¿Qué pruebas podría necesitar durante el embarazo?

A todas las mujeres se les realizan determinadas pruebas durante el embarazo. Algunas mujeres, dependiendo de la edad, los antecedentes familiares o el origen étnico, pueden someterse a pruebas adicionales.

Algunas de las pruebas son pruebas de detección, y otras son pruebas de diagnóstico. Si su proveedor de atención médica le indica una prueba de detección, tenga en cuenta que dichas pruebas no diagnostican problemas. Evalúan un riesgo. De modo que si los resultados de una prueba de detección arrojan resultados anormales, esto no significa que hay un problema con el bebé. Esto significa que se requiere más información. Su proveedor de atención médica puede explicar qué significan los resultados de la prueba e indicarle los siguientes pasos posibles.

Los tipos de pruebas que puede realizarse durante el embarazo incluyen1:

Prueba de sobrecarga de glucosa. Habitualmente se realiza entre las semanas 24 y 28 del embarazo, esta prueba evalúa el riesgo de tener diabetes gestacional. Consumirá una bebida azucarada y se realizará un análisis de sangre 1 hora después para medir los niveles de azúcar en sangre. Si tiene riesgo alto, por ejemplo, si tiene antecedentes familiares de diabetes, es obesa, tuvo un bebé de tamaño grande en un embarazo previo o tiene mellizos, debe comentar esto con su proveedor de atención médica y realizarse una prueba de glucosa en sangre en las etapas tempranas del embarazo.

Prueba de detección para infección por estreptococos del grupo B. Esta prueba se realiza entre las semanas 35 y 37 del embarazo para detectar bacterias (estreptococos del grupo B [group B streptococcus, GBS]) que puedan causar neumonía u otras infecciones serias en su bebé. Se usarán hisopos para obtener células de la vagina y el recto. Las mujeres que obtengan resultados positivos para GBS deberán utilizar antibióticos en el momento del trabajo de parto.

Ecografía. Es probable que se realice una ecografía entre las semanas 18 y 20 de embarazo para verificar si hay problemas con el desarrollo fetal. Durante la ecografía, se esparce gel sobre el abdomen y se mueve una herramienta especial por encima para generar una “imagen” del feto en el monitor.>

Análisis de orina. En cada visita prenatal, proporcionará una muestra de orina, la cual se evaluará para detectar signos de diabetes, infecciones en las vías urinarias y preeclampsia.

Detección mediante prueba de translucencianucal. En esta prueba de detección se usa un ecógrafo para medir el grosor de la parte posterior del cuello del feto entre las semanas 11 y 14. Esta información combinada con la edad de la madre y los resultados del análisis en suero, ayuda a los proveedores de atención médica a determinar el posible riesgo del feto de tener anomalías cromosómicas u otros problemas.

Detección durante el primer trimestre. Se extrae sangre para evaluar la proteína plasmática A asociada al embarazo (pregnancy associated plasmatic protein A, PAPP-A) y la fracción libre de la cadena beta de la gonadotropina coriónica humana (beta sub unit of human chorionic gonadotropin, beta-hCG) (o hCG) y se puede combinar con la realización de una ecografía de translucencianucal. Esta prueba proporcionará el riesgo de síndrome de Down al igual que otros problemas cromosómicos.

Prueba de detección en suero materno (también denominada prueba cuádruple, prueba triple, prueba de múltiples marcadores o alfa-fetoproteína [AFP]). Se extrae sangre para medir los niveles de determinadas sustancias que determinan el riesgo del feto de tener anomalías cromosómicas y NTD. Esta prueba de detección se realiza entre la semana 15 y 20 del embarazo.

Obtención de muestras de vellosidades coriónicas (chorionicvillus, CVS). Si el feto tiene riesgo de tener un defecto cromosómico u otro trastorno genético, su médico puede recomendarle esta prueba cuando tiene entre 10 y 13 semanas de embarazo. En esta prueba, se inserta una aguja a través del cuello uterino o el abdomen para tomar una pequeña muestra de células de la placenta.

