¿Qué infecciones pueden afectar el embarazo?

Las infecciones que pueden afectar la salud de la embarazada, el embarazo y al bebé después del parto incluyen (entre otras):

  • ¿Qué infecciones pueden afectar el embarazo?La vaginosis bacteriana es la infección vaginal más común en las mujeres en edad de procrear. Aumenta el riesgo de contraer STI (por sus siglas en inglés) y puede tener un rol en el trabajo de parto prematuro. Esta afección se produce por un cambio en el equilibrio de bacterias que normalmente viven en la vagina. Las relaciones sexuales sin protección y las duchas vaginales pueden aumentar el riesgo de vaginosis bacteriana. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades ( CDC, por sus siglas en inglés) recomiendan que se hagan pruebas a las embarazadas para detectar vaginosis bacteriana si tienen síntomas y que se les dé tratamiento si es necesario.1
  • La infección por clamidia durante el embarazo está relacionada con un mayor riesgo de nacimiento prematuro y sus complicaciones.2 Si la infección está presente y no está tratada al momento del parto, puede ocasionar infecciones en los ojos o neumonía en el bebé.1 En la mayoría de los hospitales, se trata a los bebés en forma rutinaria con una pomada antibiótica aplicada en los ojos poco después de nacer. La pomada puede prevenir la ceguera por exposición a las bacterias de la clamidia durante el parto si la embarazada tenía una infección no detectada.
  • El citomegalovirus (CMV) en el contenido de Inglés es un virus común presente en muchos líquidos corporales que se puede diseminar a través del contacto personal cercano, como un beso o compartiendo utensilios para comer, al igual que a través del contacto sexual. El virus habitualmente no causa problemas de salud, pero cuando está en el cuerpo de una persona, permanece allí de por vida y se puede reactivar en diferentes momentos. Una embarazada quizás ni siquiera sepa que tiene la infección, y puede transmitir el virus al feto, lo cual causa una infección congénita por CMV. La mayoría de los bebés con una infección congénita por CMV nunca muestran signos ni tienen problemas de salud. Sin embargo, algunos bebés tienen problemas de salud, como pérdida de la visión o la audición, convulsiones o discapacidades intelectuales que son evidentes al nacer o que se desarrollan después durante la infancia o la niñez.3 Actualmente, no se recomienda una evaluación de rutina de CMV durante el embarazo. Los investigadores están trabajando en tratamientos para el CMV y vacunas para intentar prevenir nuevas infecciones durante el embarazo y reducir el riesgo de transmisión al bebé.4 La infección congénita por CMV se puede diagnosticar mediante un análisis de la saliva, la orina o la sangre del recién nacido. El tratamiento con fármacos antivirales puede disminuir el riesgo de problemas de salud y pérdida auditiva en algunos bebés infectados.
  • La quinta enfermedad en el contenido de Inglés es causada por el parvovirus humano tipo B19. El virus causa una enfermedad infantil común que se transmite fácilmente de a persona a persona. Los niños que la adquieren habitualmente tienen fiebre y una erupción de color rojo en las mejillas. El parvovirus B19 generalmente no causa problemas en las embarazadas ni en el feto, pero en casos raros, la mujer puede tener un aborto espontáneo o el feto puede desarrollar anemia. No hay vacunas ni tratamiento para la quinta enfermedad. Puede reducir las probabilidades de contraer una infección por el parvovirus B19 o de infectar a otros si evita el contacto con personas que tienen parvovirus B19 y si se lava las manos de forma minuciosa y regular. A veces, los proveedores de atención médica recomiendan análisis a las mujeres embarazadas para ver si ya son inmunes a ese virus.
  • La infección por gonorrea sin tratar durante el embarazo se ha relacionado con aborto espontáneo, nacimiento prematuro y bajo peso al nacer, ruptura prematura de las membranas que rodean al feto en el útero e infección del líquido que rodea al feto durante el embarazo. La gonorrea también puede infectar al bebé durante el parto al pasar por el canal de parto. Si no se la trata, los bebés pueden desarrollar infecciones oculares y ceguera. En la mayoría de los hospitales, se trata a los bebés en forma rutinaria con una pomada antibiótica aplicada en los ojos poco después de nacer para prevenir problemas oculares por la exposición a la gonorrea durante el parto, en caso de que la madre tuviera una infección no detectada. El tratamiento de la gonorrea en cuanto se la detecta en embarazadas reduce el riesgo de transmisión.
  • Los estreptococos del grupo B (GBS, por sus siglas en inglés) pueden causar problemas de salud serios en los bebés. Pero la administración de antibióticos durante el trabajo de parto puede prevenir la diseminación de GBS, por lo cual es importante realizarse un análisis para detectar la infección durante el embarazo. Obtenga más información sobre GBS y embarazo. en el contenido de Inglés
  • Las mujeres embarazadas infectadas por herpes genital en las etapas avanzadas del embarazo tienen un riesgo alto de infectar al feto. El riesgo de infección es especialmente alto durante el parto.1 Las infecciones por herpes en recién nacidos son serias y potencialmente mortales. La infección por el virus del herpes durante el embarazo o en el momento del parto puede ocasionar daño cerebral, ceguera y daño a otros órganos. En raras ocasiones, la infección por herpes durante el embarazo puede ocasionar complicaciones serias para la madre, que incluyen daño hepático grave y posiblemente la muerte.
