¿Es posible predecir qué mujeres tienen más probabilidad de tener un trabajo de parto y un parto prematuros?

En la actualidad no hay una manera definitiva de predecir el trabajo de parto y el parto prematuros. Muchos estudios de investigación se centran en este tema importante. Al identificar qué mujeres corren más riesgo, los profesionales de la salud podrían ser capaces de brindarles intervenciones y tratamientos más temprano y controlar de cerca estos embarazos para evitar el parto prematuro o mejorar los resultados de salud.

Sin embargo, en algunas situaciones los profesionales de la salud saben que es probable que se produzca un parto prematuro. Algunas de estas situaciones se describen a continuación.

Cuello uterino acortado

Como parte de la preparación para el parto, el cuello del útero (la parte más baja del útero) se acorta naturalmente al final del embarazo. Sin embargo, en algunas mujeres el cuello uterino se acorta de forma prematura, alrededor del cuarto o quinto mes de embarazo, lo que aumenta el riesgo de un parto prematuro.

En algunos casos, un profesional de la salud podría recomendar medir la longitud del cuello uterino de una mujer embarazada, en especial si tuvo anteriormente un trabajo de parto o un parto prematuros. Las exploraciones por ultrasonido se pueden usar para medir el largo del cuello uterino e identificar a las mujeres con un cuello uterino acortado.1

Cuello uterino "incompetente"

El cuello uterino normal permanece cerrado durante el embarazo. En algunos casos, este comienza a abrirse anticipadamente, antes de que el feto esté pronto para nacer. Los profesionales de la salud podrían referirse a un cuello uterino que comienza a abrirse como cuello uterino "incompetente". El proceso de apertura del cuello uterino es indoloro y pasa desapercibido, sin las contracciones o los espasmos del trabajo de parto.2

Aproximadamente entre 5 y 10 de cada 1.000 mujeres embarazadas reciben un diagnóstico de cuello uterino incompetente.3

Para tratar de prevenir el parto prematuro, el médico podría dar una puntada alrededor del cuello del útero para mantenerlo cerrado. Este procedimiento se conoce como cerclaje cervical. Investigaciones apoyadas por el NICHD descubrieron que, en las mujeres con un parto prematuro anterior que tienen un cuello uterino corto, el cerclaje podría mejorar la probabilidad de llegar a término.4


  1. Comité de Publicaciones del la Sociedad de Medicina Materno-Fetal, con la colaboración del Dr. Vincenzo Berghella, (2012). SMFM Clinical Guideline: Progesterone and preterm birth prevention: translating clinical trials data into clinical practice. American Journal of Obstetrics and Gynecology, 206, 376-386. 
  2. Drakeley, A. J., Roberts, D., & Alfirevic, Z. (2003; published online 2010). Cervical stitch (cerclage) for preventing pregnancy loss in women. Cochrane Database of Systematic Reviews, 1. Obtenido el 4 de mayo de 2012 de http://summaries.cochrane.org/CD003253/cervical-stitch-cerclage-for-preventing-pregnancy-loss-in-women en el contenido de InglésNotificaciόn de salida 
  3. Denney, J. M., Culhane, J. F., & Goldenberg, R. L. (2008, November 5). Prevention of preterm birth. Women's Health, 4, 625–638. Obtenido el 17 de abril de 2012 de http://www.medscape.com/viewarticle/582761_10 en el contenido de InglésNotificaciόn de salida 
  4. Owen, J., Hankins, G., Iams, J. D., Berghella, V., Sheffield, J. S., Perez-Delboy, A., et al. (Octubre de 2009). Multicenter randomized trial of cerclage for preterm birth prevention in high-risk women with shortened midtrimester cervical length. American Journal of Obstetrics and Gynecology, 201(4), 375.e1–375.e8. 

« ¿Cuáles son los factores de riesgo? ¿Cómo se diagnostican? »

arriba de paginaARRIBA