¿Cuántas personas se ven afectadas por los defectos de nacimiento o tienen riesgo de padecerlos?

Los CDC calculan que los defectos de nacimiento se producen en alrededor de 1 cada 33 bebés nacidos en los Estados Unidos cada año.1

Los defectos de nacimiento pueden ocurrir durante cualquier embarazo, pero algunos factores pueden aumentar el riesgo de los defectos de nacimiento. Las siguientes situaciones ponen a las mujeres embarazadas en mayor riesgo de tener un hijo con un defecto de nacimiento:2

  • Falta de ácido fólico. Las mujeres que están embarazadas o que podrían quedar embarazadas deberían tomar 400 microgramos de ácido fólico todos los días para evitar defectos del tubo neural (neural tube defects, NTD). Sin embargo, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), solo 2 de cada 5 mujeres en edad fértil toman ácido fólico todos los días.3
  • Beber alcohol. Beber alcohol durante el embarazo puede generar varios problemas, incluidos los defectos de nacimiento. Por ejemplo, consumir alcohol puede generar el síndrome alcohólico fetal, que se caracteriza por discapacidad intelectual o del desarrollo (IDD), desafíos físicos y problemas conductuales. No existe un nivel seguro de consumo de alcohol durante el embarazo.4
  • Fumar cigarrillos. Fumar cigarrillos durante el embarazo puede generar una variedad de problemas, incluidos problemas pulmonares como el asma. La evidencia también sugiere que determinados defectos de nacimiento, tales como problemas con el corazón y los intestinos, son provocados por fumar durante el embarazo.5
  • Consumo de drogas. Consumir drogas durante el embarazo puede aumentar el riesgo de padecer varios defectos de nacimiento, incluidos IDD y problemas conductuales, tales como pérdida del embarazo y mortinato.6
  • Uso de medicamentos. Se sabe que algunos medicamentos pueden provocar defectos de nacimiento si se los toma durante el embarazo. La talidomida, que actualmente se utiliza para tratar determinados tipos de cáncer y otras afecciones graves, alguna vez se vendió como tratamiento para las náuseas matutinas hasta que se descubrió que provocaba defectos de nacimiento graves. Los bebés cuyas madres tomaron talidomida tuvieron diversos problemas estructurales y funcionales, incluidas orejas mal formadas y extremidades acortadas. Si bien la situación con la talidomida dio lugar a controles mucho más estrictos sobre los medicamentos utilizados durante el embarazo, la mayoría de los medicamentos que las mujeres embarazadas utilizan actualmente no han sido evaluados para determinar su seguridad o eficacia en mujeres embarazadas. Abordar este problema es el enfoque principal de la mujeres embarazadas o que podrían quedar embarazadas deben hablar con sus proveedores de atención médica sobre todos los medicamentos, ya sean con receta y de venta libre, y suplementos que toman.7
  • Infecciones. Las mujeres que padecen determinadas infecciones durante el embarazo tienen un mayor riesgo de tener un hijo con defectos de nacimiento. Algunas de las infecciones más comunes vinculadas con los defectos de nacimiento son por citomegalovirus, un virus común que se transmite a través de los fluidos del cuerpo y generalmente no provoca síntomas en personas saludables, y por toxoplasmosis, una infección parasitaria que se transmite mediante el contacto con heces de gatos, carne cruda, y alimentos y agua contaminados. La infección por el virus del Zika está relacionada con la microcefalia en los bebés recién nacidos, una afección en la que el cerebro y el cráneo son más pequeños que lo normal. El tema Embarazo tiene Además, los CDC brindan consejos para evitar infecciones antes y durante el embarazo.
  • Obesidad o diabetes no controlada. La investigación del NICHD descubrió que el Otra investigación del NICHD sugiere que los hijos de padres obesos podrían tener riesgo de padecer retrasos en el desarrollo. La obesidad también está asociada a otros problemas de salud e incidentes de salud a largo plazo. El nivel de azúcar en sangre mal controlado pone a la mujer a un mayor riesgo de tener un bebé que sea demasiado grande, tenga problemas respiratorios o padezca otros problemas de salud. Estos resultados son probables independientemente de si la mujer tenía diabetes antes de quedar embarazada (diabetes tipo 1 o 2) o si desarrolló diabetes durante el embarazo (diabetes gestacional).8
  • Exposición a cosas en el medio ambiente. Las mujeres embarazadas que respiran, comen, toman o ingresan cosas a sus cuerpos de otras maneras también tienen un mayor riesgo de defectos de nacimiento. Por ejemplo, las mujeres embarazadas que se exponen a altos niveles de radiación, como tratamientos contra el cáncer, tienen mayor riesgo de que sus bebés tengan defectos de nacimiento. Manipular o respirar determinados productos químicos también puede aumentar el riesgo de defectos de nacimiento.10

Citas

Citas Abiertas
  1. Centers for Disease Control and Prevention. (2008). Update on overall prevalence of major birth defects—Atlanta, Georgia, 1978–2005. MMWR Weekly Report, 57(1), 1–5. Retrieved February 7, 2017, from http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm5701a2.htm en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  2. Centers for Disease Control and Prevention. (2017). Make a PACT for prevention. Commit to healthy choices to help prevent birth defects. Retrieved February 7, 2017, from http://www.cdc.gov/ncbddd/birthdefects/prevention.html en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  3. Centers for Disease Control and Prevention. (2008). Use of supplements containing folic acid among women of childbearing age—United States, 2007. MMWR Weekly Report, 57(1), 5–8. Retrieved February 7, 2017, from http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm5701a3.htm en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida  
  4. Tan, C. H., Denny, C. H., Cheal, N. E., Sniezek, J. E., Kanny, D. Alcohol use and binge drinking among women of childbearing age—United States, 2011–2013. (2015). MMWR Weekly Report, 64(37), 1042–1046. Retrieved February 7, 2017, from https://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/mm6437a3.htm en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  5. Centers for Disease Control and Prevention. (n.d.). Smoking and pregnancy. Retrieved February 7, 2017, from http://www.cdc.gov/features/pregnantdontsmoke/pregnantdontsmoke.pdf en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida  (PDF - 249 KB)
  6. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2013). FAQ: Tobacco, alcohol, drugs, and pregnancy. Retrieved July 26, 2017, from https://www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq170.pdf en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida  (PDF - 75.3 KB)
  7. Centers for Disease Control and Prevention. (2016). Medication and pregnancy. Retrieved February 7, 2017, from https://www.cdc.gov/pregnancy/meds/index.html en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  8. Centers for Disease Control and Prevention. (2011). 2011 National diabetes fact sheet. Retrieved February 7, 2017, from https://www.cdc.gov/diabetes/pubs/pdf/ndfs_2011.pdf en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida  (PDF - 2.7 MB)
  9. Williams, P. M., & Fletcher, S. (2010). Health effects of prenatal radiation exposure. American Family Physician, 82(5), 488–493. Retrieved April 21, 2017, from http://www.aafp.org/afp/2010/0901/p488.html en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  10. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2013; reaffirmed 2016). Committee Opinion 575: Exposure to toxic environmental agents. Retrieved July 26, 2017, from https://www.acog.org/Resources-And-Publications/Committee-Opinions/Committee-on-Health-Care-for-Underserved-Women/Exposure-to-Toxic-Environmental-Agents en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
arriba de paginaARRIBA