¿Se puede promover un embarazo saludable antes de quedar embarazada?

Para las mujeres que están considerando quedar embarazadas, seguir los conejos de un proveedor de atención médica puede reducir el riesgo de tener problemas durante el embarazo y después del parto. Un proveedor de atención médica puede recomendar formas de tener una nutrición adecuada y evitar hábitos que pueden tener efectos perjudiciales duraderos para el feto.

Por ejemplo, tomar un suplemento que contenga al menos 400 microgramos de ácido fólico antes de quedar embarazada puede reducir el riesgo de complicaciones como defectos del tubo neural (neural tube defects, NTD)— anomalías que pueden ocurrir en el cerebro o la columna vertebral de un feto en desarrollo y que están presentes en el nacimiento.1, 2

Tener una visita de cuidados previos a la concepción con su proveedor de atención médica puede mejorar las probabilidades de un embarazo saludable. Es probable que el proveedor de atención médica le recomiende que haga lo siguiente:

Este plan incluye los planes que tienen usted y su pareja con respecto al número y el momento de los embarazos en función de sus valores y objetivos de vida. Compartir su plan de vida con su proveedor de atención médica puede ayudar a abordar cualquier problema potencial antes de concebir.2

Puede reducir las probabilidades de que se le diagnostique diabetes gestacional (alto contenido de azúcar en sangre diagnosticado durante el embarazo) al seguir los pasos necesarios para mejorar su dieta y su estilo de vida antes de quedar embarazada. La diabetes gestacional puede aumentar el riesgo tanto para su salud como para la de su bebé. Además, el ejercicio previo al embarazo también se asocia con un menor riesgo de diabetes gestacional, y el beneficio aumenta cuando los niveles de ejercicio son más intensos.

A continuación encontrará algunas sugerencias relacionadas a la dieta, específicas para las mujeres que planean un embarazo:3,4,5,6

  • Aumente la ingesta de fibras. Comer 10 gramos más de fibras en forma de cereales, frutas y vegetales se asocia con 26 % menos de riesgo de presentar diabetes gestacional.18
  • Reduzca el consumo de bebidas de cola endulzadas con azúcar. Las mujeres que tomaron cinco o más de estas bebidas por semana antes de quedar embarazadas tuvieron un mayor riesgo de desarrollar diabetes gestacional.
  • Coma menos carnes rojas, carnes procesadas y grasas animales y colesterol. Comer menores cantidades de estos alimentos antes del embarazo puede disminuir las probabilidades de desarrollar diabetes cuando esté embarazada.
  • Reemplace las proteínas animales con proteínas de frutos secos para disminuir el riesgo de diabetes gestacional. Los estudios han mostrado que sustituir la proteína animal con proteína vegetal antes del embarazo puede disminuir el riesgo de diabetes gestacional a alrededor de la mitad.

El ácido fólico es una vitamina B (B9). Ayuda a producir y mantener nuevas células.7 Esto es especialmente importante durante los momentos en los cuales las células se están dividiendo y creciendo rápidamente como en la infancia y el embarazo.8

El Servicio de Salud Pública de los Estados Unidos (United States Public Health Service) recomienda que las mujeres embarazadas y las “mujeres en edad de procrear [15 a 44 años]” en los Estados Unidos que tienen capacidad de concebir deben consumir [un suplemento que contenga] 0,4 mg de ácido fólico por día para reducir el riesgo de tener un bebé con espina bífida u otros defectos del tubo neural (neural tuve defect, NTD)”.9

Aunque una forma relacionada del ácido fólico (denominado folato) está presente en el jugo de naranja y los vegetales con hojas verdes (como el col verde o la espinaca), el folato no se absorbe tan bien como el ácido fólico.10 Hay estudios que muestran que tomar ácido fólico durante 3 meses antes de quedar embarazada y durante 3 meses después de concebir puede reducir el riesgo de NTD como espina bífida11,12 en hasta un 70 %.13

Consulte con su proveedor de atención médica si necesita un refuerzo de alguna vacuna. Algunas vacunas se pueden administrar durante el embarazo, pero se recomienda que las vacunas contra la rubéola (sarampión alemán) y la varicela se administren antes de quedar embarazada.

