Otras preguntas frecuentes sobre el trabajo de parto y el parto

La información básica de los temas, tales como "¿Qué son?" y "¿Cuántas personas están afectadas?" está disponible en la sección Sobre el trabajo de parto y el parto. Las respuestas a otras preguntas frecuentes específicas sobre el trabajo de parto y parto se encuentran en esta sección.

Una mujer embarazada mirando el reloj; texto en la parte superior: Conozca la diferencia entre el trabajo de parto verdadero y falso

El "trabajo de parto falso" se refiere a las contracciones irregulares que a veces ocurren antes de que comience el trabajo de parto verdadero. Estas contracciones también se llaman contracciones de Braxton Hicks. Puede ser difícil distinguir las contracciones de Braxton Hicks y las verdaderas contracciones del trabajo de parto.

La siguiente tabla, del Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos, muestra algunas formas en las que las contracciones de Braxton Hicks difieren de las verdaderas contracciones del trabajo de parto1.

Tipo de cambio Trabajo de parto falso Trabajo de parto verdadero
Tiempo de las contracciones Las contracciones no son regulares y no se hacen cada vez más frecuentes. Las contracciones son regulares y se hacen cada vez más frecuentes con el tiempo. Cada una dura entre 30 y 70 segundos.
Efecto del movimiento Las contracciones pueden detenerse cuando la mujer camina o descansa, o pueden detenerse cuando la mujer cambia de posición. Las contracciones continúan a pesar del movimiento.
Fuerza de las contracciones Por lo general, las contracciones son débiles y no se vuelven mucho más fuertes o pueden comenzar fuertes y debilitarse. Las contracciones se vuelven cada vez más fuertes.
Dolor de las contracciones La mujer solo suele sentir dolor en la parte delantera. El dolor generalmente comienza en la espalda y se traslada hacia el frente.

Cuando las mujeres tienen múltiples fetos, como gemelos, trillizos o cuatrillizos, el trabajo de parto y el parto tienen las mismas etapas que con un solo bebé. Pero el trabajo de parto y el parto con múltiples fetos tiene algunas diferencias importantes. Por ejemplo, las mujeres con embarazos múltiples tienen más probabilidades de tener ciertas complicaciones2. Las más comunes son el trabajo de parto y el parto prematuros.

El trabajo de parto prematuro es un trabajo de parto que comienza antes de las 37 semanas de embarazo. Puede resultar en un parto prematuro. Más de la mitad de todos los gemelos nacen prematuros. Los bebés prematuros pueden tener problemas para respirar y comer y pueden necesitar permanecer en el hospital más tiempo que otros bebés.

En un embarazo múltiple, los proveedores observan si la mujer tiene una o más de una placenta, en qué direcciones se encuentran los fetos y dónde se encuentran los cordones umbilicales. Además, vigilan de cerca la salud de la mujer, pues llevar múltiples fetos puede aumentar el riesgo de tener diabetes gestacional y preeclampsia. Todos estos factores pueden afectar cuándo y cómo un proveedor recomendará que nazcan los bebés. Algunas de estas complicaciones pueden requerir un parto por cesárea como solución. Los fetos múltiples son aproximadamente 2.5 veces más propensos a nacer por cesárea que los que no son múltiples2,3.

La prueba de APGAR, realizada 1 minuto y 5 minutos después del nacimiento, mide la salud general de un bebé. Un proveedor de atención médica evalúa los siguientes aspectos de la salud del bebé:

  • color de piel;
  • ritmo cardíaco;
  • reflejos (respuesta a la estimulación, como un pellizco leve);
  • tono muscular;
  • respiración.

Sobre la base de este examen, el proveedor de atención médica otorgará al bebé una puntuación de APGAR del 1 al 10. Cuanto más alto sea el puntaje, mejor será la salud del bebé4.

Gráfico  de puntuación de la prueba APGAR (aspecto, pulso, gestualidad, actividad,  respiración) ilustrado. La tabla muestra visualmente qué tan bien toleró el  proceso de parto un bebé al proporcionar cinco categorías (las filas en la  tabla), según las cuales se debe calificar al recién nacido en una escala de 0  a 2 (las columnas de la tabla), donde 0 es el puntaje más bajo (indeseable) y 2  es el más alto (deseable). Fila 1: Aspecto: El puntaje 0 es "Todo  azul" y muestra una ilustración simple de la figura de un bebé todo azul.  El puntaje 1 es "Azul en las extremidades" y muestra la figura con  brazos y piernas azules y el torso y la cabeza de color. El puntaje 2 es  "Nada azul" y muestra la figura toda de color morado. Fila 2: Pulso:  El puntaje 0 es '’Sin pulso". El puntaje 1 es "Menos de 100 latidos  por minuto". El puntaje 2 es "Más de 100 latidos por minuto".  Fila 3: Gestualidad: El puntaje 0 es "Sin respuesta al estímulo", y  muestra la cara ilustrada de un bebé que no tiene expresiones faciales. El  puntaje 1 es "Gesto o llanto débil ante el estímulo", y muestra la  cara ilustrada de un bebé que hace una mueca con la boca cerrada. El puntaje 2  es "Estornudo, tos o apartamiento ante el estímulo", y muestra la  cara ilustrada de un bebé que tiene la boca abierta y es la más expresiva de  las tres ilustraciones. Fila 4: Actividad: El puntaje 0 es "Sin  movimiento", y muestra una ilustración simple de la figura de un bebé de  color azul que no se mueve. El puntaje 1 es "Algún movimiento", y  muestra la figura de color verde que demuestra el movimiento en una pierna. El  puntaje 2 es "Movimiento activo", y muestra la figura de color morado  con movimiento en los brazos y las piernas. Fila 5: Respiración: El puntaje 0  es "Sin respiración". El puntaje 1 es "Respiración débil, lenta  o irregular". La puntuación 2 es "Llanto fuerte".

