¿Cómo puedo promover un embarazo saludable?

Cuando esté embarazada, los cuidados prenatales regulares desde el inicio del embarazo son importantes para que usted y su bebé en desarrollo se mantengan sanos.

Durante la primera visita de cuidados prenatales, su proveedor de atención médica posiblemente le hable sobre las siguientes formas de ayudar a tener un embarazo saludable1:

Comience o continúe la ingesta de al menos 400 microgramos de ácido fólico mediante suplementos vitamínicos todos los días para reducir el riesgo de que su hijo tenga defectos del tubo neural. En los Estados Unidos, los productos a base de granos enriquecidos como pan, cereales, pasta y otros alimentos a base de granos, están fortificados con ácido fólico. Una forma relacionada, denominada folato, se obtiene naturalmente de los vegetales de hojas verdes y del jugo de naranja, pero el folato no se absorbe tan bien como el ácido fólico.2 Además, puede ser difícil obtener todo el ácido fólico que necesita únicamente a partir de alimentos.3 La mayoría de las vitaminas prenatales contienen 400 microgramos de ácido fólico.4 Si tuvo un hijo con NTD antes, la ingesta de una dosis diaria más alta de ácido fólico (4 mg) antes y durante las etapas tempranas del embarazo puede reducir el riesgo de recurrencia en un embarazo posterior.

Tomar alcohol, fumar y consumir fármacos/drogas durante el embarazo puede aumentar el riesgo de su hijo de tener problemas como trastornos del espectro alcohólico fetal (fetal alcohol spectrum disorders, FASD), síndrome de muerte súbita del lactante (sudden infant death syndrome, SIDS), y otros problemas.5,6

Los FASD son una variedad de efectos en el feto que surgen por la ingesta de alcohol por parte de la madre durante el embarazo. Los efectos oscilan entre leves y graves, e incluyen discapacidad intelectual y del desarrollo; problemas conductuales; características faciales anormales; y trastornos cardíacos, renales, óseos y auditivos. Los FASD duran toda la vida, aunque los servicios de intervención temprana pueden ayudar a mejorar el desarrollo de un niño. Los FASD son completamente prevenibles: Si una mujer no bebe alcohol mientras está embarazada, su hijo no tendrá un FASD.7 Actualmente, las investigaciones muestran que no hay una cantidad segura de alcohol que se pueda tomar durante el embarazo. Según un estudio reciente respaldado por los NIH, los bebés pueden sufrir problemas del desarrollo a largo plazo incluso con niveles bajos de exposición prenatal al alcohol.8

En otra investigación se muestra que fumar tabaco, fumar marihuana, la exposición al humo de segunda mano, y la ingesta de fármacos/drogas durante el embarazo también puede ser perjudicial para el feto y afectar la salud del bebé. En un estudio se mostró que fumar tabaco o marihuana y consumir drogas ilegales duplica o incluso triplica el riesgo de mortinatalidad y muerte fetal después de 20 semanas de embarazo.9 Del mismo modo, beber alcohol, fumar tabaco y la exposición al humo de segunda mano durante el embarazo aumenta el riesgo de tener SIDS, la muerte súbita e inexplicable de un bebé de menos de 1 año.10 En la investigación también se mostró que fumar marihuana durante el embarazo puede interferir con el desarrollo normal del cerebro en el feto, lo cual posiblemente cause problemas a largo plazo.11 Para obtener más información, visite

Su proveedor de atención médica puede ser una fuente de ayuda si le resulta difícil dejar de fumar o beber por su cuenta. También puede visitar http://smokefree.gov/ en el contenido de Inglés para ver planes e información para dejar de fumar. El sitio web Rethinking drinking en el contenido de Inglés proporciona recursos e información relacionada con dejar de consumir alcohol. La Administración de Servicios de Salud Mental y Abuso de Sustancias (Substance Abuse and Mental Health Services Administration, SAMHSA) ofrece un localizador de servicios a través de su sitio web en https://findtreatment.samhsa.gov/locator/home en el contenido de Inglés.La SAMHSA también cuenta con una línea directa confidencial a través de la cual las personas pueden encontrar asistencia: 1-800-662-HELP (4357).