Amniocentesis. Se realiza entre las semanas 15 y 20 del embarazo; esta prueba se usa para diagnosticar trastornos cromosómicos, como síndrome de Down y el riesgo de que su hijo tenga NTD, como espina bífida. Después de administrar la anestesia local, se inserta una aguja delgada en el abdomen para extraer una pequeña cantidad de líquido amniótico y células del saco que rodea al feto. El líquido se envía a un laboratorio para realizar el análisis.2

ADN fetal libre. Una prueba no invasiva nueva en la que se usa la sangre de la madre para buscar cantidades incrementadas de material de los cromosomas 21, 18 y 13. Esta prueba se puede realizar tan pronto como a las 10 semanas para las mujeres cuya edad, antecedentes familiares, o resultados de las pruebas de detección estándar las ponen en mayor riesgo de tener un hijo con trastornos cromosómicos. Esta prueba no se recomienda para mujeres con bajo riesgo ni a mujeres con embarazos múltiples.3

Detección para portadores de fibrosis quística (cystic fibrosis, CF). Un análisis de sangre o saliva determina si usted y su pareja son portadores de esta enfermedad genética que afecta la respiración y la digestión. Ambos padres deben ser portadores para que su hijo tenga CF. Aproximadamente 1 de cada 30 estadounidenses son portadores asintomáticos del gen de la CF.4

Prueba de tolerancia a la glucosa. Si la prueba de sobrecarga glucosa a 1 hora está por encima de un nivel determinado, su proveedor de atención médica podrá indicarle que se realice esta prueba. Estará en ayunas durante al menos 8 horas antes de la prueba. Se extraerá sangre para evaluar su “nivel de glucosa en sangre en ayunas”. Consumirá una bebida azucarada, y se le extraerá sangre cada hora durante 3 horas para ver cómo reacciona el cuerpo al azúcar. Entonces se le podrá realizar el diagnóstico de diabetes gestacional.

Monitoreo cardíaco fetal. Esta prueba se realiza en el tercer trimestre (semana 28 o después) para monitorear la salud del feto. Un cinturón colocado alrededor del abdomen mide la frecuencia cardíaca del feto mientras el feto está en reposo y mientras el feto se mueve o patea. Esta prueba puede determinar si el feto recibe suficiente oxígeno.

Perfil biofísico (Biophysical profile, BPP). Esta prueba, que se realiza en el tercer trimestre de embarazo, monitorea la respiración, los movimientos, el tono muscular y la frecuencia cardíaca del feto, al igual que la cantidad de líquido amniótico para determinar el bienestar del feto. El BPP incluye una ecografía y un monitoreo cardíaco fetal.5

 

Citas

Citas Abiertas
  1. American College of Obstetricians and Gynecologists. (Enero de 2014).Frequently asked questions.FAQ133.Pregnancy: Routine tests during pregnancy. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq133.pdf?dmc=1&ts=20120612T2343414674 (PDF – 72.4 KB) en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  2. Anderson, C. L., & Brown, C. L. (2009).Fetal chromosomal abnormalities: Antenatal screening and diagnosis. American Family Physician, 79, 11–123.
  3. American College of Obstetricians and Gynecologists. (Septiembre de 2015).Committee Opinion Number 640: Cell-free DNA screening for fetal aneuploidy. Obtenido el 5 de junio de 2016 en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26287791 en el contenido de Inglés 
  4. American College of Obstetricians and Gynecologists. (Abril de 2011).Committee Opinion Number 486: Update on carrier screening for cystic fibrosis. Obtenido el 6 de enero de 2016 en https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/21422883 en el contenido de Inglés 
  5. American College of Obstetricians and Gynecologists. (Noviembre de 2013).Frequently asked questions.FAQ098.Pregnancy: Special tests for monitoring fetal health. Obtenido el 6 de enero de 2016 en http://www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq098.pdf?dmc=1&ts=20120612T2356425318 (PDF – 327 KB) en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
arriba de paginaARRIBA