    • Si una mujer embarazada tuvo herpes genital en el pasado, hay medicamentos que puede tomar para reducir las probabilidades de tener un brote, lo cual también reduce el riesgo para el feto.
    • Si una mujer tiene llagas de herpes activas cuando entra en trabajo de parto, el bebé puede nacer por cesárea para reducir las probabilidades de que entre en contacto con el virus.5
  • Si una mujer se infecta por el virus de la hepatitis B (VHB) durante el embarazo, el virus podría infectar al feto. Las probabilidades de transmisión dependen de cuándo se infectó la madre durante el embarazo. Si la madre contrae la infección cuando el embarazo está avanzado, el riesgo de trasmitir el virus al feto es más elevado. Si la infección se contrae al comienzo del embarazo, las probabilidades de que el virus infecte al feto son mucho más bajas. Para obtener más información sobre la hepatitis B durante el embarazo, visite el sitio web de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en el contenido de Inglés (CDC, por sus siglas en inglés). En los bebés, el VHB puede ser serio y puede ocasionar enfermedad hepática crónica o cáncer de hígado en el futuro. Además, los recién nacidos infectados tienen un riesgo muy alto de ser portadores de VHB y pueden transmitir la infección a otros.
    • En algunos casos, si una mujer está expuesta al VHB durante el embarazo, puede recibir tratamiento con un anticuerpo especial para reducir las probabilidades de contraer la infección.
    • Todos los bebés sanos deben recibir la vacuna contra el VHB para estar protegidos de por vida.
    • Los bebés nacidos de mujeres con evidencia de infección por VHB en curso (antígeno de superficie del VHB positivo) también deben recibir globulina hiperinmune contra la hepatitis B tan pronto como sea posible después del nacimiento.7
  • Virus de la hepatitis C (VHC). Los CDC ofrecen más información sobre el VHC. en el contenido de Inglés
  • VIH/SIDA. El VIH puede ser transmitido de la madre al bebé durante el embarazo antes del nacimiento, en el momento del parto o después del parto a través de la leche materna.6
  • Virus de papiloma humano (VPH) Los CDC ofrecen más información sobre el VPH, incluidas recomendaciones sobre vacunación.
  • La listeria o listeriosis es una infección seria habitualmente causada por consumir alimentos  contaminados con un tipo de bacteria específica. La infección durante el embarazo puede ocasionar pérdida del embarazo, mortinatalidad, nacimiento prematuro o una infección potencialmente mortal del recién nacido. La mayoría de las veces, la listeriosis se asocia con el consumo de quesos blandos y leche cruda, pero hay brotes recientes asociados con productos agrícolas frescos y congelados. Las recomendaciones de prevención incluyen la verificación de las etiquetas de los alimentos para evitar el queso no pasteurizado (hecho con leche cruda) y otras medidas. Obtenga más información sobre la prevención de la listeria durante el embarazo.
  • Contraer rubeola (a veces denominada sarampión alemán) durante el embarazo puede causar problemas en el embarazo al igual que defectos de nacimiento en el bebé. Los proveedores de atención médica recomiendan que las mujeres se vacunen contra la rubeola antes de quedar embarazadas. Obtenga más información sobre rubeola y embarazo.
  • La sífilis puede ser transmitida de una madre infectada al feto durante el embarazo. La infección se ha relacionado con nacimiento prematuro, mortinatalidad, y, en algunos casos, muerte al poco tiempo de nacer. Los bebés no tratados que sobreviven tienden a desarrollar problemas en muchos órganos, incluidos el cerebro, los ojos, los oídos, el corazón, la piel, los dientes y los huesos. Todas las mujeres embarazadas deben realizarse una prueba de detección de sífilis durante la primera visita prenatal. Las mujeres consideradas de alto riesgo deben realizarse el análisis de detección nuevamente en el tercer trimestre.1
  • La toxoplasmosis es una enfermedad causada por un parásito que puede estar presente en las heces de gato o en la arena sanitaria para gatos usada. Los gatos contraen el parásito por comer animales pequeños o aves. En los seres humanos, la enfermedad suele ser leve, pero si el parásito se transmite de una mujer embarazada al feto en desarrollo, puede causar discapacidades intelectuales, ceguera u otros problemas. Las mujeres que intentan quedar embarazadas o están embarazadas pueden tomar medidas para evitar la exposición en el contenido de Inglés al parásito, como pedirle a otra persona que limpie o cambie la arena sanitaria del gato y usar guantes de goma para manipular la arena sanitaria del gato o mientras hace jardinería.
  • Tricomoniasis. Los CDC ofrecen más información sobre la tricomoniasis.
  • El Zika en el contenido de Inglés es causado por un virus que se contagia principalmente por la picadura de un tipo específico de mosquito, pero también se contagia por contacto sexual. Aunque los síntomas suelen ser leves, la infección por Zika durante el embarazo puede causar la pérdida del embarazo y otras complicaciones del embarazo, así como defectos de nacimiento y otros problemas para el bebé.