Hasta la mitad de las mujeres toman cuatro o más medicamentos durante el embarazo.12 La mayoría de los medicamentos no se han estudiado específicamente para su uso durante el embarazo. Consulte a su proveedor de atención médica sobre los medicamentos de venta con receta y de venta libre y los suplementos vitamínicos y a base de hierbas. Ciertos medicamentos para tratar el acné o la epilepsia y algunos suplementos alimenticios y a base de hierbas pueden ser perjudiciales para el feto durante el embarazo.

Tomar analgésicos recetados, específicamente opioides, durante el embarazo puede presentar riesgos serios para el feto. Tomar estos medicamentos durante el embarazo duplica o incluso triplica el riesgo de mortinatalidad.9 Si se los toma de forma regular durante el embarazo, el bebé puede padecer abstinencia después del nacimiento, una situación denominada síndrome de abstinencia neonatal (neonatal abstinence syndrome, NAS). Los bebés con NAS se enfrentan a una variedad de síntomas y problemas, algunos de los cuales pueden ser graves.13 La mejor manera de proteger a su bebé de estos problemas es dejando de tomar estos medicamentos durante el embarazo.

Durante el embarazo, la exposición a radiación, pesticidas, algunos metales y algunos productos químicos puede causar defectos de nacimiento, nacimiento prematuro y aborto espontáneo.14 Si no está segura de si un producto podría ser perjudicial para usted o para el feto, evite el contacto con dicho producto hasta que verifique con su proveedor de atención médica.

Si trabaja en una granja, una tintorería, una fábrica, una peluquería o un salón de uñas, podría estar cerca o en contacto con sustancias potencialmente perjudiciales. Consulte a su proveedor de atención médica y su empleador sobre cómo puede protegerse antes y durante el embarazo. Posiblemente necesite protección adicional en el trabajo o un cambio en sus tareas laborales para estar segura.14

Algunos ejemplos de exposiciones que se sabe que son tóxicas para el feto en desarrollo son:

Plomo: El plomo es un material que puede estar presente en la pintura de la casa, el polvo o el suelo del jardín. Cualquier casa construida antes de 1978 puede tener pintura con plomo. La exposición puede ocurrir cuando se quita pintura de edificios viejos (o si la pintura se descascara) y al trabajar en algunos empleos (por ejemplo, fabricación de baterías para automotores). El plomo también está presente en algunos tipos de agua de pozo y en el agua que corre a través de cañerías de plomo. Los niveles altos de plomo durante el embarazo pueden causar aborto espontáneo, mortinatalidad, peso bajo al momento del nacimiento y parto prematuro, al igual que problemas conductuales y de aprendizaje para el niño.15 A las mujeres que tuvieron exposición al plomo en el pasado se les debe realizar un control de los niveles de plomo en sangre antes y durante el embarazo.15 Llame al Centro Nacional de Información sobre el Plomo (National Lead Information Center) para obtener información sobre cómo evitar la exposición al plomo al: 800-424-LEAD.

Radiación: La radiación es la energía que circula a través del espacio. Puede ser en foma de rayos X, ondas de radio, calor o luz, o puede provenir de materiales “radioactivos” como polvo, metales o líquidos que emanan energía denominada radioactividad. Las exposiciones bajas a la radiación de fuentes naturales (como el sol) o de hornos de microondas o radiografías médicas de rutina, en general no son perjudiciales. Dado que el feto está dentro de la madre, está parcialmente protegido de los efectos de la radiación.14,16 Las mujeres embarazadas o las mujeres que podrían estar embarazadas deben asegurarse de que sus odontólogos y médicos tengan conocimiento de su estado para que se puedan tomar las precauciones adecuadas con los estudios médicos por imágenes (radiografías o tomografías computadas [computed tomography, CT]) o tratamientos que impliquen radiación.14 Las mujeres embarazadas que pueden estar expuestas a radiación en su lugar de trabajo deben hablar con su empleador o proveedor de atención médica para asegurarse de que el entorno sea seguro durante el embarazo. Los accidentes nucleares o de radiación, aunque son infrecuentes, pueden provocar exposiciones altas a radiación, las cuales son extremadamente peligrosas, especialmente para el feto en desarrollo.

