¿Cuál es la mejor manera de enseñar a leer a los niños?

Hay muchas maneras de enseñar y aprender a leer. Algunos métodos funcionan mejor que otros y algunos lectores aprenden mejor con un método que con otro.

En 1997, el Congreso le solicitó al NICHD que, junto con el Departamento de Educación, crearan el Panel Nacional de Lectura para revisar las investigaciones sobre cómo aprenden a leer los niños y determinar qué métodos de enseñanza son más efectivos a partir de la evidencia de las investigaciones. El Panel Nacional de Lectura desarrolló recomendaciones basadas en los hallazgos de las investigaciones de la lectura sobre la mejor manera de enseñar a leer a los niños. Descubrieron que el mejor enfoque para enseñarle a leer a la mayoría de los niños era brindar capacitación específica sobre los elementos más importantes de la lectura (conciencia fonémica, fonología, fluidez, vocabulario y comprensión). También observaron que la capacitación debía ser sistemática (bien planificada y coherente) y explícita. Si bien el Panel Nacional de Lectura fue creado hace ya más de una década, los hallazgos sobre la enseñanza de la lectura continúan siendo pertinentes.

Además, investigadores apoyados por el NICHD descubrieron otras cosas sobre el proceso de aprender a leer, incluidas, a modo de ejemplo:

  • Los investigadores mostraron que se podría reducir la cantidad de malos lectores en los primeros grados escolares al brindarle a los estudiantes una instrucción explícita (tal como recomienda el Panel Nacional de Lectura). Al trabajar de manera más intensiva en la lectura con los estudiantes del quintil más bajo de las clases, los investigadores le enseñaron a leer a prácticamente todos los niños.
  • Los investigadores obtuvieron imágenes de los cerebros de los lectores cuando leían y observaron qué partes del cerebro estaban activas durante el proceso de la lectura. Los investigadores también vieron que las áreas activas del cerebro diferían levemente en los malos lectores y los buenos lectores Tras utilizar una intervención para ayudar a los malos lectores a leer mejor y a superar sus dificultades con la lectura, los patrones de actividad cerebral durante la lectura de los malos lectores se asemejaron más a los patrones de los estudiantes que no tenían problemas con la lectura. Para más información sobre este hallazgo, visite https://www.nichd.nih.gov/newsroom/releases/brain_function en el contenido de Inglés.
  • Los investigadores descubrieron que los niños con dificultades para la lectura no son todos idénticos y que algunos estudiantes se beneficiaban más de intervenciones específicas que otros. Al utilizar grabaciones de la actividad cerebral, pudieron observar diferencias y determinar qué estudiantes responderían mejor años más tarde. Continuar con este tipo de investigaciones podría algún día ayudar a diseñar enfoques específicos para estudiantes individuales, para que más personas con problemas de lectura puedan aprender a leer exitosamente.

« ¿Cómo funciona a lectura? ¿Qué son los trastornos de la lectura? »

arriba de paginaARRIBA