¿Qué tratamientos se utilizan para prevenir el trabajo de parto y el parto prematuros?

Actualmente, las opciones de tratamiento para prevenir el trabajo de parto y el parto prematuros son algo limitadas, en parte porque con frecuencia se desconoce la causa de estos problemas. Pero hay algunas pocas opciones que se describen abajo.

Tratamiento hormonal. El único tratamiento preventivo con medicamentos es la administración de progesterona, una hormona producida por el cuerpo durante el embarazo, que se da a las mujeres con riesgo de parto prematuro, como las que tuvieron un parto prematuro anterior. La Red de Unidades de Medicina Materno-Fetal en el contenido de Inglés del NICHD descubrió que dar suplementos de progesterona a mujeres con alto riesgo de trabajo de parto prematuro debido a un parto prematuro anterior reduce en un tercio el riesgo de un parto prematuro subsiguiente. Esta terapia preventiva se administra desde la semana 16 de gestación y hasta la semana 37.1,2 El tratamiento es efectivo en todos los grupos étnicos y puede mejorar los resultados de los bebés.

Cerclaje. A veces se utiliza un procedimiento quirúrgico llamado cerclaje cervical para tratar de prevenir el trabajo de parto prematuro en mujeres con un cuello uterino incompetente (débil) y que tuvieron una pérdida del embarazo precoz, acompañada de una apertura indolora (dilatación) del cuello uterino (la parte baja del útero). En el procedimiento de cerclaje, el médico cierra el cuello uterino con puntos. Luego, se retiran los puntos cuando se acerca la fecha de parto.

Reposo en la cama. A diferencia de lo que se esperaría, obligar a la madre a hacer reposo en la cama no ayuda a evitar el parto prematuro. De hecho, en algunas mujeres el reposo podría aumentar la probabilidad de un parto prematuro.3,4

Las mujeres deberían discutir sobre todas las opciones de tratamiento, incluidos sus riesgos y beneficios, con sus médicos. De ser posible, estas discusiones deberían llevarse a cabo durante las visitas regulares de cuidados prenatales, antes de que haya alguna urgencia, para poder discutir cabalmente sobre todos los temas.


  1. Meis, P. J., Klebanoff, M., Thom, E., Dombrowski, M. P., Sibai, B., Moawad, A. H., et al. (2003). Prevention of recurrent preterm delivery by 17 alpha-hydroxyprogesterone caproate. New England Journal of Medicine, 348, 2379–2385. 
  2. Congreso Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés), Noticias (2011). Makena actualizar. https://www.acog.org/-/media/Departments/Government-Relations-and-Outreach/Inside-Scoop/InsideScoop20110324.pdf?dmc=1&ts=20190903T1426558562 en el contenido de InglésNotificaciόn de salida (PDF – 1.84 MB)  
  3. Neergard, Lauran. (14 de mayo de 2013) Bed rest during pregnancy could worsen risk for premature birth, study shows. Associated Press. Retrieved October 24, 2013, from http://www.foxnews.com/health/2013/05/14/bed-rest-during-pregnancy-may-not-prevent-premature-births-could-worsen-risk.html en el contenido de InglésNotificaciόn de salida 
  4. Grobman, W. A., Gilbert, S. A., Iams, J. D., Spong, C. Y., Saade, G., Mercer, B. M. (2013). Activity restriction among women with a short cervix. Obstetrics and Gynecology, 121(6), 1181-1186. 

« ¿Cómo se diagnostican? Qué tratamientos pueden reducir las probabilidades
de un trabajo de parto y un parto prematuros?
»

arriba de paginaARRIBA