Solventes: Los solventes son productos químicos que disuelven otras sustancias. Los solventes incluyen alcoholes, desengrasantes y diluyentes de pintura. Algunos solventes emanan gases o pueden ser absorbidos a través de la piel y pueden causar problemas de salud graves. Durante el embarazo, estar en contacto con solventes, especialmente si trabaja con ellos, puede ser perjudicial. Los solventes pueden provocar un aborto espontáneo, retrasar el crecimiento del feto, o causar parto prematuro y defectos de nacimiento. 14 Las mujeres embarazadas que pueden estar expuestas a solventes en su lugar de trabajo, deben hablar con su empleador y proveedor de atención médica para asegurarse de que el entorno sea seguro durante el embarazo.17 Cuando use solventes, asegúrese de hacerlo en un área bien ventilada, use ropa de seguridad (como guantes y una máscara facial) y evite comer y beber en el área de trabajo.14

Muchos productos químicos con frecuencia se encuentran en la sangre y los líquidos corporales de mujeres embarazadas y sus bebés. Sin embargo, aún no se conoce mucho sobre los efectos de la exposición fetal a los productos químicos.18 Es mejor ser prudente con respecto a la exposición a productos químicos cuando planea quedar embarazada o si está embarazada. Consulte a su proveedor de atención médica si vive o trabaja en un entorno tóxico o cerca de este.17

Elija una variedad de frutas, vegetales, granos integrales y productos lácteos con bajo contenido de grasas para que la ayuden a asegurarse de que el feto en desarrollo recibe todos los nutrientes que necesita. Asegúrese también de beber mucha agua: Una herramienta en línea denominada Plan alimenticio diario para mamás en el contenido de Inglés puede ayudarla a planificar sus comidas para que ingiera los alimentos adecuados en las cantidades adecuadas según sus características personales y la etapa de su embarazo.

Lea Preguntas frecuentes sobre nutrición durante el embarazo Notificaciόn de salida (PDF – 72.1 KB) del Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (American College of Obstetricians and Gynecologists) para obtener más información sobre cuánto debe comer durante el embarazo, los nutrientes que necesita y cuánta cafeína es seguro tomar.

Evite ciertos alimentos como pescado crudo, carnes que no estén bien cocidas, embutidos y quesos no pasteurizados (por ejemplo, ciertos tipos de queso feta, queso azul, y quesos blandos de tipo mexicano).19 Siempre verifique la etiqueta para asegurarse de que el queso sea pasteurizado.

Algunas mujeres embarazadas se preocupan por la cantidad de pescado que pueden consumir de forma segura. Determinados pescados tienen metilmercurio, cuando ciertas bacterias causan un cambio químico en el mercurio metálico. El metilmercurio se halla en los alimentos que comen los peces, y permanece en el cuerpo del pez después de comerlo. El metilmercurio en los pescados que coman las mujeres embarazadas puede ser perjudicial para el sistema nervioso en desarrollo del feto.

Según la Administración de Medicamentos y Alimentos (Food and Drug Administration, FDA) de los EE. UU., las mujeres embarazadas pueden comer hasta 12 onzas (340 g) de pescados y mariscos por semana que tengan niveles bajos de metilmercurio (salmón, atún claro enlatado y camarones). La albacora (“atún blanco”) tiene más metilmercurio que el atún claro enlatado; las mujeres embarazadas deben consumir 6 onzas (170 g) o menos por semana. Evite el pescado con niveles altos de metilmercurio (pez espada, caballa gigante y tiburón).Para obtener más información sobre el metilmercurio y el embarazo, consulte Seguridad alimenticia para futuras madres de la FDA.19

Algunos estudios sugieren que consumir demasiada cafeína puede aumentar el riesgo de tener un aborto espontáneo. Consulte a su proveedor de atención médica sobre la cantidad de cafeína que consume del café, el té o las bebidas cola. Su proveedor de atención médica podría sugerir un límite de 200 miligramos (la cantidad que hay aproximadamente en una taza de 12 onzas [350 ml] de café) por día. Sin embargo, tenga en cuenta que algunos alimentos que come, incluido el chocolate, también contienen cafeína y contribuyen a la cantidad total que consume cada día.20

La mayoría de las mujeres pueden continuar realizando niveles regulares de actividad física durante todo el embarazo. La actividad física regular puede ayudarla a sentirse mejor, dormir mejor y a preparar su cuerpo para el parto. Después del nacimiento de su hijo, puede ayudarla a recuperar la forma previa al embarazo más rápidamente.21 Consulte a su proveedor de atención médica sobre la cantidad y el tipo de actividad física que es adecuada para usted.

