Otras preguntas frecuentes acerca de la pérdida del embarazo (antes de las 20 semanas de embarazo)

La información básica de los temas, tales como "¿Qué son?" y "¿Cuántas personas están afectadas?" está disponible en la sección Sobre la pérdida del embarazo. Las respuestas a otras preguntas frecuentes sobre la pérdida del embarazo se encuentran en esta sección.

Las mujeres generalmente deben esperar a tener, al menos, un ciclo menstrual normal después de la pérdida de un embarazo antes de intentar concebir otra vez. Las mujeres también podrían consultar con su proveedor de atención acerca de las causas posibles del aborto involuntario, además de asegurarse de que estén física y emocionalmente preparadas para volver a quedar embarazadas.1

En el pasado, los proveedores en ocasiones recomendaban esperar 3 meses o más después de la pérdida del embarazo para buscar otro embarazo. Pero la investigación reciente del NICHD sugiere que intentar concebir poco después de una pérdida del embarazo podría de hecho aumentar las posibilidades de que quede embarazada. El estudio descubrió que entre un grupo de mujeres que intentó concebir después de la pérdida de un embarazo, aquellas que intentaron dentro de los 3 meses posteriores a la pérdida tenían más posibilidades de quedar embarazada y tener un nacimiento vivo. También carecían de un riesgo mayor de sufrir complicaciones en el embarazo.2

La RPL, también denominada aborto involuntario repetido o aborto involuntario recurrente, se produce cuando una mujer tiene dos o más pérdidas de embarazo seguidas. La mayoría de las mujeres que tienen una pérdida del embarazo no tienen RPL.3

Si bien la mayoría de las pérdidas de embarazos es provocada por problemas genéticos o cromosómicos aleatorios que no es posible que vuelvan a suceder, la RPL en ocasiones puede tener una causa subyacente.1,3 La RPL podría ser resultado de problemas con los genes de los padres; problemas estructurales, como formación de cicatrices o fibromas en el útero; o determinadas afecciones médicas en la madre. Algunos de estos problemas pueden tratarse, lo que podría mejorar la posibilidad de volver a quedar embarazada y llegar hasta el parto.1,3

Sin embargo, en muchas mujeres con RPL, los proveedores de atención médica no pueden encontrar una causa subyacente.1

Más de la mitad de las mujeres con RPL tiene embarazos saludables y dan a luz sin ningún tratamiento especial, según otros determinados factores, tales como la edad.1,3

La pérdida del embarazo es, con frecuencia, una ocurrencia única. Sin embargo, perder un embarazo aumenta el riesgo de perder otro en el futuro. Consulte la pregunta ¿Qué es una pérdida recurrente de embarazo (RPL)? para obtener más información.

"Tener pérdidas" es el término utilizado para describir el sangrado vaginal leve.

Muchas mujeres embarazadas tienen pérdidas y calambres leves durante las primeras etapas del embarazo, pero no siempre indica una pérdida del embarazo u otro problema.4

Según el Colegio Americano de Obstetricia y Ginecología, hasta el 20% de las mujeres embarazadas experimenta un sangrado leve en el primer trimestre.5 En muchos casos, tener pérdidas en esta etapa del embarazo no indica un problema.

La investigación también demuestra que las pérdidas pueden ocurrir durante el segundo y el tercer trimestre. Puede ser resultado de factores tales como infección, o podría ser una señal de trabajo de parto.

Un fuerte sangrado vaginal en cualquier etapa del embarazo puede significar que hay un problema.4 Las mujeres que experimentan este tipo de sangrado deben comunicarse con su proveedor de atención médica de inmediato.

Del mismo modo, las mujeres embarazadas que tienen alguno de los síntomas de pérdida del embarazo —sangrado vaginal más que pérdidas, calambres abdominales, dolor en la espalda baja— también deben ponerse en contacto con sus proveedores de atención médica de inmediato.

Citas

Citas Abiertas
  1. American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG). (2016). Frequently asked questions FAQ100: Pregnancy. Repeated miscarriage. Retrieved February 23, 2017, from http:www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq100.pdf?dmc=1&ts=20120508T2136009496 en el contenido de Inglés  (PDF 80 KB)
  2. NICHD. (2016). Trying to conceive soon after a pregnancy loss may increase chances of live birth.Retrieved July 24, 2017, from https://www.nichd.nih.gov/news/releases/Pages/011116-conception-pregnancy-loss.aspx en el contenido de Inglés
  3. American Society for Reproductive Medicine. (2012). Evaluation and treatment of recurrent pregnancy loss: A committee opinion. Fertility and Sterility, 98(5), 1103–1111. Retrieved February 23, 2017, from http://www.asrm.org/globalassets/asrm/asrm-content/news-and-publications/practice-guidelines/for-non-members/evaluation_and_treatment_of_recurrent_pregnancy_loss_a_committee_opinion-noprint.pdf en el contenido de Inglés  (PDF 294 KB)
  4. ACOG. (2015). Early pregnancy loss. Practice Bulletin No. 150. Obstetrics & Gynecology, 125, 1258–1267. Retrieved February 20, 2018, from http://www.acog.org/Resources-And-Publications/Practice-Bulletins/Committee-on-Practice-Bulletins-Gynecology/Early-Pregnancy-Loss en el contenido de Inglés 
  5. ACOG.(2016). Frequently asked questions FAQ038: Bleeding during pregnancy. Retrieved February 20, 2018, from https://www.acog.org/Patients/FAQs/Bleeding-During-Pregnancy?IsMobileSet=false en el contenido de Inglés 
arriba de paginaARRIBA