¿Cuáles son las opciones para aliviar el dolor durante el trabajo de parto y el parto?

La cantidad de dolor que se siente durante el trabajo de parto y el parto es diferente para cada mujer. El nivel de dolor depende de muchos factores, como el tamaño y la posición del bebé, el nivel de comodidad de la mujer con el proceso y la fuerza de sus contracciones.

Hay dos formas generales de aliviar el dolor durante el trabajo de parto y el parto: usar medicamentos y usar métodos "naturales" (sin medicamentos). Algunas mujeres eligen de una forma u otra, mientras que otras confían en una combinación de ambas.

Una mujer debe discutir todos los aspectos del trabajo de parto con su proveedor de atención médica antes de comenzar el trabajo de parto para asegurarse de que comprende todas las opciones, riesgos y beneficios del alivio del dolor durante el trabajo de parto y el parto antes de tomar una decisión. También podría ser útil poner todas las decisiones por escrito para aclarar las cosas para todos aquellos que podrían estar involucrados en el parto del bebé.

Los medicamentos para aliviar el dolor se dividen en dos categorías: analgésicos y anestésicos1.

Cada categoría tiene diferentes formas de medicamentos. Algunos de estos medicamentos conllevan riesgos. Es importante que las mujeres conversen sobre los medicamentos con sus proveedores de atención médica antes de comenzar el trabajo de parto para asegurarse de tomar decisiones informadas sobre el alivio del dolor.

Analgésicos

Los analgésicos alivian el dolor sin causar una pérdida total de sensación o movimiento muscular. Estos medicamentos no siempre detienen el dolor por completo, pero lo reducen.

  • Los analgésicos sistémicos afectan todo el sistema nervioso en lugar de una sola área. Alivian el dolor, pero no hacen que el paciente se duerma. Los analgésicos sistémicos se utilizan a menudo en el trabajo de parto prematuro. No se administran justo antes del parto, ya que pueden retardar la respiración y los reflejos del bebé. Se administran de tres maneras:
    • Con una inyección en un músculo o vena.
    • A través de un pequeño tubo colocado en una vena. A menudo, la mujer puede controlar la cantidad de analgésico que fluye a través del tubo.
    • Al inhalarlo o aspirarlo con una mezcla de oxígeno2. La mujer se coloca una máscara en la cara, por lo que decide cuánto analgésico recibe o ingiere para aliviar el dolor.
  • Los analgésicos regionales alivian el dolor en una región del cuerpo. En los Estados Unidos, la analgesia regional es la forma más común de aliviar el dolor durante el trabajo de parto3. Se pueden administrar varios tipos de analgesia regional durante el trabajo de parto:
    • La analgesia epidural, también llamada bloqueo epidural o epidural, causa una pérdida de sensibilidad en la parte inferior del cuerpo mientras que el paciente permanece despierto. El medicamento comienza a funcionar entre 10 y 20 minutos después de haberse administrado. Un proveedor de atención médica inyecta el medicamento cerca de la médula espinal. Se coloca un pequeño tubo (catéter) a través de la aguja. Luego, se retira la aguja, pero el tubo permanece en su lugar. Posteriormente, se pueden administrar pequeñas cantidades de medicamento a través del catéter durante todo el trabajo de parto sin la necesidad de poner otra inyección.
    • Un bloqueo espinal es una inyección de una cantidad mucho menor del medicamento en el saco del líquido cefalorraquídeo que rodea la columna vertebral. El medicamento comienza a funcionar de inmediato, pero solo dura de 1 a 2 horas. Por lo general, el bloqueo espinal se administra solo una vez durante el trabajo de parto para ayudar con el dolor durante el parto.
    • Una combinación del bloqueo espinal y epidural, también llamado "epidural ambulante", brinda los beneficios de un bloqueo epidural y un bloqueo espinal. La parte espinal alivia el dolor de inmediato. La parte epidural permite administrar los medicamentos durante el trabajo de parto. Algunas mujeres pueden caminar después de una combinación de bloqueo espinal y epidural.

Anestésicos

Los anestésicos bloquean todas las sensaciones, incluido el dolor.