Hay muchos problemas de salud que afectan no solo a la mujer embarazada, sino también el bebé en desarrollo. Algunos ejemplos son diabetes, hipertensión (presión arterial alta), infecciones, asma, trastornos convulsivos y fenilcetonuria materna (una afección hereditaria en la cual el cuerpo de la mujer embarazada no puede procesar el amino ácido fenilalanina , lo cual ocasiona niveles altos de fenilalanina en sangre).Tener bajo control los problemas de salud antes y durante el embarazo reduce el riesgo de aborto espontáneo y de mortinatalidad (nacimiento de niños muertos), así como también de otros problemas de salud del bebé.11

Durante el embarazo, estas conductas pueden aumentar el riesgo de síndrome de muerte súbita del lactante (sudden infant death syndrome, SIDS), parto prematuro, trastornos del espectro alcohólico fetal y NTD.14 Si está intentando dejar de fumar, de beber o de consumir fármacos/drogas y necesita ayuda, consulte a su proveedor de atención médica sobre grupos de apoyo o sobre medicamentos.

En el sitio web Smokefree Español se encuentran disponibles asesoramiento, consejos y apoyo para ayudar a las mujeres a dejar de fumar (incluidas mujeres embarazadas).

La obesidad puede dificultar la concepción.15 Tener sobrepeso u obesidad también la pone en riesgo de tener complicaciones durante el embarazo, como presión arterial alta, preeclampsia, diabetes gestacional y mortinatalidad, y aumenta las probabilidades de tener un parto por cesárea.

Los investigadores del NICHD hallaron que la obesidad puede aumentar el riesgo de su hijo de tener un defecto cardíaco congénito (un problema cardíaco que está presente en el momento del nacimiento) en un 15 %.16 La investigación también reveló un vínculo entre la obesidad y los NTD.16

Consulte a su proveedor de atención médica sobre cuál es el peso saludable para usted y sobre un plan para ayudarla a alcanzarlo.

Su proveedor de atención médica le pedirá información sobre los antecedentes genéticos y el historial de salud de su familia. Quizás sea derivada a una consulta con un asesor en genética si algunas afecciones están presentes en su familia o si un miembro de su familia nació con una anomalía física o una discapacidad intelectual y del desarrollo.13

Una buena salud mental significa que se siente bien con respecto a su vida y se valora. Es natural preocuparse o sentirse triste, ansiosa o estresada de vez en cuando. Sin embargo, si estos sentimientos no desaparecen e interfieren con su vida cotidiana, es importante que busque ayuda antes de quedar embarazada.14 Los cambios hormonales y otras situaciones que se dan durante el embarazo pueden empeorar la depresión.

Muchas personas están familiarizadas con la fase “depresión postparto”, la cual se refiere a la depresión que ocurre después del nacimiento de un bebé. Pero ahora sabemos que eso no se da solamente durante el período postparto, y que no se trata simplemente de depresión.

Las mujeres experimentan depresión y ansiedad, al igual que otras afecciones de la salud mental, durante el embarazo y después de que nazca el bebé. Estas afecciones pueden tener efectos significativos en la salud de la madre y de su hijo. Mantener una buena salud mental antes de quedar embarazada puede ayudar a minimizar los efectos de estas afecciones.

Obtenga más información sobre La salud mental de las mamás es muy importante.