Los CDC proporcionan información adicional sobre infecciones durante el embarazo e infecciones de transmisión sexual (STI) y embarazo.

Citas

Citas Abiertas
  1. Centers for Disease Control and Prevention. (2016). STDs during pregnancy - CDC fact sheet (detailed). Obtenido el 17 de enero de 2017 en https://www.cdc.gov/std/pregnancy/stdfact-pregnancy-detailed.htm en el contenido de Inglés
  2. Rours, G. I., Duijts, L., Moll, H. A., Arends, L. R., de Groot, R., Jaddoe, V. W., et al. (2011). Chlamydia trachomatis infection during pregnancy associated with preterm delivery: A population-based prospective cohort study. European Journal of Epidemiology, 26(6), 493–502. Obtenido el 18 de enero de 2017 en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21538042  en el contenido de Inglés
  3. Centers for Disease Control and Prevention. (2010). Cytomegalovirus (CMV) and congenital CMV infection. Obtenido el 28 de diciembre de 2015 en http://www.cdc.gov/cmv/index.html en el contenido de Inglés
  4. Krause, P. R., Bialek, S. R., Boppana, S. B., Griffiths, P. D., Laughlin, C. A., Ljungman, P., et al. (2013). Priorities for CMV vaccine development. Vaccine, 32(1), 4–10. Obtenido el 18 de enero de 2017 en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4623576/ en el contenido de Inglés
  5. Medline Plus. (2017). Genital herpes. Obtenido el 18 de enero de 2017 en https://medlineplus.gov/ency/article/000857.htm en el contenido de Inglés
  6. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2012). HIV and pregnancy. Obtenido el 18 de enero de 2017 en http://www.acog.org/Patients/FAQs/HIV-and-Pregnancy en el contenido de InglésNotificacion de salida
  7. The American College of Obstetricians and Gynecologists. (2011). Frequently asked questions. FAQ093. Pregnancy: Hepatitis B in Pregnancy. Obtenido el 2 de junio de 2012 en http://www.acog.org/~/media/For Patients/faq093.pdf en el contenido de InglésNotificacion de salida (PDF 80.8 KB)
arriba de paginaARRIBA