Aumentar demasiado o muy poco de peso durante el embarazo aumenta el riesgo de tener problemas tanto para la madre como para el bebé. Llevar una dieta saludable y hacer actividad física regular puede ayudarla a mantenerse dentro de los lineamientos de aumento de peso recomendados establecidos por el Instituto de Medicina (Institute of Medicine).

La cantidad de peso que debe aumentar durante el embarazo depende de su peso previo al embarazo y del índice de masa corporal (body mass index, BMI) en el contenido de Inglés, el cual es su peso en kilogramos dividido por su estatura en metros al cuadrado (kg/m2).Los siguientes lineamientos son para mujeres que están embarazadas con un feto. Las recomendaciones son diferentes si tiene un embarazo múltiple (por ejemplo, mellizos).22,23

  • Las mujeres que tienen bajo peso (BMI inferior a 18.5) deben aumentar entre 28 y 40 libras.
  • Las mujeres con peso normal (BMI entre 18.5 y 24.9) deben aumentar entre 25 y 35 libras (entre 11 y 16 kg).
  • Las mujeres que tienen sobrepeso (BMI de 25 a 29.9) deben aumentar entre 15 y 25 libras (entre 7 y 11 kg).
  • Las mujeres obesas (BMI mayor a 30) deben aumentar entre 11 y 20 libras (entre 5 y 9 kg).

En un en más de 8000 mujeres embarazadas, el 73 % aumentó más de la cantidad de peso recomendada. En el estudio se halló que el aumento de peso excesivo durante el embarazo aumenta el riesgo de tener presión arterial alta gestacional, de parto por cesárea y de tener bebés de tamaño mayor que el habitual para la edad gestacional.24

Consulte con su proveedor de atención médica sobre la cantidad correcta de peso que debe aumentar según su peso previo al embarazo.

La anemia por deficiencia de hierro (anemia ferropénica), cuando el cuerpo no tiene suficiente hierro, es frecuente durante el embarazo y se asocia a partos prematuros y bajo peso al nacer. Su proveedor de atención médica puede realizarle un análisis para detectar anemia por insuficiencia de hierro y, si la tiene, puede recomendarle suplementos de hierro.25 Su proveedor de atención médica también puede recomendarle un suplemento de vitamina B12 si es vegana.26,27 (Los vegetarianos normalmente consumen suficiente vitamina B12 a partir de los huevos y los productos lácteos.)

Hay más probabilidades de que las encías se inflamen o se infecten debido a los cambios hormonales y el aumento del flujo sanguíneo durante el embarazo.28 Asegúrese de decirle a su odontólogo si cree que podría estar embarazada, pero es importante estar al día con los controles programados regularmente. Algunas mujeres pueden sentir temor de realizarse un tratamiento odontológico durante el embarazo, pero en un estudio del año 2006 y en un estudio de seguimiento del año 2011 no se mostró un aumento de partos prematuros ni de otros resultados adversos para las mujeres embarazadas que recibieron atención odontológica.29

Ciertas infecciones pueden afectar el embarazo o al feto en desarrollo. Es importante tomar medidas para evitar dichas infecciones y recibir tratamiento médico antes o durante el embarazo.

Las vacunas pueden generar protección contra muchas infecciones que pueden afectar la salud de la madre, el embarazo, al feto e incluso a su hijo recién nacido. Algunas vacunas deben administrarse antes el embarazo, por lo tanto, es una buena idea revisar su historial de vacunación con su proveedor de atención médica como parte de los cuidados previos a la concepción. Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (Centers for Disease Control and Prevention) brindan recomendaciones con respecto al momento en el que se deben aplicar las vacunas para ayudar a garantizar un embarazo saludable.

