Sobre el autismo

El trastorno del espectro autista (ASD) es un trastorno neurológico y del desarrollo complejo que se manifiesta en los primeros años de vida y afecta cómo una persona actúa e interactúa con otras, se comunica y aprende.  El ASD afecta la estructura y el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. Dado que afecta el desarrollo, el ASD se considera un trastorno del desarrollo.  El ASD puede estar presente durante toda la vida de una persona.

Las personas con este trastorno tienen:1

  • problemas para comunicarse e interactuar con otras personas;
  • intereses restringidos y conductas repetitivas.

Diferentes personas con autismo pueden tener síntomas diferentes.  Por este motivo, el autismo se conoce como un trastorno de espectro, es decir, que hay diversas características similares en personas diferentes que tienen el trastorno.1 En este sitio web se utilizan "ASD" y "autismo" con el mismo significado. 

Al diagnosticar el ASD, el profesional de la salud también especificará si la persona tiene al mismo tiempo:1

  • problemas intelectuales, incluidos problemas de razonamiento y memoria;
  • problemas del lenguaje, como problemas de habla;
  • otros problemas médicos o genéticos que estén relacionados con el autismo o contribuyan a él, como convulsiones o el síndrome de X frágil.

Ahora:  Según el DSM-5, alguien con síntomas más graves de autismo y alguien con síntoma menos graves tienen el mismo trastorno:  ASD. 

Antes:  En la versión anterior del DSM, el ASD era una categoría y había cuatro tipos de autismo dentro de la categoría. Estos eran trastorno autista (autismo “clásico”), síndrome de Asperger (que, en general, tenía síntomas más leves, en su mayoría relacionados con conductas sociales), trastorno desintegrativo de la infancia (en el que un niño se desarrolla normalmente durante varios meses o años y luego pierde habilidades relacionadas con el lenguaje, los movimientos y la coordinación, así como otras funciones cerebrales) y trastorno generalizado del desarrollo no especificado (PDD-NOS o autismo “atípico”, que incluía algunas de las características del autismo clásico o síndrome de Asperger, pero no todas).2

Los profesionales de la salud ya no utilizan estos términos para describir a alguien con ASD.

Citas

Citas Abiertas
  1. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 5th Edition. (2013). American Psychiatric Association: Washington, DC.
  2. Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders, 4th Edition Text Revision. (2000). American Psychiatric Association: Washington, DC.
arriba de paginaARRIBA