  • La anestesia general hace que el paciente se duerma. El paciente no siente dolor mientras duerme.
  • La anestesia local elimina toda sensación, incluido el dolor, de una pequeña parte del cuerpo mientras el paciente permanece despierto. No reduce el dolor de las contracciones. Los médicos a menudo la utilizan al realizar una episiotomía, una incisión quirúrgica en la región entre la vagina y el ano para ensanchar la abertura vaginal durante el parto o en la reparación de desgarros vaginales que suceden durante el nacimiento.

Las mujeres que eligen el parto natural confían en varias formas de aliviar el dolor sin tomar medicamentos. Estas incluyen las siguientes4,5,6:

  • la compañía de otras personas que ofrecen apoyo, asesoramiento u otra ayuda durante el trabajo de parto, también conocida como apoyo continuo en el trabajo de parto7,8;
  • técnicas de relajación, como respiración profunda, musicoterapia o biorretroalimentación;
  • un ambiente relajante;
  • moverse y cambiar de posición frecuentemente;
  • usar una bola de parto;
  • masajes;
  • yoga;
  • tomar un baño o una ducha;
  • hipnosis;
  • usar aromas calmantes (aromaterapia);
  • acupuntura o acupresión;
  • aplicar pequeñas dosis de estimulación eléctrica a las fibras nerviosas para activar las sustancias que alivian el dolor del propio cuerpo (método llamado estimulación nerviosa eléctrica transcutánea o TENS);
  • inyectar agua esterilizada en la parte inferior de la espalda, que puede aliviar la incomodidad y el dolor intenso de la parte baja de la espalda, conocida como dolor de espalda durante el trabajo de parto.

Lamaze International ofrece información sobre muchos aspectos del parto natural en su sitio web de prácticas saludables sobre el parto en el contenido de InglésNotificaci?n de salida

Citas

Citas Abiertas
  1. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2014). FAQ: Medications for pain relief during labor and delivery. Retrieved February 13, 2017, from http://www.acog.org/Patients/FAQs/Medications-for-Pain-Relief-During-Labor-and-Delivery en el contenido de InglésNotificaci?n de salida
  2. American College of Nurse-Midwives. (2013). Nitrous oxide for pain relief in labor. Retrieved February 13, 2017, from http://www.midwife.org/acnm/files/ccLibraryFiles/Filename/000000003905/Nitrous_oxide_for_pain_relief_pregnancy.pdf en el contenido de InglésNotificaci?n de salida (PDF 125 KB)
  3. Schrock, S. D., & Harraway-Smith, C. (2012). Labor analgesia. American Family Physician, 85(5), 447–454. Retrieved February 23, 2017, from http://www.aafp.org/afp/2012/0301/p447.html en el contenido de InglésNotificaci?n de salida
  4. Leeman, L., Fontaine, P., King, V., Klein, M. C., & Ratcliffe, S. (2003). The nature and management of labor pain: Part I. Nonpharmacologic pain relief. American Family Physician, 68(6), 1109–1113.
  5. Tournaire, M., & Theau-Yonneau, A. (2007). Complementary and alternative approaches to pain relief during labor. Evidence-Based Complementary and Alternative Medicine, 4(4), 409–417.
  6. Makvandi, S., Roudsari, R. L., Sadeghi, R., & Karimi, L. (2015). Effect of birth ball on labor pain relief: A systematic review and meta-analysis. Journal of Obstetrics and Gynecology Research, 41(11), 1679–1686
  7. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2017). Approaches to limit intervention during labor and birth. Committee Opinion No. 687. Obstetrics and Gynecology, 129, e20–e28. Retrieved March 20, 2017, from http://www.acog.org/Resources-And-Publications/Committee-Opinions/Committee-on-Obstetric-Practice/Approaches-to-Limit-Intervention-During-Labor-and-Birth en el contenido de InglésNotificaci?n de salida
  8. Hodnett, E. D., Gates, S., Hofmeyr, G., & Sakala, C. (2013). Continuous support for women during childbirth. Retrieved March 20, 2017, from http://www.cochrane.org/CD003766/PREG_continuous-support-for-women-during-childbirth en el contenido de InglésNotificaci?n de salida
    arriba de paginaARRIBA