Obtenga más información sobre cómo las infecciones pueden afectar el embarazo y qué infecciones pueden causar problemas durante el embarazo.

Citas

Citas Abiertas
  1. March of Dimes. (Mayo de 2011).Your first prenatal care checkup. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://www.marchofdimes.org/pregnancy/your-first-prenatal-care-checkup.aspx en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  2. NIH Office of Dietary Supplements. (2016).Dietary supplement fact sheet: Folate. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://ods.od.nih.gov/factsheets/Folate-HealthProfessional/ en el contenido de Inglés
  3. Kids Health from Nemours. (Revisado en octubre de 2014).Folic acid and pregnancy. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://kidshealth.org/parent/pregnancy_center/your_pregnancy/preg_folic_acid.html en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  4. Womenshealth.gov. (16 de julio de 2012). ePublications: Prenatal care factsheet. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://www.womenshealth.gov/publications/our-publications/fact-sheet/prenatal-care.cfm en el contenido de Inglés
  5. Centers for Disease Control and Prevention. (Revisado el 9 de enero de 2015).Preconception health and healthcare: Planning for pregnancy. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://www.cdc.gov/preconception/planning.html en el contenido de Inglés
  6. American College of Obstetricians and Gynecologists. (2015).Marijuana use during pregnancy and lactation. Committee Opinion No. 637.Obstetrics and Gynecology, 126, 234–238. Obtenido el 9 de noviembre de 2016 en http://www.acog.org/Resources-And-Publications/Committee-Opinions/Committee-on-Obstetric-Practice/Marijuana-Use-During-Pregnancy-and-Lactation en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  7. Centers for Disease Control and Prevention. (Revisado el 16 de abril de 2015).Fetal alcohol spectrum disorders (FASDs): Facts about FASDs. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://www.cdc.gov/ncbddd/fasd/facts.html en el contenido de Inglés
  8. Eckstrand, K. L., Ding, Z., Dodge, N. C., Cowan, R. L., Jacobson, J. L., Jacobson, S. W., et al. (2012).Persistent dose-dependent changes in brain structure in young adults with low-to-moderate alcohol exposure in utero. Alcoholism: Clinical and Experimental Research, 36(11), 1892–1902. PMID:22594302 en el contenido de Inglés
  9. NICHD. (11 de diciembre de 2013).Tobacco, drug use in pregnancy can double risk of stillbirth. Obtenido el 9 de noviembre de 2016 en https://www.nichd.nih.gov/news/releases/Pages/121113-stillbirth-drug-use.aspx en el contenido de Inglés
  10. NICHD. (20 de enero de 2016).Ways to reduce the risk of SIDS and other sleep-related causes of infant death. Obtenido el 2 de junio de 2016 en https://www.nichd.nih.gov/sts/about/risk/Pages/reduce.aspx en el contenido de Inglés
  11. NICHD. (15 de marzo de 2016).Prenatal exposure to marijuana may disrupt fetal brain development, mouse study suggests. Obtenido el 9 de noviembre de 2016 en https://www.nichd.nih.gov/news/releases/Pages/031516-prenatal-exposure-marijuana.aspx en el contenido de Inglés
  12. Centers for Disease Control and Prevention. (Revisado el 3 de diciembre de 2014). Medications and pregnancy. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://www.cdc.gov/pregnancy/meds/  en el contenido de Inglés
  13. Patrick, S. W., Dudley, J., Martin, P. R., Harrell, F. E., Warren, M. D., Hartmann, K. E., et al. (2015).Prescription opioid epidemic and infant outcomes. Pediatrics, 135(5), 842–850. Obtenido el 9 de noviembre de 2016 en http://pediatrics.aappublications.org/content/early/2015/04/08/peds.2014-3299.abstract Notificaciόn de salida
  14. March of Dimes (2016).Is it safe? Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://www.marchofdimes.com/pregnancy/stayingsafe_indepth.html en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  15. Organization of Teratology Information Specialists. (20 de mayo de 2014).Lead and pregnancy. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://mothertobaby.org/fact-sheets/lead-pregnancy/pdf Notificaciόn de salida(PDF – 247 KB)