Citas

Citas Abiertas
  1. NICHD. (2010).Healthy native babies: Workbook and toolkit. Obtenido el 23 de mayo de 2012 en http://www.nichd.nih.gov/publications/pubs/Documents/healthy_native_babies_workbook.pdf (PDF – 3.59 MB) en el contenido de Inglés
  2. Centers for Disease Control and Prevention. (2006).A report of the CDC/ATSDR Preconception Care Work Group and the Select Panel on Preconception Care. Obtenido el 18 de mayo de 2012 en http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/rr5506a1.htm en el contenido de Inglés
  3. Zhang, C., Liu, S., Solomon, C. G., & Hu, F. B. (2006).Dietary fiber intake, dietary glycemic load, and the risk for gestational diabetes mellitus. Diabetes Care, 29(10), 2223–2230. Obtenido el 26 de agosto de 2016 en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17003297 en el contenido de Inglés
  4. Chen, L., Hu, F. B., Yeung, E., Willett, W., & Zhang, C. (2009).Prospective study of pre-gravid sugar-sweetened beverage consumption and the risk of gestational diabetes mellitus. Diabetes Care, 32(12), 2236–2241. Obtenido el 26 de agosto de 2016 en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/19940226 en el contenido de Inglés
  5. Zhang, C., Schulze, M. B., Solomon, C. G., & Hu, F. B. (2006).A prospective study of dietary patterns, meat intake and the risk of gestational diabetes mellitus. Diabetologia, 49(11), 2604–2613. Obtenido el 26 de agosto de 2016 en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16957814 en el contenido de Inglés
  6. Bao, W., Bowers, K., Tobias, D. K., Hu, F. B., & Zhang, C. (2013).Prepregnancy dietary protein intake, major dietary protein sources, and the risk of gestational diabetes mellitus: A prospective cohort study. Diabetes Care, 36(7), 2001–2008. Obtenido el 26 de agosto de 2016 en http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/23378620 en el contenido de Inglés
  7. Kamen, B. (1997).Folate and antifolate pharmacology. Seminars in Oncology, 24(5 Suppl 18), S18-30–S18-39. PMID:9420019 en el contenido de Inglés
  8. NIH Office of Dietary Supplements. (2016).Dietary supplement fact sheet: Folate. Obtenido el 10 de julio de 2012 en http://ods.od.nih.gov/factsheets/Folate-HealthProfessional/ en el contenido de Inglés
  9. Centers for Disease Control. (1992).Recommendations for the use of folic acid to reduce the number of cases of spina bifida and other neural tube defects. MMWR Recommendations and Reports, 41 (No. RR-14), 1–7. PMID:1522835en el contenido de Inglés Obtenido el 31 de julio de 2013 en http://www.cdc.gov/mmwr/preview/mmwrhtml/00019479.htm en el contenido de Inglés 
  10. Food and Nutrition Board, Institute of Medicine. (1998).Dietary reference intakes: Thiamin, riboflavin, niacin, vitamin B6, folate, vitamin B12, pantothenic acid, biotin, and choline. Washington, DC: National Academy Press.
  11. American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG). (2005).The importance of preconception care in the continuum of women’s health care [ACOG Committee Opinion]. Obtenido el 12 de abril de 2012 en http://www.acog.org/Resources_And_Publications/Committee_Opinions/Committee_on_Gynecologic_Practice/The_Importance_of_Preconception_Care_in_the_Continuum_of_Womens_Health_Care en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida 
  12. ACOG. (2015, March).Good health before pregnancy: Preconception care [ACOG FAQ056 Pregnancy]. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://www.acog.org/~/media/For%20Patients/faq056.pdf?dmc=1&ts=20130422T1153356227 en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  13. Grupo de Investigación de estudios de las vitaminas MRC. (1991).Prevention of neural tube defects: Results of the Medical Research Council Vitamin Study. Lancet, 338(8760), 131–137. PMID:1677062 en el contenido de Inglés
  14. Centers for Disease Control and Prevention. (2015, January 9).Preconception care and health care: Planning for pregnancy. Obtenido el 5 de enero de 2016en http://www.cdc.gov/preconception/planning.html en el contenido de Inglés
  15. Pasquali, R., Patton, L., & Gambineri, A. (2007).Obesity and infertility. Current Opinion in Endocrinology, Diabetes and Obesity, 14, 482–487. PMID:17982356 en el contenido de Inglés
  16. NIH. (7 de abril de 2010). Risk of newborn heart defects increases with maternal obesity [news release]. Obtenido el 19 de mayo de 2012 en http://www.nichd.nih.gov/news/releases/pages/040710-newborn-heart-defects.aspx en el contenido de Inglés
  17. Womenshealth.gov. (6 de marzo de 2009).Publications: Depression during and after pregnancy factsheet. Obtenido el 12 de junio de 2012 en http://www.womenshealth.gov/publications/our-publications/fact-sheet/depression-pregnancy.html en el contenido de Inglés
  18. NICHD. (2014). Healthy Pre-Pregnancy Diet and Exercise May Reduce Risk of Gestational Diabetes. Retrieved May 18, 2018, from https://www.nichd.nih.gov/news/resources/spotlight/082114-pregnancy-GDM en el contenido de Inglés
arriba de paginaARRIBA