¿Cómo manejan los proveedores de cuidado de la salud el nacimiento de un niño muerto?

Después del nacimiento de un niño muerto, los proveedores de cuidado de la salud intentarán determinar por qué el feto ha muerto y ayudar a la familia a manejar la pérdida.

Luego, si la familia desea buscar otro embarazo, los proveedores de cuidado de la salud pueden ayudar a la madre a comprender y modificar cualquier problema que pudiera aumentar el riesgo de tener otro bebé muerto.

Parto del feto

Si los proveedores de cuidado de la salud determinan que el feto ha muerto cuando aún está en el útero, el siguiente paso es realizar el parto. En general, esto no debe hacerse inmediatamente. Algunos padres necesitan tiempo para procesar la noticia de la pérdida y para realizar los arreglos necesarios. Otros prefieren terminar el proceso lo antes posible.1

Dependiendo de cuán avanzado esté el embarazo y de otras consideraciones, los proveedores de cuidado de la salud suelen usar uno de estos dos métodos para el parto del feto:1

  • Inducción. Los proveedores de cuidado de la salud le darán a la madre un medicamento para empezar el trabajo de parto. Este método suele utilizarse cuando el embarazo está avanzado.
  • Dilatación y evacuación. En este procedimiento quirúrgico, los proveedores de cuidado de la salud primero ayudan a que el cuello uterino de la mujer se abra, o dilate. Luego de aproximadamente un día, el cuello se abre y los proveedores de cuidado de la salud le dan a la mujer un medicamento para que no sienta dolor. Entonces, insertan instrumentos a través de la vagina y en el cuello uterino hacia el útero para extraer el feto, la placenta y otros materiales del embarazo. La dilatación y evacuación solo son una opción en el segundo trimestre.

Examinar el feto

Luego del nacimiento de un niño muerto, es importante que los proveedores de cuidado de la salud examinen el cuerpo exhaustivamente. Averiguar por qué ocurrió la muerte, si es posible, puede ayudar a los proveedores de cuidado de la salud y a los padres a comprender los riesgos que podrían afectar futuros embarazos.

Los proveedores de cuidado de la salud pueden examinar el cuerpo del bebé de tres maneras principales:1

  • Inspeccionar el exterior del feto, la placenta y los tejidos. Primero, los proveedores de cuidado de la salud examinarán el cuerpo y los tejidos que rodeaban y nutrían al feto dentro del útero. Este examen puede revelar problemas que podrían haber causado o contribuido a la muerte. Pueden pesar y medir el cuerpo y la placenta para ver si hubo algún problema de crecimiento. El proveedor de cuidado de la salud también podría tomar fotos de algunas partes del cuerpo o de la placenta para incluirlas en el registro médico o para mostrárselas a un especialista.
  • Estudiar las células individuales y el material genético. Los proveedores de cuidado de la salud pueden pedirle permiso a los padres para tomar muestras de tejidos del cuerpo, del líquido que lo rodeaba en el útero (líquido amniótico), de la placenta y del cordón umbilical. Un laboratorio estudiará estas muestras en busca de problemas en las células, los cromosomas y el ADN que podrían hacer causado o contribuido a la muerte.
  • Autopsia. Los proveedores de cuidado de la salud podrían pedirle permiso a los padres para hacer una autopsia. (Si los proveedores de cuidado de la salud no lo mencionan, los padres también pueden pedir una autopsia.) Una autopsia implica abrir partes del cuerpo para buscar si hubo algún problema en el cerebro, el corazón u otros órganos.

Si los padres prefieren no hacer una autopsia, el proveedor de cuidado de la salud podría pedir permiso para tomar radiografías u obtener otro tipo de imágenes que muestren el interior del cuerpo. Las imágenes pueden ayudar a encontrar la causa de la muerte.1

Controlar los factores de riesgo

En muchos casos de nacimiento de un niño muerto, no hay factores de riesgo evidentes. Si hay factores que podrían aumentar el riesgo de otro nacimiento de un niño muerto en el futuro, y si la madre quiere tener otro niño, la madre puede trabajar de forma conjunta con sus proveedores para intentar controlar los riesgos antes de volver a quedar embarazada.1 Sepa más sobre los factores de riesgo del nacimiento de un niño muerto.

Hacer frente al dolor

Perder a un bebé debido a que nace muerto puede ser una experiencia difícil para una familia. Los proveedores de cuidado de la salud pueden ofrecer a los padres maneras para ayudarlos a aceptar la muerte. También pueden derivar a los padres a un grupo de apoyo, a un líder religioso o a un consejero para que los ayude.1Lea más sobre hacer frente al dolor después del nacimiento de un niño muerto.


  1. Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG por sus siglas en inglés), Boletines del Comité de Práctica—Obstetricia. (2009). ACOG Practice Bulletin No. 102: management of stillbirth. Obstetrics and Gynecology, 113(3), 748-761. 

« ¿Cómo se diagnostica?Otras preguntas frecuentes »

arriba de paginaARRIBA