  16. Centers for Disease Control and Prevention. (10 de octubre de 2014).Cancer and long-term health effects of radiation exposure and contamination. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://emergency.cdc.gov/radiation/cancer.asp#prenatalrad en el contenido de Inglés
  17. University of California, San Francisco. (2010).Toxic matters: Protecting our families from toxic substances. Obtenido el 18 de mayo de 2012 en http://www.prhe.ucsf.edu/prhe/pdfs/ToxicMatters.pdf Notificaciόn de salida(PDF – 903 KB)
  18. Lanphear, B. P., Vorhees, C. V., & Bellinger, D. C. (2005).Protecting children from environmental toxins. PLOS Medicine, 2(3), e61.
  19. U.S. Food and Drug Administration. (30 de octubre de 2014).Food safety for moms-to-be: While you’re pregnant—methylmercury. Obtenido el 6 de enero de 2016 en http://www.fda.gov/Food/ResourcesForYou/HealthEducators/ucm083324.htm en el contenido de Inglés
  20. American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG). (2010).Moderate caffeine consumption during pregnancy [ACOG Committee Opinion]. Obtenido el 21 de mayo de 2012 en http://www.acog.org/Resources_And_Publications/Committee_Opinions/Committee_on_Obstetric_Practice/Moderate_Caffeine_Consumption_During_Pregnancy en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  21. Kids Health from Nemours. (Revisado en abril de 2014).Exercising during pregnancy. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://kidshealth.org/parent/pregnancy_center/your_pregnancy/exercising_pregnancy.html en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  22. Institute of Medicine and National Research Council. (2009).Weight gain during pregnancy: Reexamining the guidelines. Washington, DC: National Academies Press. Obtenido el 22 de junio de 2016 en http://www.nationalacademies.org/hmd/~/media/Files/Report%20Files/2009/Weight-Gain-During-Pregnancy-Reexamining-the-Guidelines/Report%20Brief%20-%20Weight%20Gain%20During%20Pregnancy.pdf Notificaciόn de salida (PDF – 717 KB)
  23. American College of Obstetricians and Gynecologists (ACOG). (2013).Weight gain during pregnancy [ACOG Committee Opinion]. Obtenido el 30 de mayo de 2013 en http://www.acog.org/Resources_And_Publications/Committee_Opinions/Committee_on_Obstetric_Practice/Weight_Gain_During_Pregnancy en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  24. Johnson, J., Clifton, R. G., Roberts, J. M., Myatt, L., Hauth, J. C., Spong, C. Y., et al. (2013).Pregnancy outcomes with weight gain above or below the 2009 Institute of Medicine guidelines. Obstetrics and Gynecology, 121(5), 969–975. PMID:23635732 en el contenido de Inglés
  25. Allen, L. H. (2000).Anemia and iron deficiency: effects on pregnancy outcome. American Journal of Clinical Nutrition, 71(5), 1280s–1284s. Obtenido el 9 de noviembre de 2016 en http://ajcn.nutrition.org/content/71/5/1280s.full en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  26. U.S. Department of Agriculture & U.S. Department of Health and Human Services. (2010).Dietary guidelines for Americans 2010. Obtenido el 21 de mayo de 2012 en http://health.gov/dietaryguidelines/dga2010/DietaryGuidelines2010.pdf (PDF – 2.89 MB)
  27. NICHD. (7 de abril de 2010).Pregnancy and healthy weight. Obtenido el 10 de abril de 2012 en http://www.nichd.nih.gov/news/resources/spotlight/pages/040710-pregnancy-healthy-weight.aspx en el contenido de Inglés
  28. March of Dimes. (2016). Gum and teeth change. Obtenido el 5 de enero de 2016 en http://www.marchofdimes.com/pregnancy/yourbody_teeth.html en el contenido de Inglés Notificaciόn de salida
  29. National Institute of Dental and Craniofacial Research. (19 de abril de 2011).The kids are allright. Obtenido el 3 de mayo de 2013 en http://www.nidcr.nih.gov/Research/ResearchResults/ScienceBriefs/Archive/SNIB2011/April/Pregnancy.htm en el contenido de Inglés
arriba de paginaARRIBA