Las mujeres mayores de 35 años tienen un mayor riesgo de tener un trabajo de parto y un parto prematuros. Los bebés prematuros pueden tener problemas de salud graves a corto y a largo plazo.

Las mujeres mayores también son más propensas a tener muerte fetal, que es cuando un feto muere en el útero después de 20 semanas de embarazo.

Las mujeres a partir de los 30 años también son más propensas a necesitar un parto por cesárea que las mujeres jóvenes5.

Si bien la mayoría de las mujeres dan a luz en hospitales, algunas familias eligen hacerlo en casa o en un centro de partos no hospitalario6. La Academia Americana de Pediatría (American Academy of Pediatrics, AAP) y el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG) señalan que los nacimientos en hospitales o centros de parto son las opciones más seguras7.

Hable con su proveedor de atención médica acerca de dónde quiere dar a luz a su bebé. Si es posible, programe una cita para visitar el hospital, centro de parto u otro establecimiento antes de tomar una decisión. Considere los riesgos y beneficios de cada uno al tomar su decisión.

Las mujeres que son buenas candidatas para el parto en casa cumplen las siguientes condiciones7:

  • Están en buen estado de salud por lo general.
  • No han tenido un parto por cesárea anterior.
  • No tienen problemas de salud o enfermedades relacionadas con el embarazo.
  • No tienen un embarazo múltiple.
  • Tienen un feto con buen tamaño y buena salud.
  • Tienen un feto en una posición con la cabeza abajo.
  • Entran en trabajo de parto a las 37 semanas de embarazo o después.

Los partos en casa planificados son beneficiosos cuando cuentan con los siguientes recursos7:

  • Una enfermera partera certificada, una partera certificada o un médico practicante.
  • Al menos una persona debidamente capacitada, cuya responsabilidad principal es el cuidado del recién nacido.
  • Rápido acceso a los proveedores de atención médica que puedan atender consultas si ocurren complicaciones.
  • Un plan confiable de transporte seguro y rápido a un hospital cercano en caso de emergencia.

La American Association of Birth Centers (Asociación Americana de Centros de Parto) mantiene una lista de lugares acreditados. Encuentre un centro de parto cerca de usted en el contenido de InglésNotificaci?n de salida.

Algunas mujeres informan que estar sumergidas en el agua durante el trabajo de parto prematuro acortó su trabajo de parto y redujo su dolor. Sin embargo, estos y otros beneficios de dar a luz en el agua no han sido confirmados por pruebas de investigación. Además, los partos en el agua conllevan riesgos, incluidas las infecciones y el ahogamiento. El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos señala que permitir que las mujeres realicen su trabajo de parto en una piscina de parto puede tener sus beneficios, pero recomienda no dar a luz en el agua. Visite OB/GYNs Weigh In: Laboring in Water is OK, but Deliver Baby on Land en el contenido de InglésNotificaci?n de salida (Análisis obstétrico-ginecológico: el trabajo de parto en el agua está bien, pero dé a luz en la tierra) para obtener más información8.

El trabajo de parto y el parto se consideran "prematuros" cuando ocurren antes de las 37 semanas de embarazo. El trabajo de parto y el parto prematuros comparten muchas características con el trabajo de parto y el parto regular, pero también tienen características únicas. Por esta razón, el trabajo de parto y el parto prematuros se tratan en un tema aparte.

Citas

Citas Abiertas
  1. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2011). FAQ: How to tell when labor begins. Retrieved February 3, 2017, from http://www.acog.org/Patients/FAQs/How-to-Tell-When-Labor-Begins en el contenido de InglésNotificaci?n de salida
  2. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2015). FAQ: Multiple pregnancy. Retrieved February 3, 2017, from http://www.acog.org/Patients/FAQs/Multiple-Pregnancy en el contenido de InglésNotificaci?n de salida
  3. Osterman, M. J. K., & Martin, J. A. (2013). Changes in cesarean delivery rates by gestational age: United States, 1996–2011. NCHS Data Brief, 124, 1–8.https://www.cdc.gov/nchs/data/databriefs/db124.htm en el contenido de Inglés
  4. MedlinePlus. (2014). Apgar score. Retrieved February 3, 2017, from http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/ency/article/003402.htm en el contenido de Inglés
  5. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2015). FAQ: Having a baby after age 35. Retrieved February 3, 2017, from http://www.acog.org/Patients/FAQs/Having-a-Baby-After-Age-35 en el contenido de InglésNotificaci?n de salida
  6. MacDorman, M. F., Mathews, T. J., & Declercq, E. (2014). Trends in out-of-hospital births in the United States, 1990–2012. NCHS Data Briefs, 144, 1–8.
  7. American Academy of Pediatrics. (2013). Policy statement: Planned home birth. Retrieved February 3, 2017, from http://pediatrics.aappublications.org/content/early/2013/04/24/peds.2013-0575 en el contenido de InglésNotificaci?n de salida
  8. American Academy of Pediatrics, & American College of Obstetricians and Gynecologists. (2016). Committee opinion: Immersion in water during labor and delivery. Retrieved February 7, 2017, from http://www.acog.org/Resources-And-Publications/Committee-Opinions/Committee-on-Obstetric-Practice/Immersion-in-Water-During-Labor-and-Delivery en el contenido de InglésNotificaci?n de salida
arriba de paginaARRIBA