenido el 30 de julio de 2012 en https://www.nih.gov/news-events/news-releases/risk-newborn-heart-defects-increases-maternal-obesity en el contenido de Inglés
  4. Hamilton, B. E., Martin, J. A., Osterman, M. J. K., Curtin, S. C., & Mathews, T. J. (2015). Births: Final data for 2014. National Vital Statistics Reports, 64(12). Obtenido el 31 de mayo de 2016 en http://www.cdc.gov/nchs/data/nvsr/nvsr64/nvsr64_12.pdf en el contenido de Inglés (PDF 2.95 MB)
  5. MedlinePlus. (2011). Enciclopedia médica: Embarazo en adolescentes. Obtenido el 31 de mayo de 2016 en https://medlineplus.gov/spanish/ency/patientinstructions/000607.htm en el contenido de Inglés
  6. MedlinePlus. (2014). Enciclopedia médica: preeclampsia. Obtenido el 31 de mayo de 2016 en https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/000898.htm
arriba de paginaARRIBA